Shinobi Chronicles

Noticias
05.08.15 La historia del foro recibe un giro grande, adelantándose 3 años en el futuro. ¿Qué les espera a las aldeas? Entérate sobre los detalles aquí.
22.07.15 Con la baja de actividad, la administración decide abrir un tema para que la comunidad aporte sus ideas con la intención de mejorar la situación del foro. Las ideas no tardaron en llegar y los usuarios discutieron la posibilidad de un reset parcial donde la historia del foro sería adelantada a 3 años después de la actual. Para más información visitar el tema aquí.
Bienvenido!

¡Hola! Bienvenido a Shinobi Chronicles. Disfruta de tu estancia en el foro, esperamos que sea de tu agrado y te registres para ser parte de la comunidad. Ofrecemos un seguimiento al manga y anime de Naruto con la libertad de desarrollar historias únicas con un personaje de elección. Contamos con un gran listado de jutsus. Cada personaje será diferente y podrá tener diferentes habilidades. Además brindamos la oportunidad de crear jutsus, clanes, organizaciones e invocaciones. Como extra, el foro tiene una sección de diseño con talleres y tutoriales.
Diviértete mucho y suerte en tu camino ninja!


ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Despacho del Mizukage

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3  Siguiente
AutorMensaje
Borsalino D
avatar
Jounin
Jounin

Estatus
Especialidad Médico
Atributos
Naturalezas
Armas
Spoiler:
 

Triunfos
Ryous : 500R
Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 05/01/2015

MensajeTema: Despacho del Mizukage   Sáb Ene 10, 2015 10:56 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Se corrió la voz, ya eran más que habladurías todos los rumores que se cernieron sobre la villa desde hace ya tiempo, pues finalmente cesaron y se dio por oficial el nombramiento de un nuevo mizukage. Me mantuve al margen de tal decisión pero sin embargo no perdía pista de las nuevas que afectarían al futuro de kirigakure pues me afectarían a mi directamente. Por lo tanto y una vez oficializada ya la noticia tuve la idea de ir a conocer al nuevo gobernante de la niebla, aunque era bastante tarde o demasiado temprano, según se mirase al igual que quien ve un vaso medio vacío o medio lleno, yo lo vería medio lleno. Daba la casualidad de que me tocaba guardia nocturna, y enterándome de la noticia desde algunos compañeros que también vigilaban la villa en la noche, decidí ir al finalizar mi turno al nuevo asentamiento que se levantó en el corazón geográfico de la aldea.

La noche se presentó ya desde la caída de la tarde algo recia, chispeando en un inicio y haciendo por extraño que parezca que la matutina niebla que caracterizaba a la zona se despejara durante unas horas del día, dejando que el ambiente se mostrase visible y no tan cargado. Faltaban unos minutos para que terminase mi turno cuando decidí  tomar rumbo hacia el lugar en el que en teoría el nuevo kage permanecería, no vendría mal ser uno de los primeros en conocerlo e incluso intercambiar algunas palabras con el si fuera posible. Andaba tranquilo, con mi atuendo púrpura que me caracterizaba y mi mano diestra posada despreocupadamente en el extremo del mango de la kubikiribocho, transmitía cierto aura de misterio o al menos eso yo mismo me creía con unos andares seguros que provocaban cierto compás sonoro por cada paso que daba, generando junto con mi presencia ese aura.

Finalmente y tras atravesar varias calles, estas vacías debido a la hora que era, me plante en la boca de uno de los puentes que conducían a todo aquel que quisiera atravesarlo a las dependencias del mizukage. No iba a dar media vuelta, por lo que lo recorrí hasta su final y entré en una de las edificaciones del complejo allí presente, pues no era un edificio único. Subí y bajé escaleras, vagué por los pasillos en busca de algunas indicaciones que conducirían al despacho pero al parecer no las habían colocado aún. Mis pasos retumbaban con el eco que generaba el lugar hacia los fondos de los pasillos, me empezaba a cansar de dar vueltas cual imbécil por lo que estuve atento por si venía alguien de guardia al que preguntar donde se encontraba el mizukage en esos momentos, seguí andando por los pasillos hasta que finalmente, al doblar una esquina, me topé con una chica que portaba algunos papeles bajo el brazo
- Disculpad - dije llamando su atención, pues aparentemente no se había percatado de mi - ¿Tendrías la amabilidad de decirme si el nuevo el Mizukage acoge ahora alguna audiencia? - dije preguntándole, y esperando su respuesta permanecí quieto en mi sitio - Emmm pues.... no sabría decirte, si quieres te puedo llevar hacia su despacho y luego tu ya puedes preguntárselo, sígueme - sus palabras provocaron que asintiera con la cabeza para acto seguido seguir a la chica.

Pocos pasillos cruzamos los 2 hasta que finalmente la joven me señaló la puerta, marchándose por donde habíamos venido y dejándome frente a otro pasillo con una sola puerta en el, no era de la misma longitud que el resto, este era el más corto, sin embargo poseía una sola puerta que daría lugar supuestamente al despacho del kage, a no ser que la chica se haya quedado conmigo. De igual forma avancé hasta ella sin desvirtuar las características de mis andares hasta que me planté frente a la puerta, una puerta diferente en cuanto a dimensiones y rasgos al resto, pues esta gozaba de un arco algo más amplio, maderas de aparente calidad con acabados rojos la constituían y tenía un picaporte de metal con algunos detalles grabados en el bastante vistosos. Alcé mi mano derecha que aún seguía posada en el mango y preparando dedos indice y corazón, los doblé hacia dentro de mi mano y golpeé suavemente la puerta con sus nudillos para esperar una posible respuesta.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario

AutorMensaje
Shun
avatar
Jounin
Jounin

Estatus
Especialidad Fuinjutsu
Naturalezas
Ryous : 2000R
Mensajes : 96
Fecha de inscripción : 03/01/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Miér Mar 18, 2015 5:05 pm

Lo que me temía comenzaba a salir de la boca del líder de la aldea, eso que tanto "odiaba" estaba por pasar, pues me estaba convirtiendo en Anbu por el mero hecho de ser "apresado" por la aldea, no quería que me volviese a perder como de costumbre, por lo menos eso era lo que yo entendía de la situacion, aun así con este "rango" literalmente me seria mucho mas fácil desaparecer, venga hasta podría llegar a convertirme en un Batman o similar, Anbu de noche y bebedor fiestero de día... O viceversa, uhmmm seria simplemente una pasada tener una identidad secreta, venga, quien se podía preocupar de un vagabundo alcohólico como lo era yo en ciertos momento, bueno esa era solo la impresión que solía dar... joder... Que raro sentirme bien mientras me llamo a mi mismo vagabundo alcohólico, bueno como sea... Las palabras del Mizukage continuaban y yo inmerso en mis pensamientos, tanteando las infinitas posibilidades, incluso en algún momento llegue a pensar en arriesgarme, cortar el cuello al jefe e irme de fiesta, quien sabe a lo mejor su sucesor no me querría de Anbu y era mas flexible... Jajaja ya me estaba armando la cabeza en gran medida, por lo que se me ocurrían las cosas mas descabelladas, pero por fuera estaba como "ausente" mostrando mi despreocupación y tranquilidad sobre el asunto.

