Shinobi Chronicles

Noticias
05.08.15 La historia del foro recibe un giro grande, adelantándose 3 años en el futuro. ¿Qué les espera a las aldeas? Entérate sobre los detalles aquí.
22.07.15 Con la baja de actividad, la administración decide abrir un tema para que la comunidad aporte sus ideas con la intención de mejorar la situación del foro. Las ideas no tardaron en llegar y los usuarios discutieron la posibilidad de un reset parcial donde la historia del foro sería adelantada a 3 años después de la actual. Para más información visitar el tema aquí.
Bienvenido!

¡Hola! Bienvenido a Shinobi Chronicles. Disfruta de tu estancia en el foro, esperamos que sea de tu agrado y te registres para ser parte de la comunidad. Ofrecemos un seguimiento al manga y anime de Naruto con la libertad de desarrollar historias únicas con un personaje de elección. Contamos con un gran listado de jutsus. Cada personaje será diferente y podrá tener diferentes habilidades. Además brindamos la oportunidad de crear jutsus, clanes, organizaciones e invocaciones. Como extra, el foro tiene una sección de diseño con talleres y tutoriales.
Diviértete mucho y suerte en tu camino ninja!


ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte
 

 La guerra de principies, la paz de plebeyos.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
GoGo
GoGo
Chunnin
Chunnin

Estatus La guerra de principies, la paz de plebeyos.  TEfTTBCLa guerra de principies, la paz de plebeyos.  13BD1iZ
Especialidad Sensor
Atributos La guerra de principies, la paz de plebeyos.  LrHyh6g
Naturalezas La guerra de principies, la paz de plebeyos.  TNNEwG9La guerra de principies, la paz de plebeyos.  4JuLgvI
Armas
Spoiler:
 

Triunfos La guerra de principies, la paz de plebeyos.  FfQpGW1
Ryous : 5300R
Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 05/01/2015
Edad : 94

La guerra de principies, la paz de plebeyos.  Empty
MensajeTema: La guerra de principies, la paz de plebeyos.    La guerra de principies, la paz de plebeyos.  EmptyVie Mayo 22, 2015 1:31 pm

OFF:

Spoiler:
 

El operativo se desplazaba con urgencia, primitivos métodos de seguridad denotaban su escaso desarrollo tecnológico, -Espejitos… Que lamentable-tal vez como consecuencia de su aislamiento marítimo, ahora resultaban impedidos para actualizarse. Las extenuantes brigadas militares no solo interceptaron nuestro camino,  asolaban las murallas, los alrededores y  la ciudad encarnaba dentro a sus soldados, seguramente hacen buen uso de los recursos civiles, -me pregunto ¿Cuánto tiempo soportaran sus aldeanos? Las tropas siempre  generan  incomodidad entre los pacíficos campesinos, ¿Incomodidad? ¡Ja! A veces resulto ser demasiado indulgente,  la palabra es repugnancia…. Repugnancia  que lentamente engendrara enemigos a puerta cerrada, los cuales, como todos, deben ser temidos. Entonces… ¿Era muy tonto, muy poderoso o muy ciego su líder? O simplemente gozan de una economía boyante, donde el presupuesto ha sido gastado en espejos…

Los remedos de shinobis se plegaron a los lados en una rápida contracción, agachando la cabeza como cachorros timoratos, amaestrados a la voz de su amo, me dio pena verlos perder el último ápice de dignidad que imaginariamente, aun podía llegar a asignarles. Una voz grave desdibujaba en la niebla una silueta robusta, sus pisadas podían sentirse pesadas en cada paso, esperaba impaciente divisando entre la bruma su figura, acompañado por un chiquillo enclenque, al que no le tome demasiada importancia.

Un papanatas exclamo tiritante  –¡Lo……Lord Mizu…. zukage tenemos a dos forasteros! – No había cosa que odiara más que ese nacionalismo barato, inculcado en los pusilánimes, un falso valor para que los débiles pudieran hacerse escuchar, para darse un lugar, ¿Qué? ¿Acaso eran incapaces de darse cuenta? Absurdos… ¡No son nada!, Solo han visto la luz de este mundo para ser sacrificados como cerdos en un matadero, para ser nuestro juego… … ¿Así que Lord Mizukage? Vaya... El “magnificente” líder de la aldea ha venido a recibirnos, ni parece que estén bajo alerta Jumm, Creo que no estoy muy actualizada.- ¿Soberbia dijo?... Un hombre tan sabio como Lord Mizukage, ¿Cree entonces, que una servidora  es vil solo en tiempos de prosperidad?  Le invito a conocerme mi “Lord”– espete recargando mi entonación en la última frase. Estaba claro que el señor gozaba las ventajas de un titulo de falsa nobleza, ¡Lord! No sé cómo es incapaz de no reconocer las castas, -la ofendida debería de ser yo- exclame llevando mis manos al pecho afligida, escondiendo mi belleza detrás de rizos de bronce.

-Era evidente que el vejete senil ya tenía problemas para escuchar- una pausa me presidio para continuar -Ammmm, como ya dije mi Lord, somos embajadores del país de la tierra- sonreí apacible, con cierto aire falaz, los ventarrones helados sacudían el manto evolvente de mística traslucida, permitiéndome ver a la sombra acuática y su acompañante. Mis ojos verdes buscaron los suyos en señal de respuesta, frágil e indefensa, el abrigo que me cubría fue arrancado por las fauces del viento, dejándome con un toplees que casi parecía resbalar con el capricho del movimiento. Los orbes oculares de los presentes se perdían en mi cuerpo, hasta culminar en el pantalón ceñido de cuero que terminaba más abajo de las caderas. Cualquiera que no lo hiciera seria ciertamente motivo de mofa, por su falta de vigor masculino, algo que siempre me consto, es que aparte de letal era plenamente hermosa.  

