Shinobi Chronicles

Noticias
05.08.15 La historia del foro recibe un giro grande, adelantándose 3 años en el futuro. ¿Qué les espera a las aldeas? Entérate sobre los detalles aquí.
22.07.15 Con la baja de actividad, la administración decide abrir un tema para que la comunidad aporte sus ideas con la intención de mejorar la situación del foro. Las ideas no tardaron en llegar y los usuarios discutieron la posibilidad de un reset parcial donde la historia del foro sería adelantada a 3 años después de la actual. Para más información visitar el tema aquí.
Bienvenido!

¡Hola! Bienvenido a Shinobi Chronicles. Disfruta de tu estancia en el foro, esperamos que sea de tu agrado y te registres para ser parte de la comunidad. Ofrecemos un seguimiento al manga y anime de Naruto con la libertad de desarrollar historias únicas con un personaje de elección. Contamos con un gran listado de jutsus. Cada personaje será diferente y podrá tener diferentes habilidades. Además brindamos la oportunidad de crear jutsus, clanes, organizaciones e invocaciones. Como extra, el foro tiene una sección de diseño con talleres y tutoriales.
Diviértete mucho y suerte en tu camino ninja!


ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Así que al fin nos encontramos...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Tatsuya
avatar
Tsuchikage
Tsuchikage

Estatus
Especialidad Genjutsu
Atributos
Naturalezas
Armas
Spoiler:
 

Ryous : 2000R
Mensajes : 614
Fecha de inscripción : 27/01/2015
Edad : 18

MensajeTema: Así que al fin nos encontramos...    Miér Dic 16, 2015 11:12 pm

Las explosiones podían llegar a ser algo muy molesto en verdad. Destellos efímeros de pura energía y destrucción, que no hacían nada más que robar por completo la paz de un lugar. Con su estruendosa presencia e intoxicante humo, era el arma preferida de los terroristas, y, por desgracia, también parecían ser santos de la devoción de aquel, o aquellos, atacantes que se disponían a destruir la Roca. Una segunda explosión se escuchó desde lo lejos, esta vez, proveniente de la entrada de la aldea. Lugar donde el mismo Tsuchikage había mandado a su hermano menor a defenderla. “¿Estará bien?” Fue el primer pensamiento que ataco la mente de la Sombra, haciendo que todo lo demás en su cabeza pasara a segundo plano, con la simple posibilidad de que su hermano, aquel por el que daría la vida, pudiese estar lastimado de alguna manera. Si, era cierto. Su hermano poseía una particularidad que Shion jamás había visto en alguien más, la maldición de la inmortalidad. Aquel de los cabellos dorados aun no sabía cómo se desarrollaría esta habilidad, si su cuerpo dejaría de envejecer, o simplemente no podría ser asesinado por la mano del hombre. Si bien era cierto que su cuerpo no podía morir, esto no le quitaba la facultad de sentir dolor, como cualquier otra persona normal. Y eso, en efecto, era justamente lo que atormentaba la cabeza del Shodaime. No podía recordar una época en la cual algo además de su religión fuese de relevancia para el mayor de los Izadamu; Siempre siendo Akuma la excepción a todo esto. Por alguna razón, que quizá incluso Shion desconocía, aquel impertinente gozaba de todos los privilegios que su hermano pudiera ofrecerle, incluyendo su protección.