- Seguro que a mi padre no le gustaría. - salia de mi boca aquella frase sin siquiera quererlo, fue algo que simplemente sucedió, con esto me respondía a mi mismo sobre una de las posibilidades, pues a mi padre seguramente no le gustaría que asesinase al jefe de la aldea que el tanto protegió... Aunque la idea de desobedecerle aun estando en la tumba me molaba. Vale, ya basta de locuras y sigamos con esto. - Ya... - volvia en mi mismo respondiendo al Mizukage, -... entiendo. - levante la mirada observando fijamente al Mizukage, para comenzar a acercarme al tio viejo de gafas oscuras - Entiendo que es por el bien de la aldea y eso. - continuaba hasta llegar a su posición y tomar su mano y con la mano libre tocaba su espalda, dejando dibujado en esta un kanji muy especial, así mismo comencé a dirigirme hacia el Mizukage con total calma...

Auh.. Este dia al parecer se acababa mi "existencia" en cierto modo eso da miedo, venga que te digan que tu existencia se acabara hoy.. ¿Mi familia? ¿mis amigos? todo se iría al trasto y eso simplemente no iba conmigo, pero tenia algo para pasar por alto esa situacion, si el Mizukage quería que estuviese en secreto, pues así seria, pero solo mis poderes y mi "apariencia" Anbu, mas mi yo mismo seguiría intacto, iría de fiestas y demás, pasando por los ojos del mundo como un vagabundo mas, era la única forma de que aceptara ser "anbu" ya en otro momento le comentaría mis "métodos" al Mizukage, de momento terminaba de acercarme a él extendiendo mi mano para repetir el proceso que realice segundo antes con Tyr, despidiéndome con un apretón de mano y en la espalda del Mizukage dejaba dibujado en el jefe un kanji especial que me serviría de mucho si me encontraba en aprietos o que se yo, - Aunque me mola existir. - daba un paso atrás, - Ups.. o debería decir "me molaba". - bromeaba al final para que de un momento a otro desparecer de la vista del resto, en un abrir y cerrar de ojos, desapareciendo del lugar, de esta manera iniciaba mi nueva identidad secreta y la primera misión para la misma.
Spoiler:
 

_________________


Spoiler:
 

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tyr
avatar
Jounin
Jounin

Estatus
Especialidad Sensor
Atributos
Naturalezas
Armas
Spoiler:
 

Ryous : 1400R
Mensajes : 226
Fecha de inscripción : 16/02/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Jue Mar 19, 2015 6:37 pm

El tiempo transcurría con una conversación un tanto interesante, el actual mandamás básicamente estaba obligando a un personaje un tanto inquieto a desaparecer como persona en el mundo, a volverse una verdadera sombra viviente, a lo cual éste se resistía, aunque tarde o temprano todos sabíamos que aceptaría, no era una petición ,si o un mandato directo del alto cargo de la aldea. Para mi, la idea de ser una sombra era la descripción idónea de una herramienta o ninja, como ellos se nombraba, pues con eso solo haría lo que le mandaran sin oponerse y sin dejar rastro alguno por ninguna parte. Sea lo que fuera, la conversación había terminado mientras yo daba los últimos ajustes al nuevo protocolo de seguridad. Tras la cual el chaval nos marco como si parte de su territorio fuéramos, aunque era una orden.

Unos segundos después un nuevo individuo entró en el lugar como si este fuera su casa, sin aviso, sin preocupación y hablando lo que fuere sin siquiera pensar que estuviese ocurriendo una conversación. Cuando Borsalino le recibió, me hizo una leve indicación de que no hablara del importante nuevo protocolo, por lo que no le diría nada, lo escribiría. Pasase lo que pasase, no me importaba, me puse a escribir en uno de mis papeles con mi dedo, grabando las señas del protocolo con cada roce de mi dedo con el papel, un papel que desaparecería en cuanto el receptor, el kage, lo leyera. Terminado de escribir, en lugar de que el papel fuese volando, lo dejé yo, dejando otro al lado. Sin dar explicaciones apoye mi mano en el hombro de Borsalino y me fui por donde el ultimo sujeto, ahora sabiendo su nombre. Al momento de cruzarme con él me identifiqué. Tyr. En mi salida, cerré la puerta.

Spoiler:
 
Hoja del protocolo:
 

_________________

                 << Narro - Hablo - Pienso >>                 







Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Susano
avatar
Hokage
Hokage

Estatus
Especialidad Sensor
Atributos
Naturalezas
Ryous : 2000R
Mensajes : 124
Fecha de inscripción : 10/01/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Sáb Mar 21, 2015 8:36 pm

El silencio se hizo notorio cuando hubo penetrado en la estancia. ¿Había interrumpido algo? Realmente no le importaba. No colocaría su espada bajo el gaznate de aquellos presentes para obligarlos a decirle lo que fuera que estuvieran diciendo antes de su intromisión. Si debía saber algo, ya se lo harían saber, no había por que apresurar las cosas. Sin embargo, si le pareció interesante los presentes. Allí solo conocía, y de vista tan siquiera, a aquel que en la actualidad ocupaba el cargo máximo en la aldea. Empero a los otros dos los desconocía totalmente. ¿Un joven con actitud despreocupada y un tanto desorientado? ¿Un señor algo serio cuyos ojos estaban cubiertos por unas gafas tan oscuras como su pelo? Ahora que los había visto trataría de no olvidarlos, como miembros de la misma villa al fin y al cabo debían estar conscientes los uno de los otros. Eso le hacía preguntarse si más ninjas habían acudido a presentarse ante la Sombra. Imaginaba que ellos eran los primeros, por el periodo corto transcurrido entre Alexander y aquel, Borsalino. Pero tenía esa curiosidad palpitante de conocer a más…

Oyó, sin escuchar, las palabras entre el Kage y aquel joven de apariencia desaliñada. No entendía mucho y no iba a preguntar al respecto, pero todo lo que oía, al menos para él, carecía de lógica. Palabras como “existencia” y su referencia a perderla para Fenris no tenían sentido. Quizás lo tuviera si hubiera escuchado la conversación desde un principio, pero por el momento se había decidido a no buscarle una cabeza a algo que no tenía pies. Así pues se mantuvo en silencio hasta que aquel joven individuo salió de la estancia. Podía intuir, como ultima idea, que había partido en pos de alguna misión. Sin embargo la forma de irse fue lo que más sorprendió al celeste, y es que, simplemente, había desaparecido del lugar. Fenris pestañeó un par de veces, por si la vista le había jugado una mala pasada, pero al final dio por sentado que la apariencia del joven no tenía nada que ver con su rango.- Vaya que si las apariencias engañan…- Musitó.- Seguro marchó en alguna misión interesante.- Aventuró, moviéndose hacia uno de los cómodos muebles a tomar asiento, donde se estiró a sus anchas y cruzó sus piernas.