Los tacones resonaron en un eco, di algunos pasos para acercarme a la corpulenta persona del kage, -Eloane Du Aracnea, emisaria de Lady Tsuchikage….- espere unos segundos antes de proseguir, quería observar su reacción, seguramente le causaría asombro, así como a mí me lo causo encontrarme con un señor de ¿Cuántos? ¿Cuarenta y cinco? – Supongo mi Lord… Qué usted también tiene preguntas- continuaba sonriente agitando mi cabello con una mano-  Para serle franca, pensaba encontrarme con un muchachito afeminado a cargo de la aldea, pero me hez grato saber, que un hombre de su envergadura ha tomado las riendas, ¿Debería llamarlo Nidaime?Si tener una crisis de pánico, con una sobre ocupación militar cuenta como gobernar, claro que me alegra, miren cuanto, wiii…- El motivo por que hemos viajado hasta –su foso de perdición- su esplendida aldea, son motivos diplomáticos, no creo que este de mas mencionar, que este lugar resulta inapropiado para comentarlo ¿No cree Lord… ….? -Aguarde a que se identificara, no solo como el Mizukage, al menos es lo que haría un verdadero hombre con una dama, -ademas sinceramente este lugar era un basurero.-

-Mizukage…. Me parece innecesario empuñe su espada, su magnificencia, no se puede ver opacada por algo como la cobardía,  usted verá, solo los mediocres amenazan desde lo que ellos creen grave, para hacernos ceder ante el miedo, como han hecho ellos…  Orillándonos a renunciar, como si aquello por lo que lucháramos no fuera lo más preciado para nosotros… ¿No es acaso lo más preciado su aldea Borsalino? Estoy segura que la gran sabiduría de mi Lord, será basta para comprender lo importante de mi visita, -Si es que la senilidad no lo a dejado atrofiado - extendí la palma de mi mano de manera femenina, como si esperara ser guiada, sonriente comente -¿Entonces, desea usted continuar hablando aquí, o prefiere pasar a un sitio más privado? El carmesí de mis labios rosaba ligiamente entre cada palabra, como si de un coqueteo se tratara. –Por cierto, lady Tsuchikage, le ha mandado información clasificada, ¿No está interesado en ella? Tatsuya por que no les muestras solo un poco…. Puede que ellos, también nos enseñen algo- dije insinuante.

Permanecía de pie, frente a frente, con un aire un tanto siniestro, fue entonces que mis pupilas se dilataron, un instinto asesino me cubrió, lanzando una mirada homicida, tal como una araña, cuando atrapa en su trampa a su presa, algunos de los patéticos ninjas se amedrentaron retrocediendo asustados – ♫Una tormenta de sangre♫, ♫una tormenta de sangre♫, ♫una tormenta de sangre♫- musitaba al ritmo solo para mi persona,
-¿Estaremos preparados para lo que se viene, mi Lord? O sera a caso que... ¿La soberbia merma su sabiduría?, enemigos fuera de lo normal, pueden estar acechándonos fuera, justo ahora ¿Sera el momento para unir fuerzas?...-

_________________

La guerra de principies, la paz de plebeyos.  2z6ci2b
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tatsuya
Tatsuya
Tsuchikage
Tsuchikage

Estatus La guerra de principies, la paz de plebeyos.  TEfTTBCLa guerra de principies, la paz de plebeyos.  13BD1iZ
Especialidad Genjutsu
Atributos La guerra de principies, la paz de plebeyos.  KnwSmrM
Naturalezas La guerra de principies, la paz de plebeyos.  4JuLgvILa guerra de principies, la paz de plebeyos.  MOQYpUELa guerra de principies, la paz de plebeyos.  1LOq1xVLa guerra de principies, la paz de plebeyos.  U9S25Uh
Armas
Spoiler:
 

Ryous : 2000R
Mensajes : 613
Fecha de inscripción : 27/01/2015
Edad : 20

La guerra de principies, la paz de plebeyos.  Empty
MensajeTema: Re: La guerra de principies, la paz de plebeyos.    La guerra de principies, la paz de plebeyos.  EmptyVie Mayo 22, 2015 5:48 pm

¿Pecar de soberbia? ¿PECAR DE SOBERBIA? Eso era como pedirle a un perro que no moviese la cola, cuando se encontrase feliz. Era como pedirle a una persona que dejase de respirar. Pero, como era de esperarse, las personas no piensan sus frases antes de decirlas, y menos, a quien decirlas. La sangre del joven Shiba comenzaba a hervir, sus venas hacian un esfuerzo por hacerse notar, cada musculo de su cuerpo se tensaba, al momento de que tales palabras llegaron a sus oidos. ¿Quien demonios se creia el, como para decirle a alguien del calibre de Tatsuya, que hacer?.

Simples marionetas del Señor Feudal. De la gente poderosa. De gente como Tatsuya. Malditas figurillas, moldeadas por el poder politico y el economico. Seres sin valor. Eso... Era lo que eran cada maldita persona, que le impedia el progreso a los embajadores de Iwagakure. Y aun asi... Tenian el coraje de darle ordenes...

