Shinobi Chronicles

Noticias
05.08.15 La historia del foro recibe un giro grande, adelantándose 3 años en el futuro. ¿Qué les espera a las aldeas? Entérate sobre los detalles aquí.
22.07.15 Con la baja de actividad, la administración decide abrir un tema para que la comunidad aporte sus ideas con la intención de mejorar la situación del foro. Las ideas no tardaron en llegar y los usuarios discutieron la posibilidad de un reset parcial donde la historia del foro sería adelantada a 3 años después de la actual. Para más información visitar el tema aquí.
Bienvenido!

¡Hola! Bienvenido a Shinobi Chronicles. Disfruta de tu estancia en el foro, esperamos que sea de tu agrado y te registres para ser parte de la comunidad. Ofrecemos un seguimiento al manga y anime de Naruto con la libertad de desarrollar historias únicas con un personaje de elección. Contamos con un gran listado de jutsus. Cada personaje será diferente y podrá tener diferentes habilidades. Además brindamos la oportunidad de crear jutsus, clanes, organizaciones e invocaciones. Como extra, el foro tiene una sección de diseño con talleres y tutoriales.
Diviértete mucho y suerte en tu camino ninja!


ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Despacho del Kazekage

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Jin Kisaragi
avatar
Kazekage
Kazekage

Estatus
Especialidad Fuinjutsu
Naturalezas
Ryous : 2000R
Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 02/08/2015

MensajeTema: Despacho del Kazekage   Vie Ago 07, 2015 12:10 am

El sol, la arena, el viento. Tres componentes básicos que distinguían el País del Viento, de las demás naciones. Sus infértiles suelos; Vastos desiertos, laberintos para los inexpertos, y parques de juegos, para los veteranos, curtidos por las implacables horas bajo el sol. Tierra manchada por la sangre de tus inocentes, vientos contaminados con la fetidez de las ideas de tus corruptos, ¿Podrás, oh pueblo de arena, limpiar tu imagen a estas alturas? ¿O estarás condenada para siempre, a vestir la túnica de la locura? Malditas aquellas almas que dedican su tiempo en esta tierra, a condenar a los demás, bajo su misma insensatez.

365 lunas habían pasado desde que el pueblo de la Arena había recibido a su Sandaime. Las lenguas corrían venenosas por las calles de la metrópolis. Como era de esperarse, no se puede quedar bien con todo mundo, y algunas voces comenzaban a expresar sus opiniones, con respecto a Jin. Los más ancianos decían que él era bueno con el kunai en la mano, no con la pluma. Y los más jóvenes, fanáticos, opinaban que Kurusu nunca debió dejar la silla. Estas, y otras cosas, llegaban a los oídos del rubio, quien sentía pena por el pueblo que había salvado de la locura. -Hay personas que no desean ser salvadas, milord- Como una aguja que perfora una burbuja, aquella frase saco de su pensamiento profundo, a aquel que ostentaba el título de Kazekage. Jin se pasaba las tardes observando desde la ventana de su despacho, aquel en el cual habían caído sus compañeros, simplemente viendo a la gente pasar, y vivir sus días. Aquella tarde no era la excepción.

Con sus finas y negras agujas, reloj de la pared marcaba las 3:30 de la tarde. El cargamento de los papeles correspondientes a la aldea llegaba usualmente a esas horas, pero… Aquel anciano del consejo, no era el encargado de llevar los documentos. Algo sucedía, para que uno de los ancianos apareciese por su cuenta ante la presencia del Kazekage. Los mechones rubios que adornaban la frente de Jin se balancearon suavemente, a capricho del viento, con el movimiento de cabeza que hizo este, para dirigir su mirada al anciano. –Tome asiento, honorable- La enguantada mano de Jin señalo una de las sillas frente a su escritorio, mientras el cuerpo del mismo se acomodaba en su silla. El miembro del consejo procedió a sentarse en la silla indicada, con la lentitud característica de una persona de su edad, y el parloteo comenzó. –Sabes, Jin… En el consejo, soy de los pocos que apoyan tu mandato. Se ha hablado de exiliarte, incluso de matarte. Pero yo creo en que lograras hacerlo, muchacho.- El semblante de Jin permaneció intacto. Su espalda se curveo hacia delante, y apoyo sus codos en el escritorio, para sostener su barbilla con sus el dorso de sus manos entrelazadas. Sus verdes parecían captar todo movimiento en la habitación, no dejando de sentir cierta inquietud. El anciano prosiguió –Aunque algo es cierto, Kisaragi-sama. Ya te divertiste un año en esa silla. El tiempo de jugar acabo, y lo sabes. Aún hay demasiados problemas, para que te la pases viendo cada puesta de sol desde este ventanal, todos los días. ¿Sabes? Un criminal altamente peligroso acaba de escapar de su prisión especial. Vegeta, un peligroso asesino, con puños que derriban murallas, y un chakra que me pone los pocos cabellos que me quedan, de punta. Y ese es solamente uno de los problemas a los que nos enfrentamos. Las demás naciones aún mantienen este maldito bloqueo comercial. Vivimos por pura suerte.- Bajo la capa de piel estirada, y huesos que se mantenían unidos por pura gracia del destino, residía el espíritu de un hombre, que a su avanzada edad, aun hervía por el deseo del bien de su amada tierra. La mirada de Jin conservo su apariencia, pero su mente ya viajaba por los confines del pensamiento que le caracterizaba.