Observó también como el otro individuo que en la estancia quedaba, parecía garabatear algo en un trozo de papel. Mas lo que realmente intrigaba a Fenris era que el viejo lo hacía con el dedo, no usaba ninguna otra herramienta. No alcanzaba a ver que había sido plasmado sobre el papiro, para tampoco le interesó. El personaje simplemente se dispuso a salir, no antes sin revelar su nombre, dejando en el lugar únicamente a Fenris, con la presencia claro, del Mizukage.- Si, imagino que lo será.- Dijo el celeste, con respecto a la mención de la Sombra sobre los exámenes. No había reparado entonces en que aquel señor, de nombre Tyr, era también un Gennin.- Por cierto, Mizukage-sama…- Inició, cambiando el tema.- Y no es por ser descortés…- Puntualizó, con aire despreocupado, como si realmente el ser cortés o no le importara un comino.- ¿Qué sucedió exactamente con Alexander?- Preguntó por fin, llevando el punto hacia la anterior Sombra.- ¿Estáis en el cargo de forma temporal? O…- Dudó un momento.- ¿Realmente nos abandonó?- Fenris quería saber en qué posición quedaba el antiguo Kage con respecto a la aldea, pues sería importante para un futuro. Un líder, a cargo de tal población, no debería dejar sus labores así por así de un día para otro. Era normal que Fenris expresara su inquietud. Quizás en un tiempo pudiese suceder que se encontrase con el antiguo líder y, dependiendo de la respuesta de Borsalino, su forma de actuar podría ser diferente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Borsalino D
avatar
Jounin
Jounin

Estatus
Especialidad Médico
Atributos
Naturalezas
Armas
Spoiler:
 

Triunfos
Ryous : 500R
Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 05/01/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Dom Mar 29, 2015 7:28 am

Era más que palpable la disconformidad de Shun, sin duda un chico singular y difícil de tratar, sin embargo era un miembro más de la villa y no uno cualquiera - Te valoro y te tengo en estima más de lo que te piensas Shun, tu existencia se esfumará tan solo como shinobi y será para tu bien y para el de todos..... Suerte en tu tarea - No había mucho más que decirle al jounnin de Kirigakure pues ya estaba todo más que dicho, ahora partiría para completar el encargo que le había propuesto.

No obstante en el despacho aún quedaban 2 ninjas más, uno de ellos Tyr, el ahora secretario que velaría por la seguridad del edificio y Fenris. Me había percatado que mientras hablaba ya por última vez con Shun, el gennin había empezado a realizar algún tipo de garabato o escritura en uno de los papeles de los que antes mencionó, y una vez el jounnin desapareció del cuarto, el de mi quinta se me acercó para darme lo que tenía entre manos para después salir por la puerta y comenzar con sus funciones, limitándome tan solo a asentir con la cabeza para transmitirle mi aprobación. Más adelante vería el contenido de su hoja. Por último Fenris, que permanecía fuera de la acción  mientras sus 2 compañeros interactuaban conmigo, volvió a pronunciarse dedicando sus palabras a Alexander, el Shodaime Mizukage
- Siento decirte que eso es asunto de estado Fenris, y que tan solo el consejo y yo sabemos el porqué de la cesión de su cargo - Le dije al joven, retirándome hacia mi asiento detrás del escritorio mientras palpaba el mango de la Kubikiribocho, de nuevo la curiosidad del genin salió a relucir - Hasta en el momento en el que no tenga aliento permaneceré como lider de la aldea, protegiéndola tanto a ella como a todo integrante leal..... Alexander tiene mucho apego a Kirigakure y ama a la villa tanto como yo Fenris, dejemoslo ahí - terminé cerrando el tema mientras me acomodaba en la silla, no es que estuviese incómodo con las inquietas palabras del de pelo celeste, pero no era el momento de desvelar el tema de Alexander, no de momento.

Ahora que nos quedamos solos en el despacho era el momento de intimar con el chico, luego leería el papel de Tyr, saber sus aspiraciones y quizás conocer alguna que otra anécdota, al fin y al cabo era uno de mis deberes escuchar y conocer a todo aquel shinobi de la niebla
- Bueno cuéntame Fenris, ¿se puede saber alguna meta que tengas como ninja o similar? ¿Tienes alguna promesa o tarea importante por hacer en la vida? le dije por último, esperando a que el joven tuviese ganas de conversar y se abriera para conocerlo cercanamente.



Spoiler:
 

_________________

Hay que follarse a las mentes.



· Narro · Pienso ·
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Susano
avatar
Hokage
Hokage

Estatus
Especialidad Sensor
Atributos
Naturalezas
Ryous : 2000R
Mensajes : 124
Fecha de inscripción : 10/01/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Mar Mar 31, 2015 8:49 pm

Ah… Me temía esa respuesta.- Se lamentó, mientras sus orbes recorrían sus respectivas cuencas de un lado a otro en apenas un suspiro.- Pero en fin, lo comprendo.- Dijo, resignándose. Quería saber que había llevado a Alexander a un cambio tan repentino, y más que quererlo, como miembro de la aldea, sentía que era su deber saberlo. Sin embargo entendía que podía deberse a fuerzas mayores que incluso él no comprendería, por lo que no insistiría en el tema. Además no es que sintiera apego por la ex sombra, era solo la curiosidad de saber por qué alguien rechazaba la cima cuando había llegado a ella. ¿Quizás aquello no era lo que Alexander realmente buscaba? Desconocía la respuesta. Empero era interesante imaginar los motivos. Quizás simplemente se había cansado del puesto, no era lo que él esperaba o lo limitaba en gran medida. Tal vez sentía que su crecimiento no sería propicio en la villa, y por ello debía explorar otros lugares. ¿Sucedería algo parecido con Fenris en alguna ocasión? ¿Llegaría el momento en el que tuviera que abandonar la villa para aventurarse más allá de esos océanos salados? Retuvo la idea en su mente, y jugó con ella unos segundos…

Es bueno saber eso.- Continuó, mientras dejaba escapar un suspiro de alivio. No tenía otra opción en aquellos momentos que confiar en las palabas de aquel hombre, confiar en que al menos él no los abandonaría. Pero… ¿Hasta que no tuviera aliento? ¿Y cuánto faltaría para eso? ¿Cuándo expulsaría su arrugada alma el último hálito de vida? No es que fuera un vejestorio inútil, ya que si ostentaba aquel importante cargo era por algo. Sin embargo, su edad ya era avanzada y el tiempo le jugaba en contra. No era sensato negar esos hechos. Fenris lo observó con detenimiento, su felina mirada estudiaba la compostura del viejo, como cuando el lobo evalúa a su presa. Como cuando el león más joven estudia el estado del jefe de la manada para considerar reclamar el liderazgo. Lo siguió con la mirada y lo vio palpar el mango de una gran espada, debía tener experiencia, más que el propio Fenris, ¿Pero eso sería suficiente para proteger la villa? ¿Debía Fenris probarlo? Negó mentalmente ante la idea, ¿Qué haría después? Si entre los dos había alguien que carecía de potencial para proteger la villa… Aquel era el celeste, al menos de momento…