Palabras fuertes fueron las primeras en salir de la boca, del hombre que aparentemente dominaba el Pais del Agua, en un vano intento de intimidar a los extranjeros, de demostrar su supuesta valia, de querer convencer a los demas, que el era quien tenia los pantalones puestos ahi...

Pobre imbecil...

Dos figuras, emergiendo de entre la bruma, como sombras que salen de su escondite, cuando consideran oportuna su presencia. Un hombre maduro, y otro no tanto. Que buena bienvenida.

Nuevamente, Eloane hacia uso de su flexible lengua, para endulzar a los pobres mortales que le escuchaban, como una sirena, que encanta a sus victimas, para luego llevarlas a su perdicion. El viento, siendo un complice de las tacticas de Eloane, arranco su abrigo, dejando a la vista de todos, sus notables atributos fisicos. Realmente habia sido bendecida por los dioses, con un cuerpo de musa, que ni el mas casto de los hombres podria ignorar. Y claro... Los presentes bajo ningun termino serian la excepcion.

Bajo la direccion de su compañera, Tatsuya siguio sus pasos hacia el frente, esperando la oportunidad de presentarse. -Tatsuya Shiba. Emisario de Lady Tsuchikage.- Recito, casi como un poema, el pelinegro; Cuyos dientes aprisionaban su lengua, en un intento de contener la ira que le causaba, el hecho de que un ser tan vulgar, ostentase el titulo de "Lord" por un capricho militar.

Eloane continuo un largo monologo, dando a entender a los obstaculizadores de la singular pareja. Burocratas. No eran mas que burocratas...

El protagonismo de Tatsuya en este acto, de la obra en Kirigakure, se veria mermado por causa de su compañera, a quien se le daban muy bien las palabras. A la indicacion de Eloane, Tatsuya sabia que, y cuanto, revelar. -Poseo una lista de nombres, que pueda que sean de su interes. Ademas, cierta informacion que se la transmitire verbalmente. Puesto que la mesa de los señores, no debe ser compartida con los perros, prefeririamos tratar esto con usted en privado.- La atencion de Tatsuya se desvio hacia el acompañante del Mizukage por unos segundos, lo suficiente como para darle a entender que el era ese ultimo sujeto en cuestion. Sus ojos azules le miraron con desprecio, como si estuviesen viendo a un ser inferior. Aunque... Tatsuya nunca se habia identificado especificamente por ser un "amor" con los demas. Sin embargo, las cientos de horas que habia pasado en un salon, recibiendo las diversas clases de etiqueta, modales, y demas, le habian enseñado, era la diplomacia. Esa util herramienta, arma favorita de la hipocresia. Canal predilecto del los caballeros de la alta sociedad.

Tatsuya pudo observar la mano de el acompañante del Mizukage, posada, sobre lo que parecia ser, una katana. Perfecto. -¿Usted no recibe muchos invitados, cierto, Mizukage? O, ¿Acaso no sabes que es un enviado diplomatico? De ser el caso, le podria ayudar a definirlo.- La hospitalidad, es un concepto universal, y, el hecho de que la Sombra del Agua, no tuviese ni un apice de esta, hablaba mucho, por si sola. -Oh, disculpeme ¿Es costumbre de Kirigakure recibir a los embajadores de otras tierras, con picos y palos? De ser asi, dejeme decirle, que nunca habia sido recibido de tal manera.- Tatsuya hizo una pausa, para dirigirle otra mirada a lo que parecia ser, el guardaespaldas del Mizukage -Digale a su lacayo, que mantenga esa espada envainada. Por favor. La guerra termino hace mucho. No tomes una actitud tan retrograda-El ilusionista demostraba, que sus palabras podian ser tan filosas como la mejor de las espadas, al ser estas ultimas, dirigidas al sujeto de los cabellos celestes.

_________________

Spoiler:
 


La guerra de principies, la paz de plebeyos.  Awg9RLB
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Borsalino D
Borsalino D
Jounin
Jounin

Estatus La guerra de principies, la paz de plebeyos.  7HHS1L4La guerra de principies, la paz de plebeyos.  KcLxfeY
Especialidad Médico
Atributos La guerra de principies, la paz de plebeyos.  KnwSmrM
Naturalezas La guerra de principies, la paz de plebeyos.  VNdAwAvLa guerra de principies, la paz de plebeyos.  4JuLgvILa guerra de principies, la paz de plebeyos.  1LOq1xV
Armas
Spoiler:
 

Triunfos La guerra de principies, la paz de plebeyos.  8rjOezi
Ryous : 500R
Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 05/01/2015

La guerra de principies, la paz de plebeyos.  Empty
MensajeTema: Re: La guerra de principies, la paz de plebeyos.    La guerra de principies, la paz de plebeyos.  EmptyMar Mayo 26, 2015 1:19 pm

Off: rolearé en primera, me es más cómodo.

Era muy esperado un pequeño esbozo del resultado del objetivo de la misión de fenris y hunter, el resumen de el de pelo azul fue mas que grato, esclareciendo la situación que provocó la llegada de la extraña nota a esperas de una buena reflexión sobre la información, no obstante, parecía que alguien ya parecía haber querido ir a saber la verdadera intención de un papel con quizás varios destinatarios, llegando a entrar en la mismísima konoha para pedir explicaciones en ella - Buen trabajo fenris - le susurré al joven espadachín, una corta felicitación pues de corto tiempo disponía para halagos, al menos acompañé las palabras con un gesto de aprobación sobre el hombro del chico con mi mano libre, ahora toca encontrarse con los forasteros.