La velocidad con la que se movía el curioso transporte de Gilgamesh pareció incrementar considerablemente, como si las emociones funcionaran como combustible para este. El sonido metálico comenzó a sonar más fuerte, más furioso, mas desesperado, quizá. Aquella gigantesca ola de polvo dorado fue abordada de un segundo a otro, por un uniformado de la aldea. Un efectivo sin duda. Que pareció estar lo suficientemente desesperado, u osado, como para entrar en el espacio personal de su Kage. – Lord Tsuchikage, traigo noticias del Cuartel General.- La mirada determinada de Shion no se desvió del frente, como ignorando la presencia de su subordinado. Si tenía algo que decir, sería mejor que se diera prisa. Cuando Shion perdía los estribos, era inclusive capaz de hacer que su oro se tragase entero al hombre, por el hecho de no darse prisa. Aquel estado de desesperación fue percibido por el shinobi de la Roca, quien prosiguió rápidamente, sin buscar una aprobación para continuar. –Los sensores de chakra y calor posicionados en los perímetros de la aldea han detectado una presencia solitaria en la montaña que se encuentra frente a la Aldea, mi lord. Se sospecha que dicho individuo es artífice de los más recientes ataques a las murallas, y tenemos razones para pensar que trabaja solo. Es la única presencia fuera de la aldea que es detectada, y no hay equipos en misiones fuera de esta. ¿Cómo quiere que procedamos, Gilgamesh-Sama?- La mente de Shion se vio nuevamente invadida por una duda. ¿Atacar al agresor, o proteger a su hermano? Si iba primero por Akuma, esto le daría tiempo al terrorista de escapar, o prepararse mejor. La respuesta era clara. A veces había que sobreponer el deber, sobre el querer. Los labios del sacerdote dejaron escapar un inconforme suspiro, hasta su cuerpo estaba indispuesto a hacer lo que se debía hacer. –¿Tienen la posición del sospechoso?- El shinobi asintió –Bien. Me encargare de él. Quiero que sellen absolutamente todas las salidas y las rutas. No quiero que nadie entre ni salga. Cualquiera que lo intente, elimínenlo.- Las ordenes habían sido dadas, y tajante como siempre, el Kage no dejaría que de esta situación emergiesen cabos sueltos.

No había tiempo para discutir el porqué del informe tardío, y si bien era cierto, este importaba, no era el momento ni el lugar. Después se decidiría que se haría con la incompetencia de los mismos shinobis.
La ola se dirigió hacia la montaña, y en el transcurso del viaje, aquel shinobi le mostro un pad a su Kage, donde se denotaba la posición exacta del atacante. Justo a la mitad del recorrido hacia arriba.

El capitán de la ola se detuvo con este, frente a la montaña. –Ya siento tu calor…- Susurro Shion. La oscuridad era absoluta, el amanecer estaba cerca, y por ello se encontraban en la etapa más oscura de toda la noche. La visión era nula a estas alturas, y lo que guiaba al mismo Shion, era el calor que producía el cuerpo de su enemigo. El único ser en 200 metros. Las manos del Tsuchikage se juntaron, y su figura desapareció por completo del ojo humano.

Sonrió. –Es hora de ver quien se atrevió a atacar mi aldea.- Y susurro…

Un poderoso salto fue todo lo que tomo para que los pies de Shion pasaran de la estructura dorada, a la ladera de la montaña. -100 metros… Estas cerca…- El invisible hombre dorado comenzó a caminar tranquilamente en dirección del calor, con sus manos danzando, formando sellos y moldeando su chakra.

El silencio era algo que no dominaba en el ambiente, eso era seguro. A tal distancia de la aldea, la agitada gente podía escucharse con claridad. Aquel desgraciado había brindado una noche intranquila. Era hora de que comenzara a pagar.

Jutsus:

Activo:
Spoiler:
 

Usados:
Spoiler:
 

_________________

Spoiler:
 


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
DaZ
avatar
Jounin
Jounin

Estatus
Especialidad Médico
Naturalezas
Armas
Spoiler:
 

Ryous : 600R
Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 30/03/2015

MensajeTema: Re: Así que al fin nos encontramos...    Mar Dic 22, 2015 9:23 pm

El escenario esperado, las reacciones en consecuencia de los actos, sería el Tsuchikage alguien tan indiferente al dolor de sus aldeanos?, debía de haber algún motivo por el cual no apareciese hasta el momento; podría haber estado equivocado y aquel muchacho que apareció en la entrada podría haber sido efectivamente el Tsuchikage, sin embargo habian detalles que no permitian pensar que esa era la opción correcta, su forma de pelea, su fuerza, y aunque el dato de la juventud del kage coincidia si con la vitalidad de aquel muchacho, estaba seguro que ese no era el kage de la aldea de la roca.

- El escenario aún esta a mi favor.

Aunque no sabía a ciencia cierta que paso luego de aquella explosión del clon y de mi oponente no dejaba de mantener la atención en los acontecimientos mencionados anteriormente, el resultado de aquella explosión, y el brillo de aquella ola que se acercaba más y más de manera intempestiva.