No. Lo necesitaba. Y lo necesitaba para que, tal como el anciano había dicho, lo protegiera. Ya que, dando aun los primeros pasos en aquel extraño mundo, necesitaba de orientación, y mientras su camino a la cima se iba forjando, necesitaba aquella protección que la Sombra brindaba. Definitivamente necesitaba a aquel viejo, aunque no sabía si esa necesidad emergía de la ansiedad por conocer la paternidad. No se había percatado de que su mirada se desplazó hacia abajo, clavándose en el suelo del lugar, aunque mirándolo sin verlo. Demoró unos segundos en contestar, pues se había perdido entre sus pensamientos por un momento. Esperando que la Sombra no preguntara al respecto, sabiendo que seguro éste se había percatado de su mirada perdida, llevó su diestra hasta la cintura contraria, donde reposaba inmóvil su arma. La extrajo de su vaina con lentitud, disfrutando de aquel sonido metálico que esta provocaba al desplazarse por su funda. Apuntó hacia el techo de la estancia, extendiendo tanto su brazo como su katana en su totalidad, observando los constantes destellos de la hoja como si apreciara una obra de arte. Acto seguido realizó varios movimientos rápidos, cortando el aire con sutileza y precisión, para finalmente llevar el filo de su arma frente a sus ojos, donde su celeste mirada pareció descansar.- Desconozco mi pasado. Y mi futuro es incierto. Presa de la incertidumbre, del presente… Lo único que quiero es sobrevivir, mantenerme en la cima.- Sonrió vagamente, volviendo la mirada hacia su superior.- Si tuviera que expresar una meta… Quisiera ser el depredador más letal, el espadachín más fuerte…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Borsalino D
avatar
Jounin
Jounin

Estatus
Especialidad Médico
Atributos
Naturalezas
Armas
Spoiler:
 

Triunfos
Ryous : 500R
Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 05/01/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Vie Abr 03, 2015 5:24 am

El chico irradiaba una personalidad algo fría, y quizás pecaba de cierta soberbia, no obstante presentaba una virtud importante como era la de la superación, tenía fijada una meta, ser el espadachín más reconocido y poderoso, aunque para llegar ahí había que recorrer un largo camino y su carburante serían la humildad, el esfuerzo y el sacrificio, pues tan solo de esa forma conseguiría ser un espadachín equilibrado y disciplinado. Estos valores eran la herencia que me dejó mi padre a mi, y la herencia que dejaría a la villa el día que yo falte, pues a pesar de tener 34 años la vida de un shinobi no era especialmente larga o calmada, menos tranquila si eras el Mizukage actual, pero para mí serlo me mantenía con vida y es un tira y afloja entre mantenerse vivo o caer en el vacío.

Sus palabras finales eran firmes y con fundamento, unas palabras que las acompañó con el desenvainado de su acero. Portaba una buena espada
- Veo que tienes un buen filo Fenris, trabajalo bien para conseguir lo que te propones.... No obstante, a las afueras de villa, si te diriges hacia el oeste encontrarás un poblado, de ahí vengo yo y es donde adquirí todo lo que hoy soy. Ahí te enseñarán todo lo que quieras.... Si lo ves oportuno acercate y di que vienes de parte de D. Shin, te acogerán bien - no había que añadir mucho más, le deseaba lo mejor, que se realizara como espadachín y en aquel pequeño poblado se formaría satisfactoriamente para ello, en sus manos estaba tomar ese camino o el suyo propio.

_________________

Hay que follarse a las mentes.



· Narro · Pienso ·
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hunter Fire
avatar
Jounin
Jounin

Estatus
Especialidad Sensor
Naturalezas

Armas
Spoiler:
 

Ryous : 500R
Mensajes : 236
Fecha de inscripción : 12/03/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Lun Abr 06, 2015 3:01 pm

Me encontraba en casa Aburrido, alg muy normal en cuando no me encontraba en alguna mision de gran calibre, a las cuales me gustaba frecuentar ya que la verdad era la mejor manera para entreternerse en estas aldea ya que por lo general me gustan este tipo de cosas y no me consider un mujerieg al cual le gustara salir en busca de mujeres todo el tiempo, yo en particular me consideraba  una persoa sin malos visios aunque haria lo que sea para lograr mis objectivos, aunque las consecuencias sean catastroficas a fin y al cabo si tenia mentalizado algo no lo abandonaria hasta que lograra mi objectivo a cumplir aunque aquello me conllevara a una muerte segura. Al abandonar aquellos pensamientos y sacarlos de mi mente decido salir a uno de mis restaurantes favoritos a comer ya que tenia hambre y deseaba controlar el gran apetito que surgieron en aquellos momentos. Asi es como me dirijo al restaurante para comer algo, siempre armado con mi presiosa doncella en manos, la cual siempre llevaba conmigo sin importar la situacion presente, creo que si me invitaran a una fiesta no dudaria ni un segundo en llevarla, aunque por lo general no me gustaba a estas ya que no era de el tipo de persnas a las cuales les gusta a vestir elegantemente, lo mio era andar con un tipo de ropa comoda y fresca y no me importba lo que los demas pensara de mi. Tras despejar mi mente noto que habia llegado al restaurante asi que tomo asiento y en voz alta exclamo lo siguiente: “ - Viejo traeme lo de siempre por favor que me estoy muriendo del hambre!!!-” Exclamado esto apoyo mi cabeza en la mesa babeando como cosa loca ya que al entrar al restaurante comence a percebir el olor de la comida. Tras unos momentos de espera mi cuerpo parecia tal cual un esqueleto viviente la gente gritaba al ver que en tan poco tiempo me encontraba asi, lo cual hizo que apresuraran al jefe a traerme la comida. Al oler el rico olor del ramen al lado de mi servido y todo la vida volvio a mi inmediatamente llenandome de energia y uno por uno fue devorando los platos que traia el jefe, ya por lo general se encontraba acostumbrado a mi apetito asi que ya sabia que hacer conmigo, y es por eso que este era uno de mi locales favoritos ya que este hombre ademas de que cocinaba estupendamente bien era un gran hombre y aunque me reprochaba casi todo el tiempo era como un padre para mi. Al saciarme por completo me levanto de mi mesa doy gracias por la comida aunque por lo general es aprincipio de comer que se hacia y salgo embalado al despacho del mizukage ya que habia un nuevo mizukage y deseaba conocerle y de paso   intentar hacerme amigo de este ya que podria llegar el momento en el cual por mandato de este podria ir a cualquier restaurante y demandar cualquier platillos, al pensar esto mi boca se hizo agua nuevamente. Por otra parte pude notar al vorteame que el jefe se encontraba furioso por no pagarle, la verdad esto era habitualmente que lo hacia nose por que se quejaba si al final y acabo terminaba pagandole.