De entre los 2 invitados, un joven varón y una esbelta mujer respectivamente se contestó a mi pregunta, fue esta última la que se adelantó a tomar la palabra haciendo que dirigiese mi atención hacia ella, serio y escuchando cada apalabra que de su articulada boca salía. La joven parecía molestarse ante mi aparición, más continuó sin embargo con su presentación como si nada, sus gestos eran finos y cuidados, como si estudiados hubiesen sido con antelación para la ocasión que se les presentaba y que buscaban desde que salieron desde quien sabe donde. Pues a pesar de que se identificó como una emisaria de la misma villa de la roca, no me era para nada convincente la fachada que nos presentaban a mis guardias y a mi. Aquella extraña cordialidad se quedaría en el puente y no llegaría más lejos, al igual que ellos, pues demasiada coincidencia, y no para mejor, era la de su presencia en Kirigakure y la de aquella amenazante nota que se recibió donde alguien advertía sobre un mal presagio para el futuro de la villa.

Sin embargo había que ser cauto, ambos tenían todas las papeletas de ser los propietarios de la nota, tapados y justificados con un papel en el que argumentaban ser emisarios de Iwagakure y que representaba la chica bastante bien
- Este lugar es más que apropiado para recibiros y para lo que tengáis que mostrarme también - le dije a la joven, de nombre Eloane al parecer, obviando todo lo demás que reproducía su lengua bífida, no me era grato tanta falsa cortesía de la supuesta terrorista que tenía en frente. Es por eso que no cedería ante su labia, ante una actuación que hizo hincapié en que me desarmara provocando que fuera ella misma la que desarmara su papel, un paso en falso sería el detonante de que me abalanzara hacia ella, de que antes de que la chica pudiese notar un simple movimiento de pies ya estuviese rebanada en 2 partes y callada para el gusto de los guardias, pero me aferraba a la prudencia y a esperar ese mal paso que ha decir verdad, prefería que no llegase.

Por otro lado, en tal caso de que fueran ciertas las palabras de la tal Eloane sabrían y notarían ambos que por mi silencio y pocas palabras además de la situación, que no estaban en el momento más oportuno para citar una audiencia diplomática conmigo, cualquiera con algo de ojo, interés o experiencia sabría que era mejor no tratar en este momento asuntos entre villas. Pues mi actitud de no mostrar interés en el mensaje o contenido que traían era más que palpable, ejemplo de ello el ni si quiera dar mi nombre a los invitados.

La chica Eloane cedió por fin su palabra al impecable chico que la acompañaba, presentándose como Tatsuya, curioso caso el del chico, pues ponía su granito de arena a seguir desmantelando toda cuartada que llevaban cual traje y que se desprendía como la prenda de su compañera
- ¿Enviado directo de lord tsuchikage y ahora de lady tsuchikage? - pregunté irónicamente tras su presentación, desmontándola, con un tono de voz directo y serio. El chico tomó de nuevo la palabra, tomándola sin embargo muy de lejos del exquisito uso que hacia de ella su acompañante femenina, desprestigiando la dignidad de los guardias que vigilaban sin descanso y empeño el puente al ponerlos al mismo nivel que un burdo perro. Pero el joven, no esperó a fallar y a tomar con cautela sus palabras, pasándose de listo al querer ayudarme a aprender el significado de su supuesto cargo, aquel cargo que olía ya fétido y que poca veracidad podía sostenerlo.

Sin duda pura provocación por parte del necio joven, que parecía no saber donde se encontraba ahora mismo
- Joven... - dije con cierto lamento y pena hacia él por como había comenzado - Creo que no me equivoco si digo que a todos los presentes nos gustaría saber, el numero de este tipo de encargos diplomáticos has hecho como para tener un ápice de como se trata a forasteros, adelante, a todos nos gustaría saber con la veracidad que ambos carecéis cuantas veces saliste a encontrarte con otra aldea para tratar asuntos de estado... - al fin me arranqué a contestarle al pobre novato, poniendo en duda la experiencia de la que alardeaba, haciendo una pausa para continuar - Es mejor que os marchéis, no tendré una cita con nadie en estos momentos da igual el tema que sea, no ahora.... Más adelante quizá - acabé, dando un final abierto al supuesto objetivo que portaban los supuesto emisarios. Pero debajo de mis palabras no había más que la mera intención de no avivar el combate que seguro que los 2 terroristas buscaban, dándole largas a ambos de la mejor manera que encontré para la ocasión, quizá la que merecían.

Por lo tanto, y sacando una leve conclusión del primer diálogo, si los 2 forasteros insistían habría que recurrir a la prudencia dado la poca firmeza de su actuación, sin embargo, de darse media vuelta y marchar podría empezar a considerar las intenciones de las que hablaban, los siguiente actos supondrían el desencadenante de una cosa u otra.

_________________

Hay que follarse a las mentes.