Ambas personalidades continuaron su conversación hasta que el Astro Rey se ocultó tras sus filas, para descansar luego de su rutinaria jornada. Cuando la Dama del Cielo estaba en su punto más alto, alumbrando a los mortales que contemplaban su mística belleza, el regente se encontraba solo, con sus pensamientos. Sus parpados cerrados, y su espalda firme, de frente a aquel ventanal que tanto disfrutaba. –Salvarlos no fue suficiente, ¿cierto, Shikaru? Tú, y Chou dieron su vida para estabilizar esta nación, y ahora yo no puedo mantenerlos contentos.- Los pulmones del Kazekage se llenaron de aire, para liberarlo en manera de suspiro a los pocos segundos. Un suspiro que significaba mucho. Un suspiro lleno de incertidumbres, un suspiro lleno de decepción. Los dedos de Jin se deslizaron por los cerrojos del ventanal, para quitar aquellos seguros con la suavidad, y lentitud, de un esposo que yace en su lecho, con su esposa, en la noche de bodas. El viento entro con toda propiedad por el ventanal abierto, y con él, pequeñas partículas de la arena de las calles también. Uno que otro granito se alojaba en la cabellera de Sandaime, mientras este abría lentamente sus parpados. –Bueno… Cazare al maldito- Sus dedos se juntaron, para formar el sello que daría como resultado un perfecto Clon de Sombra. Este se quedaría en ese lugar, para atender a cualquiera que necesitase de su presencia, mientras que el cuerpo real de Jin saltaba fuera de la ventana, y cuya figura desaparecía entre las sombras de la noche, saltando de tejado en tejado…
OFF:
El clon estara en el despacho para antender a quien sea, hasta que Jin regrese dentro de poco.

Jutsus:
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Stake
avatar
Jounin
Jounin

Estatus
Especialidad Médico
Naturalezas
Ryous : 5500R
Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 17/05/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Kazekage   Vie Ago 21, 2015 10:28 pm

Mi cuerpo se materializó, entre los cimientos de roca maciza amarillenta. Primero mis brazos, luego mi cabello de un curioso tono rubio y rostro, finalmente mi torso y piernas; cruzaron el muro como si se tratara de una superficie acuosa. Era realmente impactante a la vista. Observar como un cuerpo humano hacía acto de presencia indetectable gracias a una de sus mas aclamadas tecnicas: Efímera. - Jin, Tengo al sujeto en la mira. Supongo que no necesitas refuerzos, sin embargo; me encuentro presente y completamente lista para neutralizar al antisocial. - Mis puños se cierran en honor al respeto, pero también a la desdicha de tener que bajar mi cabeza ante un hombre. La habitacion se encontraba vacia, incómodamente en calma. Como si algo faltara, como si los peldaños no terminaran de encajar, tambaleando el camino. Yo lo noté, esa aura, este ambiente. Tan frió, tan distante. Como si la felicidad del mundo se hubiese pausado por el mas negro de los sucesos. Arropé mis biceps con mis manos, frotandolos con sutileza. Un escalofríos recorre mi espalda. Observó a la version irreal del Kazekage. Se notaba mas serio de lo habitual, a pesar de que el mismo no fuere mas que un clon, su aura reflejaba el estado de animo que el mismo poseia. - Jin... - Dejo escapar en un susurro. - Debo buscarlo, lo sabes verdad? Ya no aguanto mas - Exclamo. Apoyo mis manos sobre el escritorio firme. Mi camison blanco descubria casi por completo mi pecho, exponiendolo justo al frente del Kazekage. - No vengo a pedirte permiso, vengo a notificarte que aquella misión que hace tiempo rechacé por dudas y temor, hoy estoy dispuesta a retomarla y a cumplirla a como de lugar. - Digo con mucha dureza en mi voz. Relajé mis brazos y me volvi a colocar en forma erguida. - Mas nadie en este mundo podría llevarla a cabo con exito.-

Dí media vuelta. El silencio se hacia cada vez mas incomodo. - No trates de detenerme, sabes que no abandonare la aldea. Ya conoces que mis extensiones de cuerpo blanca producto de las células mokuton adquieren este tono de cabello rubio. - Trague un poco de saliva. Cruce de brazos y mantuve mi tono de voz lo mas confiado y convincente posible. - Con Las multiples partes de mi podras comunicarte, y de la misma forma me mantendré en contacto contigo... Solo debo decir, algo que debi haber dicho años atras, Acepto la mision. - No volvi a darle la cara. No quise observar su reacción en su rostro. Aprobación o no; la decision ya estaba tomada... y yo, un simple clon de celulas muertas; solo me limite a esconderme nuevamente entre las paredes del despacho, perdiéndome nuevamente.


Spoiler:
 

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 

Despacho del Kazekage

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» Despacho de Gartxi
» El despacho de Mehmet Scholl
» --- Despacho de Pinelito ---
» El despacho de Xiki
» Oficina del Vice-almirante Armstrong

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Shinobi Chronicles. :: General :: Papelera-