Despues de un escape éxito, muy pronto llego al despacho del mizukague y al entrar no puedo creer   lo que veia, ya que en aquella habitacion se encontraba un sujeto al cual no me esperaba ver en este lugar por mucho que lo imaginara, bueno al menos que le obligaran aunque aquello era muy dudoso. Aquella persona no era ni mas ni menos que fenris mi hermanastro, persona mas destesble que el no habia otra y mas cuando vives junto a este. Al verlo n pude aguantarme en tirarle una indirecta. “- Y tu por aquí?... por lo genereal no eres del tipo de personas al que vendria a un sitio como este al menos que te obliguen. Declarado esto noto la presencia del mizukague el cual era un  hombre de ya cierta edad. Sin mas remedio hago una reverencia, para saludarle y la vez para pedir disculpas por haber entrando sin antes pedir permiso lo cual era una gran ofensa . - Saludos mi nombre es Ace D portgas  misukage-sama, disculpe mi atrevimiento pero al ver a este salvaje en este lugar no pude evitar contener mis palabras. Dichas aquellas palabras espero a que este me de la señal par verle ya que la verdad fue una grave ofensa ante este.
.

_________________

Hablo - Narro - Pienso - Otros

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Susano
avatar
Hokage
Hokage

Estatus
Especialidad Sensor
Atributos
Naturalezas
Ryous : 2000R
Mensajes : 124
Fecha de inscripción : 10/01/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Miér Abr 08, 2015 12:16 pm

Experiencia. Era lo único que el celeste podía ver al estudiar al mizukage. Más que lo único, lo que más destacaba. Parecía una persona serena, calma, tranquila. Eso era bueno, ya que no tomaría decisiones apresuradas, ya que a pesar de que quizás se tomaría su tiempo, su respuesta seria la correcta. O al menos eso quería creer Fenris. De todas formas ya se sentía un poco más cómodo. De alguna manera aquel anciano le inspiraba la suficiente confianza como para no preocuparse por el estado de la villa, por lo que delegaría aquella función a la Sombra misma. Él, por su parte, se limitaría a realizar los encargos y misiones que Borsalino viera viables para la estabilidad de la aldea, ese sería su trabajo. Una herramienta. Desvió automáticamente la mirada hacia su arma, tenía más en común con ella de lo que parecía a simple vista. Sonrió sin darse cuenta, cosa que apresuro a borrar de su rostro al escuchar a la Sombra.- ¿Recibir entrenamiento?...- La propuesta del Mizukage era tentadora. Nunca había practicado bajo la pupila de alguien más. Sin embargo, ¿Seria eso necesario? A pesar del vínculo que lo unía a su arma, siempre se había movido más por instinto que por técnica. El instinto era su mejor maestro, quien lo mantenía vivo, alerta.- Es una invitación interesante…- Pero luego lo veía a él, al Mizukage, tan sereno, tan calmo, tan tranquilo…- ¿Es eso lo que me esperaría?- Piensa, y sonríe.- La tendré en cuenta.- Contesta simplemente, sin intención de ofender el ofrecimiento. Sin embargo no quería pasar de lobo salvaje a perro domesticado. No rechazaba el recibir orientación en algún momento, aún era un lobezno, pero intuía que esta llegaría a su debido tiempo…

Entonces un estruendo en la puerta le aviso de que alguien penetraba en el despacho. ¿Tyr quizás? ¿La joven que un día antes había visto ante Alexander? La irritante voz del individuo le dio la respuesta. Hizo una mueca mientras cerraba los ojos, negaba con la cabeza y enfundaba nuevamente su arma.- Me escondía de ti, es claro. ¿Es que tienes que seguirme al fin del mundo? No te va a pasar nada si no estoy cerca, deja tu miedo.- Contestó burlonamente, mientras aun la mueca yacía plasmada en su rostro. No había visto a su hermano desde los exámenes, habían acordado encontrarse en un punto más nunca sucedió. Era un alivio ver que respiraba… Aun. – Entras sin pedir permiso. Ignoras la presencia de tu líder y por si fuera poco armas una escena justo frente a él.- Enumeró.- ¿Y yo soy el salvaje?- Concluyó, haciendo un intento de parecer inocente, obviando el hecho de que, más o menos, aquello fue lo mismo que el hizo al ingresar al despacho.- Es obvio a que vine.- Dijo por fin, suspirando.- Aparte de que era menester presentarse ante el nuevo líder, la razón primordial por la que estoy aquí es por el examen. Si no recuerdo mal enviarían los resultados en este día e imagino que no tardaran. Intuyo que estas aquí por la misma razón, Ace…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Borsalino D
avatar
Jounin
Jounin

Estatus
Especialidad Médico
Atributos
Naturalezas
Armas
Spoiler:
 

Triunfos
Ryous : 500R
Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 05/01/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Jue Abr 09, 2015 11:13 am

De un momento a otro, y a esperas de la contestación de el de pelo celeste un nuevo joven apareció en el despacho cerrando tras de si la hermética puerta. Su presencia en el cuarto pareció no fue muy grata para el cuando vio a Fenris, noté cierta tensión entre ambos cuando los 2 chicos intercambiaron algunas palabras "cariñosas" entre sí, sorprendido una leve sonrisa se dibujó en mis labios por la cómica acción que protagonizaron los 2 shinobis, me disponía a hablar - Haya paz chicos, relájense.... - no tenía duda de que estos resquicios se solucionaban con trabajo, si se emparejan en un duo con un destino en común no tendrán más remedio que cooperar y quizás hasta llevarse bien, por lo que a esperas de que Shun me traiga la información que le pedí, estaría bien mandar a estos 2 para contrastar esa información, sería bueno tener varias fuentes de una misma cosa.

Por lo tanto los jóvenes irían en misión exterior para recopilar mas información, serían los ojos de la villa durante el tiempo que permanezcan fuera, de modo que, alargué el brazo para coger una hoja en uno de los extremos del escritorio y la partí en 2 partes, a continuación agarré una pluma y comencé a escribir
- Escuchen, para resolver sus diferencias los mandaré en una misión de rango B para ambos, redactaré este permiso para los guardias de la villa os dejen pasar - dije en primer lugar, terminando de escribir 2 líneas de mi puño y letra para que los guardias no le pusieran trabas a los jóvenes, después desplacé los folios de forma paralela con cada mano hasta el extremo frontal del escritorio, dejando la pluma luego en su sitio.

- Sepan que le harán un gran favor a la aldea si completan lo siguiente con exito... Deberán de hacer un reconocimiento leve y general  de las demás villas, empezarán por las del sur, la hoja y la arena, en ese orden y volverán con la información sobre la situación de estas - hice una pausa mientras me incorporaba tras desplazar una lámina del parquet que se encontraba bajo el escritorio, volteando el minibar de la pared izquierda del despacho, la cual se abría dejando ese hueco donde abundaba alcoholes añejos desde una brillante vitrina - No quiero que arriesguen demasiado pues desconocemos la situación, utilicen copias para no jugársela y eviten que los identifiquen, controlad las distancias, no tienen porque infiltrarse si no quieren, lo importante es vuestro bienestar... - derramaba un licor nativo de aquí del país del agua mientras terminaba de hablar sobre un vaso de cristal con base ancha, no obstante no había terminado - Podéis partir ahora mismo, ¿Tenéis alguna pregunta? -

_________________

Hay que follarse a las mentes.