· Narro · Pienso ·
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Susano
Susano
Hokage
Hokage

Estatus La guerra de principies, la paz de plebeyos.  7HHS1L4La guerra de principies, la paz de plebeyos.  13BD1iZ
Especialidad Sensor
Atributos La guerra de principies, la paz de plebeyos.  LrHyh6g
Naturalezas La guerra de principies, la paz de plebeyos.  TNNEwG9La guerra de principies, la paz de plebeyos.  MOQYpUELa guerra de principies, la paz de plebeyos.  EH0PJ3KLa guerra de principies, la paz de plebeyos.  ETdgM8Y
Ryous : 2000R
Mensajes : 124
Fecha de inscripción : 10/01/2015

La guerra de principies, la paz de plebeyos.  Empty
MensajeTema: Re: La guerra de principies, la paz de plebeyos.    La guerra de principies, la paz de plebeyos.  EmptyMiér Mayo 27, 2015 10:42 pm

Los forasteros tan solo eran dos; un shinobi y una kunoichi, ambos emisarios de la aldea de la Roca que parecían haber arribado en Kiri por meros asuntos políticos, esos que habían llevado al propio celeste a desplazarse hasta la aldea de la Hoja. ¿Iwa?… Habiendo culminado su misión en Konoha, y pronto con el informe de Ace sobre Suna, estarían al tanto de tres de las grandes aldeas ninjas del continente, incluyendo a la propia Kiri. Eso restaba dos, Kumo e Iwa, y esta última parecía estar inmersa, al igual que ellos, en una misión de reconocimiento para con las demás villas vecinas. ¿Habrían pasado por otras aldeas? Fenris no se los había cruzado en Konoha, y dudaba que Ace se los hubiera cruzado en Suna, ¿Sería Kiri entonces su primera parada? Y si ese fuera el caso, ¿Por qué ir a tal extremo? Debido a la situación geográfica, Iwa y Kiri eran las aldeas más distantes entre sí. ¿Sería una extraña costumbre de Iwa empezar por el final? ¿O solo estaba entre sus planes el visitar Kiri?

Parte de los vigías de la aldea mantenían a los extraños a raya, en puente, cerrándose sobre ellos cual candado. Fenris no pudo evitar traer a su memoria el recuerdo sobre Konoha, donde se había encontrado en una situación similar. Solo que en aquel momento se cambiaban las tornas. Claro que ni Kiri estaba bajo ataque, ni ninguno de los forasteros era un gato. El uno era un joven de tez pálida, quizás rondase la edad del celeste, pero su porte era distinto, algo así como el que había experimentado al hacer encargos para el señor feudal. ¿Tendría aquel joven algún parentesco con la nobleza de su lejana villa natal? Su actitud por otro lado dejaba mucho que desear, un carácter pedante que destilaba arrogancia.- Parece que va a explotar…- Y es que las venas se le acrecentaban a la par que su tez adquiría un tono rojizo típico del enojo. Y no pudo evitar pensarlo el celeste, al ver dicha reacción en el joven pelinegro ante las palabras de la Sombra, quien los había tachado de soberbios.

Su acompañante, por el contrario, era una fémina de delicada figura e hipnotizante hablar. Pelinegra, al igual que el primero, pero de faz más atrayente. Su belleza no podía ponerse en duda.- Las prefiero más llenitas.- Declaró para sí el celeste cuando el viento, ansioso, puso sus garras sobre la prenda superior de la joven y tiró de ella, dejando el torso de la susodicha a la vista de todos. Fenris no supo si mandar a alguien a por la prenda, o quedarse observando el casi desnudo cuerpo de la extranjera. Se quedó con la segunda opción al deducir que para ella le era más cómodo estar así. Sin embargo el interesa de Fenris hacia ella empezó a mermar al escucharla hablar y al verla moverse. Su actitud no hacía más que causar intriga en el celeste quien intentaba ubicarla en algún estándar. Parecía versada en el uso de la lengua y entre tanta palabrería Fenris se perdía. Una actitud falaz que ya empezaba a molestar. A ojos del celeste la misión de aquellos dos era clara; entablar una relación Iwa – Kiri, ¿Por qué demonios tenia ella que dar tantos rodeos?

Fenris casi bufó al percatarse de la insinuación de la fémina, que dejaba a la Sombra como un cobarde. No importaba como lo decorase; ni con palabras bonitas ni con halagos medidos, aquella había sido su clara intención. Fue cedido entonces el turno de la palabra al otro joven, Tatsuya. El enojarse le tocó entonces a Fenris, quien tras enarcar una ceja no puedo emanar otra cosa sino desprecio hacia aquellas personas. El celeste apretó el mango de su arma con tanta fuerza que las uñas se le clavaron en la piel, mordiéndole hasta que emergió un fino hilo bermellón. Fenris no era muy dado a las palabras, y ya se había imaginado con marcado placer el cómo enterraba el filo de su arma en el cuello de aquella repugnante criatura, quien se creía a salvo tras un mísero título desde el que se veía con la seguridad de despotricar y degradar a su antojo. Poco parecía darse cuenta de que en la vida real, en peleas reales, su acreditación valía un comino. Parecía no saber, que en aquel preciso espacio y tiempo, poco o nada valía su dichoso título.

Y para colmo, no cesaba en su empeño de parecer altivo, como si regodearse en su falsa astucia fuera para él más que satisfactorio. Era plausible el que aquel par desconociera el estado de villas como Konoha, siendo entendible el hecho de que no entendieran el estado de alerta de Kiri. Sin embargo, lo que no era aceptable, era que llegasen como reyes a cuyas demandas había que acceder si o si y cuyos disimulados, y no tantos, insultos había que pasar por alto por el temor de no iniciar una revuelta. ¿A caso eso era ser un embajador? Despreciable. Llegan amenazando a los pobres guardias que deben hacer su trabajo, degradando a los ninjas de la aldea al nivel de un perro y colocando de mentecato a la Sombra de la villa, ¿Y encima quieren un camino de rosas, en cuyo trayecto se les bese los pies, hasta la llegada a una confortable estancia? Poco y nada le faltaba al celeste por abalanzarse contra la carroña, olvidándose incluso, por un momento, de la presencia de su líder. Sin embargo, la voz calma y serena de este fue un alto para él. Pensándolo bien, Fenris estaría en contra de su líder en lo referente a rechazar la visita de los jóvenes, al fin y al cabo la Sombra lo había enviado a él mismo a una misión parecida, pero la actitud de los susodichos no les ayudaba en nada. Fue entonces cuando Fenris relajó su faz, clavando su celeste mirada en el pelinegro, elevando su barbilla de forma notoria y dibujando en sus finos labios una media sonrisa. Arrogancia. Altivez. Soberbia. Altanería. Era todo lo que emitía en aquel momento y no le importó hacerlo, dejándolo claro.- Un perro, ¿eh?- Fue entonces cuando la malicia brilló en sus orbes con la fuerza de diez soles.- Pues veamos quien se va con el rabo entre las piernas…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
GoGo
GoGo
Chunnin
Chunnin