* Eso no es para nada una acción simple, acaso eres tú? Tsuchikage? *

Calculo de tiempos, no estaba seguro de su posición solo podía ver donde se habia detenido aquella ola sobrenatural, tenia los preparativos necesarios para cualquier ataque sorpresa, mientras desenvainaba una de las 5 espadas que poseía antes de realizar los ataques, y la sostenía con mano firme apoyada contra el pecho.

- Estoy aquí para dar un nuevo comienzo a la Aldea de la Roca, Tsuchikage, esperaba que fueras capaz de entender que no estas tratando con un simple criminal, trata de no lamentar las consecuencias de tus actos.

Hablaba como si fuese a recibir respuesta alguna, la batalla sería inminente, nubes oscuras sigilosamente tomaban lugar en el cielo ya casi claro, como si una tormenta llegara en cualquier momento


Jutsus Usados:

Turnos anteriores:

Spoiler:
 

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tatsuya
avatar
Tsuchikage
Tsuchikage

Estatus
Especialidad Genjutsu
Atributos
Naturalezas
Armas
Spoiler:
 

Ryous : 2000R
Mensajes : 614
Fecha de inscripción : 27/01/2015
Edad : 18

MensajeTema: Re: Así que al fin nos encontramos...    Lun Dic 28, 2015 3:44 pm

“Arrogantes palabras, de parte de alguien que espera que lo vayan a buscar” Penso, Gilgamesh. El Tsuchikage no podía darse el lujo de expresar de manera abierta sus pensamientos. El silencio era oro; Sin embargo, el sacerdote casi luchaba por morderse la lengua, y no responder a los comentarios del terrorista, cuya voz alcanzaba los oídos del Kage. La distancia había sido reducida a la mitad desde que Shion comenzó su marcha, ahora, escasos 50 metros lo distanciaban de su enemigo. Su calor podía ser detectado, y su silueta era distinguible entre las sombras. Según su silueta, y su voz, se trataba de un hombre maduro. En definitiva alguien con experiencia, ningún novato. Pero claro, experiencia no es sinónimo de habilidad, pues de las derrotas también se adquiere experiencia. Todo es relativo en este mundo, y todo depende de las perspectivas, pero… No se está aquí para filosofar, no esta vez, quizá en la próxima ocasión.

La sombra de la Roca daba de frente a la robusta espalda del shinobi. En definitiva aquel joven Supremo Sacerdote se enfrentaría a un “Viejo Roble”, curtido en el campo de batalla, y forjado por los mejores maestros armeros. El aire se comenzaba a tensar. Todo se resumiría en pocos momentos. La lucha incansable entre “El bien contra el mal”, donde cada quien defendería sus ideales, en una demostración de poder. Era hora de que se demostrase quien era superior, y quien saldría caminando de ahí. “Bien, Shion. Acabalo rápido”. Las intenciones del chico de los cabellos de oro, en ningún momento serian prolongar la batalla más de lo necesario. Un golpe directo era todo lo que se necesitaba. Si bien era cierto, había otras maneras de ganar una batalla, esta no era ocasión para experimentar. Sus blancas manos se juntaron una vez más, esta vez formando un sello de Carnero, mientras sus dotes de Ilusionista comenzaban a manifestarse. El cuerpo de aquel criminal sería incapaz de mover un solo musculo de su cuerpo a voluntad propia. Aquello había terminado antes de si quiera comenzar. La confusión, la sorpresa, el sigilo, todo se había reunido en un solo punto para ser aprovechado por el religioso caballero de armadura dorada. Las manos continuaron danzando, mientras bajo una zona de 20 metros alrededor del criminal, se transformaba, como por acción de alquimia, en un polvo dorado que sería su perdición. Manos doradas comenzaban a subir por su cuerpo, enredándose en sus piernas y brazos, restringiendo de manera preventiva sus movimientos. Gilgamesh podría acabarlo enseguida, pero… Había que darle tiempo al tiempo.
Jutsus:

Spoiler:
 

_________________

Spoiler:
 


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Así que al fin nos encontramos...    

Volver arriba Ir abajo
 

Así que al fin nos encontramos...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Shinobi Chronicles. :: País de la Tierra :: Aldea de la Roca :: Alrededores-