· Narro · Pienso ·
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hunter Fire
avatar
Jounin
Jounin

Estatus
Especialidad Sensor
Naturalezas

Armas
Spoiler:
 

Ryous : 500R
Mensajes : 236
Fecha de inscripción : 12/03/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Sáb Abr 11, 2015 11:38 pm

Habia llegado con exito a la oficina del mizukage si problema alguna, el problema que se presentaba, no era mas que el idiota de mi hermanastro habia llegado primero, lo cual me parecio interesante y la verdad no soportaba la idea de que se adelantara. El ambiente se torno hostil, podia sentirse como los dos hermanos emanaban un aura de odio y celos. Aunque era muy habitual en estos ya que era una rivalidad amistosas en la cual los hermanos trataban de superarse el uno al otro. no muy pronto despues de verlo y sermonearlo como siempre lo hacia, este responde de la misma manera que siempre lo hacia con esa sonrisa de payaso en su rostro, la cual no soportaba para nada - No esperaba menos de ti Fenris- Exclame feliz, alivianando un poco el entorno ya que la verdad no deseaba armar una disputa en la oficina y no estaba de humor para malgastar mi preciada saliba en discutir con este. La verdad Tenia otros objectivos aun mas profundos y no deseaba aclararlos, Desvie la mirada dando entender que escondia algo, No obstante, en aquellos momentos el mizukage interviene para dirijinos unas palabras, las cuales no eran mas la de mandarnos en una mision en conjunto de rango B. Al oir esto sabia que era la oportunidad perfecta para desmostrarle mi potencial en batalla al mizukage.

La misma trataba de hacer reconocimiento general de las villas del sur, la Hoja y la arena. Al oir aquello supe inmediatamente que seria facil. Asi es como tras oir aquellas palabras exclamo lo siguiente. - Mizukage sama no se preocupe realizare mi mejor esfuerzo en traer informacion detallada de cada aldea. Dicho aquello le dirijo a fenris las siguientes palabras. - Vamos muevete no tenemos tiempo que perder!! Mientras que al mismo tiempo me colocaba una mascara para cubrir mi rostro la verdad deseaba pasar inavertido en esta mision ya que podria darse la posibilidad de conocer personas y no deseba que estas supieran mi identidad, y lka verdad por otro lado me veia cool con esta y me parecio que era el momento preciso para utilizarla. Pensado esto salgo de la oficina del mizukage con la frente en alto en direccion a mi siguiente travesia, la cual esta vez compartiria con mi tedioso hermanastro.


Mascara utilizada:
 

_________________

Hablo - Narro - Pienso - Otros

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Susano
avatar
Hokage
Hokage

Estatus
Especialidad Sensor
Atributos
Naturalezas
Ryous : 2000R
Mensajes : 124
Fecha de inscripción : 10/01/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Dom Abr 12, 2015 10:12 pm

Tal parecía que el pelinegro estaba en perfecto estado. Si tenía intención de empezar una disputa, significaba que tenía la suficiente energía como para mantenerla. Eso era buena señal. Fenris dejó que todo su peso fuera sostenido por el sillón sobre el que se encontraba, relajándose totalmente y suspirando abiertamente, como si el simple hecho de tratar con Ace fuera un gran agobio. Cerró los ojos e imagino la estancia segundos antes, antes de que Ace llegara, eso siempre lo calmaba. Cualquier lugar donde Ace no estuviera lo calmaba. Lo curioso es que, en cierto modo, el hecho de que Ace estuviera allí también lo calmaba…

Sus ojos volvieron a abrirse tan pronto escuchaba la voz de la Sombra. Por un momento se le había olvidado aquel tono. Todo el mundo tendía a pensar que aquello entre Fenris y Ace era una rivalidad arraigada, por lo que al celeste no le sorprendió imaginar que aquello estuviera pensando el líder de la aldea. Lo cierto que aquellas pequeñas disputas eran la forma para expresar que en realidad estaban contentos de verse, solo que de una forma un tanto brusca. Fenris ignoraba si aquel comportamiento era el normal entre hermanos sanguíneos, pero era el que a él le gustaba.- ¿Saldremos de la villa? Suena interesante.- Murmuró el celeste, olvidándose nuevamente de Ace y centrándose en la Sombra, quien garabateaba algo en un papel. Fenris estiró las piernas y se levantó de su lugar de reposo, encaminándose hacia la Sombra hasta quedar justamente frente al escritorio, posición desde la que alargó la diestra para tomar el papel sobre el cual el Mizukage había plasmado un permiso. Luego escuchó con atención las indicaciones de aquel hombre, quien les daba permiso para abandonar la aldea e investigar las demás.- Konoha y Suna…- Repitió Fenris, tomando los trozos de papel que les permitirían salir de la aldea con el consentimiento de la Sombra.

Borsalino se desplazó hacia un pequeño estante donde descansaban diferentes botellas de alcohol. Parecía que no necesitaban más para partir a la misión.- Comprendo, andaremos con cautela, puesto que las villas no han declarado una posición ofensiva o defensiva con respecto a las demás. Me llevare una de las aves mensajeras, le avisare cuando llegue a Konoha y al salir de esta, lo mismo con Suna, para que esté al tanto de nuestra posición. En caso de alguna urgencia, usare ese mismo medio para avisarle, con respecto a lo demás, esperare a estar de vuelta para informar.- Concluyó, dirigiéndose a la puerta para abandonar la estancia y dar paso a la misión.- No tengas tanta prisa Ace, no es como si llegaremos en un… ¿Qué diablos es eso?- Había quedado estupefacto con la máscara que portaba el pelinegro.- No te tomes tan apecho el “eviten que los identifiquen”.- Empezó, imitando la voz de su líder.- No quiero que nos tomen como amenazas y tú no inspiras precisamente confianza con esa cosa puesta.- Luego se encamino sin demora a la entrada, como si no quisiera continuar con la discusión. Mas salió suspirando y llevando su diestra a la cien.- Será un viaje largo…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ciel Phantomhive
avatar
Chunnin
Chunnin

Estatus
Especialidad Médico
Naturalezas
Ryous : 10500R
Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 08/02/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Sáb Abr 18, 2015 1:08 am

Galopes. El galopeo de dos caballos advierte la llegada de alguien importante a la ciudad. Dos hermosos corceles, de color blanco como la nieve. Con su pelaje reluciente y los músculos fornidos, hacen acto de presencia en las calles, transitando vía despacho, remolcando una carroza, la cual iba dirigida por un chófer, vestido en su totalidad de color negro. Era sin duda una persona influyente en la sociedad. Finalmente, se detiene en medio de una plazoleta. La constante neblina provocaba una humedad excesiva, que francamente cargaba irritado al sucesor Feudal Phamtonhive.