Estatus La guerra de principies, la paz de plebeyos.  TEfTTBCLa guerra de principies, la paz de plebeyos.  13BD1iZ
Especialidad Sensor
Atributos La guerra de principies, la paz de plebeyos.  LrHyh6g
Naturalezas La guerra de principies, la paz de plebeyos.  TNNEwG9La guerra de principies, la paz de plebeyos.  4JuLgvI
Armas
Spoiler:
 

Triunfos La guerra de principies, la paz de plebeyos.  FfQpGW1
Ryous : 5300R
Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 05/01/2015
Edad : 94

La guerra de principies, la paz de plebeyos.  Empty
MensajeTema: Re: La guerra de principies, la paz de plebeyos.    La guerra de principies, la paz de plebeyos.  EmptyMar Jun 02, 2015 1:21 am

¡Quién diría que “Lord Mizukage”! Es incapaz de codificar los mensajes verbales, no me había cruzado por la cabeza que los años, como gotas, poco a poco habían formado cuencos en su juicio. El bastardo no solo permanecía exánime,  su pasividad desesperaría a la propia madre Teresa, que con frecuencia veía despellejarse hasta la aburrición, a sus fieles animas encomendadas al sufrimiento.  


-¿Aquí?- replique confundida, -Después de todo, si era un desdeñable perro - Aquí…- suspire decepcionada,  -Dígame Mizukage… ¿Fueron los años?  El vigor de la juventud es medido por el afán curioso ¿El suyo murió? Me siento tan, pero tan afligida…. -Permanecí con la voz entrecortada, mientras mis verdes ojos se volvían vidriosos- Lo siento tanto mi Lord ¿Acaso al encender la chimenea, se dedica solo a mirarla? Ah escuchado bien, -para variar- Lord y Lady Tsuchikage-


Ante su negativa para desarmarse solo pude agregar; -Pensé trataba con un hombre, aunque el hombre prefiere ofender antes lo que ama, que lo que teme ¿Me equivoco su grandiosidad? El sabio líder debería procurar que sus actos sean siempre voluntarios, y no forzados, por mucho que pueda obligarle la necesidad ¿Es acaso pertinente responder los comentarios de un adolescente mal educado?-Haciendo referencia al artista de arcilla- , Bien pues, si las noticias de las tierras más lejanas de su confín –mierdero- de aldea, no despiertan su curiosidad,  supongo que no hay nada más de que “hablar”, mejor dicho, ya no tengo casi nada que decir…Igual que su excelencia  en nuestra reunión. No, no se moleste, jamás seria mi intención evidenciarlo….- ¡Mas!-


-Lady Tsuchikage lo espera en la aldea secreta de la roca, las instrucciones para entablar comunicación están en el pergamino, lo dejare aquí, por si su ímpetu resucita en los siguientes minutos… Mi eminencia, fue un gusto tratar con usted –Imbécil - Di la media vuelta mientras tronaba mis dedos, -Tatsuya- dije furiosa, -¡Nos vamos, tal vez papa tenga ganas de abofetearte!- mi abrigo parecía haber cobrado vida propia, siguiéndome por su cuenta al taconear, desapareciendo en la bruma, el pergamino había sido dejado en el suelo, justo en donde me encontraba parada hace segundos, no haría amagos de acercarme a la sombra de la niebla y a su insignificante acompañante, menos al empuñar sus armas, que como dice el dicho, deben ser siempre el ultimo método en utilizarse.

-¿Qué está haciendo aquí? ¿De verdad el bárbaro planea tener intenciones bélicas? Necesito una explicación, no, necesito detalles precisos de lo que pasa por su cabeza, de cualquier manera es inevitable conjeturar que la villa se encuentra horrorizada,  si bien pueden temer un ataque, también pueden resguardar tesoros. Estúpidos libros bingo, será que acaso…. No, es demasiado pronto, necesito hablar con él. Esperando al imberbe diplomático descendiente de los Shiva, le indique en qué dirección debíamos encomendarnos, teníamos visitas desde tierras muy lejanas, volando llegaríamos en un segundo, a diferencia de los habitantes de esta isla, nosotros si le daríamos la bienvenida.

_________________

La guerra de principies, la paz de plebeyos.  2z6ci2b
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tatsuya
Tatsuya
Tsuchikage
Tsuchikage

Estatus La guerra de principies, la paz de plebeyos.  TEfTTBCLa guerra de principies, la paz de plebeyos.  13BD1iZ
Especialidad Genjutsu
Atributos La guerra de principies, la paz de plebeyos.  KnwSmrM
Naturalezas La guerra de principies, la paz de plebeyos.  4JuLgvILa guerra de principies, la paz de plebeyos.  MOQYpUELa guerra de principies, la paz de plebeyos.  1LOq1xVLa guerra de principies, la paz de plebeyos.  U9S25Uh
Armas
Spoiler:
 

Ryous : 2000R
Mensajes : 613
Fecha de inscripción : 27/01/2015
Edad : 20

La guerra de principies, la paz de plebeyos.  Empty
MensajeTema: Re: La guerra de principies, la paz de plebeyos.    La guerra de principies, la paz de plebeyos.  EmptyMiér Jun 03, 2015 10:38 pm

La incapacidad de los lideres, siempre ha llevado a quienes los siguen, a la perdicion. Como un monton de ciegos, siguiendo a alguien cuya ceguera era peor que la de ellos, y esperando que los guie por el buen camino. El abismo era lo que les esperaba a aquellos quienes seguian al poderoso, cegados por su propia ignorancia; Como lo era el caso de las defensas trogolitas de Kirigakure, basadas en espejitos y objetos cortopunzantes, respaldadas por hombres sumisos, faltos de caracter, con un dudable poder, y dominados por un vejete con una autoestima demasiado alta, una estupidez exagerada, o un incomprensible miedo hacia los encargados diplomaticos, acompañado por la cereza del pastel, que seria su preferencia por las armas, antes que por las palabras. Asi, ¿o mas retrograda?

La Sombra del pais donde se encontraba Tatsuya, se habia negado a recibir de buena manera a los embajadores, con una base tan solida, como las de una casa construida sobre la arena; Alegando de que su preciado bloqueo, era un lugar mas que adecuado. -Claro. Un espacio publico rodeado por sus hombres. Perfecto.- Susurro Tatsuya, con una voz inaudible. Como un pensamiento para si mismo, que no pudo contener, tras las murallas que sus dientes formaban, al momento de que sus ojos azules se posaban devuelta en el Kage. El cual, continuo sus comentarios, aportando nada mas que carburo a la conversacion. Por Dios... ¿Sera que estos sujetos nunca habian tenido un aliado? O... ¿La falta de educacion basica, y reglas de cortesia, serian un punto secundario para esta aldea? De cualquier manera, parecian todos un monton de conejos asustadizos, que acababan de ver un lobo, en representacion de una mujer con curvas peligrosas, y un joven, cuyas manos denotaban que nunca habia tocado alguna herramienta de trabajo.

Al parecer, los comentarios filosos tambien se encontraban en el arsenal del Mizukage; Y estos salian a relucir, con direccion al ilusionista. Pobre. Cree que con eso se ganara el respeto de sus hombres. A estas alturas, el joven Shiba se comenzaba a compadecer del anciano. Combinando una reaccion de asco y lastima, dentro de su cuerpo. Cosa que no exteriorizaba, pues, a diferencia de su huesped, el si habia sido instruido en el arte del dialogo.

Tatsuya metio ambas manos en su chaqueta, lentamente, al momento que los labios de la Sombra comenzaban a moverse nuevamente, para articular alguna otra frase, que resultaria en un calvario para los odios del Shiba. ¿Cuanta falta de cortesia puede caber en un hombre? Y mas aun, ¿en un huesped?

Al escuchar su mas reciente frase, el Artista solto un corto bufido, mientras su cabeza miraba hacia abajo, y la sacudia lentamente, para luego formar una sonrisa en sus labios, que denotaba la gracia que causaba en este, cada palabra del Mizukage. En su ultimo logro, habia conseguido articular una frase entera, que contuviese mas de 8 silabas, alegando la falta de experiencia de Tatsuya, y desembocando en que esta era la razon, por la cual este no tenia idea de lo que era la cortesia. -Asi que ahora hay que ser un gran canciller, ¿para saber como se es bien recibido? Oh. Lo lamento. A veces olvido que la plebe como ustedes, nunca han conocido lo que es la atencion.- Bailen, altaneria y orgullo. Bailen. -Mucha atencion, señores. Ser humilde no significa ser maleducado. Lamento que ese, no sea su caso, "Lord".-

La indignacion habia sido por parte de ambos, Tatsuya y Eloane, por lo cual la femina tambien habia descargado sus pensamientos, al Kage. Dejando un pergamino en el suelo, al momento que sus poros expiraban rabia, y se daba la vuelta, dando pasos que resonaban en todo el puente. -Bueno. Fue un placer, caballeros. Espero se entiendan mejor con Lady Tsuchikage.- Las piernas de Tatsuya procedieron a girar, con una especie de aire, que solo un Shiba podia expeler al caminar. Dando la espalda, y habiendo caminado 4 pasos, el artista paro en seco, al lado de uno de los hombres de la Niebla, para brindarle una mirada con sus ojos -Dale esto a tu Kage. No pienso retroceder.- Con el folder en su mano derecha, golpeo con propiedad el pecho del shinobi, para que este lo tomase entre sus manos, cosa que hizo al momento de reaccionar.

Los pasos de Tatsuya se aceleraron, para intentar alcanzar a Eloane, quien ya se habia adelantado por el camino. ¿Cual seria el proximo movimiento de los embajadores de la Roca?