Deslice mis pies fuera de la carroza. Acomodo mi saco mientras extiendo mi bastón para que se adapte a mi estatura. Generalmente no suelo vestir esos harapos shinobis. Mucho menos medirme a usar uniforme alguno. El que haya decidido unirme a la armada militar, no implicaba el abandonar mi educación, moral e imagen personal. Dí algunos pasos entre la multitud. Mi presencia era un poco desconcertante. Ciertamente, un príncipe rebelde que ha decidido unirse a la academia militar. Toda una noticia de primicia. Poco se me veia por estos lugares, la mansion fuera de la aldea era mi hogar, y si mi presencia hoy hacia acto en la aldea era por una razon. Ingresé al edificio. Sabia bien el camino que debia tomar. Asi que visite la unica puerta que me interesaba. No anuncié mi entrada. Solo abri las puertas de par en par, con ambas manos, ingresando a la oficina. - He llegado Nidaime. - Digo en un tono desafiante. Como si la sombra líder del agua se encontrara por debajo de mi estatus. Una conducta típica en mi, un desperfecto que no pensaba cambiar. Tomo la silla mas cercana, tomo asiento inmediatamente. - Necesitamos hablar. - Expongo. Mirando fijamente al líder de la aldea. Una mirada que no expresaba temor, ni siquiera respeto. Mis ojos transmitían prepotencia, y orgullo. No me rebajaría ante nadie, por mas cargo que este posea.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Borsalino D
avatar
Jounin
Jounin

Estatus
Especialidad Médico
Atributos
Naturalezas
Armas
Spoiler:
 

Triunfos
Ryous : 500R
Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 05/01/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Sáb Abr 18, 2015 2:42 am

Hacia tiempo que los 2 chunin partieron rumbo a las villas que les marqué, al igual que shun, salvo que el grado de dificultad de este último era mayor. Sin embargo tenía confianza en los 3, tenía una fe que de manera indirecta apoyaba a los chicos de la niebla a completar con éxito su ardua tarea, pero era de pura lógica que el éxito caminaba de la mano de los actos que los 3 protagonizaran, y solo si son cautos y astutos volverán a pisar de nuevo Kirigakure.

Ahora me disponía a ordenar el despacho, había movido los 2 sillones hasta que los mismos tocaban la pared y colocado 2 sillas frente a mi mesa, ordenado tanto papeleo que llegaba de las manos de Tyr y que precisaba de mi atención, algunos libros que descansaban en la estantería de la pared opuesta al oculto minibar los había desplazado para una mejor apreciación, además había cogido del vestíbulo una percha modesta de una madera clara, donde posaría mi enorme prenda blanca con estilo militar que me etiquetaba como el Nidaime Mizukage, volviendo a mi apariencia cotidiana con mi batín morado.

Pero de nuevo la soledad y el silencio del despacho fueron perturbados una vez más, como era esperado y hasta rutinario, un nuevo invitado se internó en el cuarto abriendo la hermética puerta y sentándose a continuación en una de las 2 sillas frente a mi mesa, yo me encontraba observando el lomo de los libros que estaban en la estantería, dando los últimos toques a su organización alfabética. La presencia del chico hizo girar mi cabeza para identificar quien era, Ciel Phantomhive, su rostro me era familiar de haberlo visto alguna vez que otra en la villa, más sin embargo aún no me había llegado informe alguno sobre él, estaría en trámite. El chico parecía... ¿Frustrado con algo? no transmitía un estado aparentemente cordial, ¿Le atormentaba algo? era cuestión suya comentarme lo que le rondaba por la cabeza, por lo que de forma relajada reculé hacia atrás sentándome en el borde de la esquina del escritorio, miraba al joven
- Bien Ciel, cuéntame - ahora era su turno, esperaba cual padre esperando a que su hijo le contara alguna chiquillada matutina, casi envolviéndolo con mi enorme envergadura y con la costumbre de dejar reposar una de mis manos en el mango de kubikiribocho. De los labios del muchacho saldría la respuesta a mis preguntas.

_________________

Hay que follarse a las mentes.



· Narro · Pienso ·
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ciel Phantomhive
avatar
Chunnin
Chunnin

Estatus
Especialidad Médico
Naturalezas
Ryous : 10500R
Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 08/02/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Sáb Abr 25, 2015 5:30 pm

Perdon por la tardanza. Como decia primero en construccion nunca me fije cuando lo terminaste xD

Los segundos transcurrian, tan lentos como el dia mismo. Aunque  se trataba de una visita casual mas, una cotidianidad, se podía respirar un alto indice de tensión en el aire. Se trataba del Shinobi mas honrado y orgulloso de la aldea, ante la sombra líder de la misma. Aclaro mi garganta. Cruzo mis piernas colocando la izquierda sobre la rodilla derecha, al mismo tiempo que cruzo mis brazos a la altura de mi pecho. - Mizukage. El motivo por el cual estoy hoy aquí es simple. - Exclamo. Me limitaba a liberar las palabras como dagas al aire, con mis ojos cerrados y la atención desviada, como si el líder de la aldea no fuera merecedor ni siquiera de observar el iris de mis ojos. - Como un miembro mas de la élite militar shinobi de la aldea, quiero hacer una petición formal ante usted. - Digo. Relajo un poco mis músculos, me había mantenido tenso todo este tiempo. - Requiero convertirme en el encargado del hospital de la aldea. El dinero no es un factor limitante en mi familia, deseo tomar las instalaciones y remodelarlas completamente, y convertirme en el medico encargado de la aldea. - Finalmente abro mis ojos. Observando la mirada penetrante y pensativa de la sombra del agua. Era una solicitud simple. El sueño de cualquier shinobi medico es el de poseer su propio hospital. Aun mas cuando los sueños que anhelaban se encontraban en una sala de cirugías. Ademas, un laboratorio bien preparado era justamente el recinto que necesitaba. - No se confunda con mi edad. A mis escasos dieciséis años tengo la capacidad de realizar de hacer grandes cosas. Que opina al respecto? - finalizo. Esperando la respuesta por parte del lider de la aldea.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Borsalino D
avatar
Jounin
Jounin

Estatus
Especialidad Médico
Atributos
Naturalezas
Armas
Spoiler:
 

Triunfos
Ryous : 500R
Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 05/01/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Dom Abr 26, 2015 2:11 pm

El joven Ciel no se hizo de rogar mucho tiempo, abriéndose y exponiéndome aquello que le rondaba por la cabeza, manteniendo su compostura formal y refinada pues se palpaba sus pulidos modales y sus medidas palabras. Desde su boca la propuesta surgió firmemente, dejándome ahora mi con ello rondando por mi mente. No es que conociera al chico lo suficiente como para contestarle ciegamente, pues era un tema serio aquello con lo que era obvio por lo que se me había presentado el chico en mi despacho, dudé unos segundos - Entiendo... - me limité a decir dubitativamente tras acabar de hablar por fin Ciel, con eso que recuperaba la verticalidad en su plenitud y caminaba hasta mi silla, quería hablarle de frente.

Conforme me sentaba y recolocaba la kubikiribocho para que no me molestase, acercaba un par de palmos la silla al borde de la mesa, lo necesario como para apoyar los brazos sin complicaciones
- Con que el encargado jefe del hospital de la villa, es sin duda un cargo de bastante responsabilidad - volví a hablar, no obstante acompañé esto con un gesto múltiple, alcancé una mano una hoja de papel en blanco mientras que con la otra me acerqué el tintero con su respectiva pluma, queriendo transmitir con esto cierta aceptación ante la propuesta del joven. Sin duda alguna sería próspero dejarle el hospital a un joven talentoso para el progreso de Kirigakure, encauzar su futuro hacia el éxito confiando en las nuevas generaciones era algo beneficioso, pero me hacía falta algo más.