_________________

Spoiler:
 


La guerra de principies, la paz de plebeyos.  Awg9RLB
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Borsalino D
Borsalino D
Jounin
Jounin

Estatus La guerra de principies, la paz de plebeyos.  7HHS1L4La guerra de principies, la paz de plebeyos.  KcLxfeY
Especialidad Médico
Atributos La guerra de principies, la paz de plebeyos.  KnwSmrM
Naturalezas La guerra de principies, la paz de plebeyos.  VNdAwAvLa guerra de principies, la paz de plebeyos.  4JuLgvILa guerra de principies, la paz de plebeyos.  1LOq1xV
Armas
Spoiler:
 

Triunfos La guerra de principies, la paz de plebeyos.  8rjOezi
Ryous : 500R
Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 05/01/2015

La guerra de principies, la paz de plebeyos.  Empty
MensajeTema: Re: La guerra de principies, la paz de plebeyos.    La guerra de principies, la paz de plebeyos.  EmptyMiér Jun 10, 2015 12:47 pm

Off 1: Tanta palabra despectiva aburre y cansa...

Off 2: El contenido de vuestras cartas creo que deberíais colocarlo en algún spoiler, on rol no podría inventármelo(o al menos no debería).


Para calma de la aldea, los 2 visitantes tras mis rotundas y claras palabras decidieron marchar, no sin antes transmitir ambos su descontento con la fría acogida que tuvieron, una bienvenida que se ajustaba a la situación que pasaba actualmente la villa y que estando el verdadero borsalino un poco ocupado, el clon pareció solventarlo satisfactoriamente. No obstante y teniendo en cuanta la primera conclusión, quizás los 2 actores no eran más que ahora pobres emisarios afligidos por tal mal recibimiento, me compadecía porque aparentemente y a falta de que pudieran realizar una posible jugarreta, la chica de la diestra lengua captó certeramente mi intención y decidió marchar avisando a su acompañante a que la siguiera, no sin antes dejar un papel sobre el suelo del puente, quizás puede ser que fueran las personas equivocadas... - No creas que paso por inadvertidos tus sarcasmos joven, sin duda tu labia la tienes más que entrenada pero te invito tanto a ti como a tu compañero a la reflexión, y a comprender que actualmente la niebla ha sido amenazada con su exterminio, una amenaza que casi coincide con vuestra llegada y que os pone directamente en el punto de mira... por lo que el simple hecho de marcharos lo consideraría un desmarque de la etiqueta de terroristas que ahora mismo tenéis colocada - dije en primer lugar, parando para tragar saliva mientra no quitaba la vista de ambos - Si de verdad sois quien dudablemente decís, emisarios de la roca, y las bandanas que poseéis no son burdas copias echas para la ocasión, consideraré y lamentaré más adelante vuestra llegada hasta aquí con tan frío recibimiento... Dadle mi palabra a vuestra tsuchikage si de verdad venís de la roca que, la niebla contactará con vuestra villa para reabrir el diálogo que no se ha podido producir debido a la situación que estamos pasando, y que de llegar ese diálogo a buen puerto hermanar ambas aldeas si así pudiera ser - dije contestando las últimas palabras de la chica, la cual ya marchaba.

El refinado chico siguió las acciones de su acompañante, también disgustado por el trato que se les dio, un trato prudente y a la defensiva, la villa no se podía permitir fiarse de todo aquel que se acercara y hablara de buenas intenciones que coherentemente podrían no tener.
- No descatimes una hospitalidad que no has recibido, el que no te la hayamos dado no quiere decir que no la tengamos joven. No estamos abiertos ahora a mantener contacto con nadie como ya dije antes, la aldea necesita evaluar acontecimientos como este y otros pasados.... Cuando actuemos contactaremos con Iwagakure - dije por último haciéndole un gesto con la cabeza al guardia que recogió el papel que dejó este, a primera vista inofensivo al igual que el de su compañera, de haber sido una trampa los guardias se alertarían de ello. El guardia de paso también fue a recoger el otro papel, llegando hasta mi posición y entregándoselos a fenris, mi gesto le sirvió para para captar la orden, después de ello se colocó a espalda nuestra junto con su compañero.

Los 2 supuestos emisarios marcharon pero tenía la certeza de que me escucharon, perdiéndose en la niebla pero no para los guardias, que aún seguían atentos a ellos con sus habilidades sensoriales, se iban solos, por donde vinieron. Si eran listos comprenderían el trato, y si de verdad su villa valoraba a la niebla marcharían apaciguadamente sin montar alboroto, ganando de esta forma lo que les prometí, ya que por interés mutuo y si era cierto de que no estaban detrás de la amenaza, ambas aldeas se pueden necesitar mutuamente llegado un mal momento.

Me giré, hasta estar de cara con los 2 guardias, fenris al momento hizo lo mismo
- No os relajeis... seguimos en alerta, sed cautos y seguros hasta nuevo aviso - les musité a ambos, uno de ellos se fue directo a su puesto, el otro simplemente nos siguió a fenris y a mí para cruzar de nuevo el puente una vez mas e ir hasta el despacho, allí el chunin de pelo celeste me detallaría de mejor forma sus andadas fuera de la aldea.

_________________

Hay que follarse a las mentes.



· Narro · Pienso ·
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




La guerra de principies, la paz de plebeyos.  Empty
MensajeTema: Re: La guerra de principies, la paz de plebeyos.    La guerra de principies, la paz de plebeyos.  Empty

Volver arriba Ir abajo
 

La guerra de principies, la paz de plebeyos.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» el dia que james blunt salvo al mundo de la 3 guerra mundial
» Biografia de Sendero de Guerra (Warpath pa los que prefieran el nombre ingles)
» DOOMWAR, la guerra llega a Wakanda
» Crónicas de la guerra de los ríos
» Kingdom hearts 2.5 La gran guerra.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Shinobi Chronicles. :: General :: Papelera-