Era bastante claro que aquel papel sería un permiso de mi puño y letra para dar tal poder y cargo a Ciel y tomar este las riendas del hospital, no obstante quería saber algo más de él, pues de momento no portaba su ficha de shinobi para poder leerla
- Ante tal responsabilidad Ciel, me gustaría saber que aspiraciones tendrías una vez firme este papel para autorizarte, consigas lo que quieres y que es lo nuevo que podrías ofrecerme y ofrecerle a la villa - sería su respuesta lo único que le separaba de su meta, el primer paso ya lo había tomado yo disponiéndome a autorizarle para el cargo que anhelaba, ahora era su turno.

_________________

Hay que follarse a las mentes.



· Narro · Pienso ·
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aciid
avatar
Jounin
Jounin

Estatus
Especialidad Sensor
Atributos
Naturalezas
Triunfos
Ryous : 23500R
Mensajes : 524
Fecha de inscripción : 26/12/2014

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Sáb Mayo 02, 2015 4:31 am

Un murciélago ingresa al despacho, acarreando en sus patas un pergamino amarrado junto a un cassette de grabación. El murciélago se encarga de despojar el objeto en el escritorio del kage, esfumándose en brevedad poco después.

LA NOTA:




Las palabras escritas con sangre seca, terminan con el nombre del actual Hokage.




VIDEO:


El video iniciaba temblorosamente, con ruido en la pantalla enfocándose a una escena de caos, donde veía una clara destrucción de edificios en la zona. El sonido se encontraba dañado, sin posibilidades de recuperación, escuchándose entre el ruido algunos derrumbes o gritos de las víctimas. Un espeso humo comienza a presentarse, tapando la grabación por más de una hora aproximadamente. En el lente se notan manchas golpear contra el vidrio, tratándose de  gotas de lluvia. Las palabras “Hoy Konoha reinará” se escuchan brevemente en el fondo y con poco volumen, regresando el audio del video a meramente ruido. Después de tiempo el vapor desaparece lentamente, revelando poco a poco una masacre de aldeanos quemados y desfigurados, en una zona devastada. En el centro se posiciona un hombre arrodillado frente a un cadáver. Una escena gráfica sigue en consecuencia, donde se enseña al sujeto extraer el ojo de aquel tirado, además de la amputación de cada uno de sus dedos. En este punto se nota el rostro del shinobi inconsciente, tratándose del Raikage. Entra otra figura a la cámara, hablando con el hombre arrodillado. Pasa a tomar posesión del cuerpo, degollandolo sin compasión alguna. Chorros de sangre salpican, bañando al individuo quien mostraba ser el rostro del actual Hokage. Raíces se adueñan de lo restante, dejando el cuerpo en una posición de crucifixión. La imagen se pierde unos segundos y después aparece, en un zoom al la crucifixión, la cual se encontraba envuelta en una bandera con la insignia de la hoja. La toma desaparece, dejando la pantalla en distorsión y un chillido aturdidor...

_________________


पूर्व दिशा
WORSHIP ALL THAT YOU SEE


Spoiler:
 


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Borsalino D
avatar
Jounin
Jounin

Estatus
Especialidad Médico
Atributos
Naturalezas
Armas
Spoiler:
 

Triunfos
Ryous : 500R
Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 05/01/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Sáb Mayo 02, 2015 6:29 am

OFF: Mi despacho esta bajo el agua y no tiene ventanas, por lo que el murciélago llegó al puesto de aves que yo mismo creé para situaciones como esta. Puesto de aves

No le dio tiempo al joven a contestarme cuando pude y seguramente pudimos escuchar los acelerados pasos de alguien que se acercaba por el pasillo, esto provocó que apretara levemente el mango de la Kubikiribocho con la intención de empuñarla y desenvainarla, pues nunca se sabía si alguien habría superado nuestro sistema de alerta. Preparado para lo que apareciera, un sujeto abrió la puerta de par en par, era un shinobi de Kirigakure, exhausto, y que clavó sus ojos en mi mientras avanzaba hasta mi mesa con algo en su mano derecha, un papel.

- Mizukage-sama, siento interrumpir su audiencia, pero nos acaba de llegar esto  al puesto y debía de ser inmediatamente informado.... Véalo con sus propios ojos - dijo el chico, alargando su brazo hasta mi y ayudándose de la inclinación de su cuerpo para facilitarme que el papel llegara bien ante mi. Con incertidumbre y el ceño fruncido abrí aquel mensaje, alargando el papel enrollado totalmente para poder ver totalmente su contenido "LOS SIGUIENTES SON USTEDES, SHIVA" - Me parece que vas a tener tu primera crisis Borsalino - la majestuosa voz del Sambi resonó dentro de mi cabeza, desconcertándome inesperadamente como lo hizo el papel - Creo que deberías ya hacer lo que hablamos hace un tiempo.... Debes de estar bien preparado y eso te reforzaría, así que, no pierdas más el tiempo y llévate a Tyr también - de nuevo el 3 colas se hizo notar, sus palabras preventivas eran ahora bastante significativas, había que tomar parte de esto - De acuerdo, lo haré... -

Sin más miramientos me incorporé, ejecute un sello y a mi lado izquierdo apareció un clon mio, su objetivo era seguir atendiendo el despacho y mientras yo me dedicaría a prepararme para lo que pudiese acontecer
- Bien ante esto, mi clon se encargará de los temas del despacho mientras estoy ausente y hago algunos preparativos - dije mientras caminaba efusivamente hacia la puerta - Ciel te dejo con mi copia, ella se encargará de estos asuntos y te atenderá bien, tu chico, sígueme - [color=#cccccc]ordené mientras abría la puerta, cogía mi gabardina blanca y salía al pasillo, el shinobi siguió mis pasos cerrando la puerta una vez también salió del cuarto - Bien, muestra este papel al consejo y dile que, voy con Tyr a terminar de cocinar el pollo, después quiero que te encargues de preparar las salidas a las montañas para la gente por si vienen, además de que alertes a los sensores de posibles visitas, que las nieguen tanto a comerciantes como a cualquiera que sea forastero - dije ordenando al joven, el cual subió corriendo por las escaleras a los pisos superiores, donde el consejo de la villa permanecía, no sin antes darse la vuelta y hablar - Mizukage-sama, nos llegó también un vídeo extraño con el papel, en él se ve como decapitan a un hombre pero no sabemos su identidad -

Asentí con la cabeza y el joven se perdió por las escaleras, me dirigí ahora hasta la mesa de Tyr - Tyr vamos a terminar de cocinar el pollo... Konoha nos ha declarado la guerra - era más que claro que era un mensaje en clave, el consejo en su tiempo nos lo facilitó para completar el último entrenamiento bijuu. Después de ello me fui hasta la puerta para salir, había llegado el momento.

_________________

Hay que follarse a las mentes.



· Narro · Pienso ·
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tyr
avatar
Jounin
Jounin

Estatus
Especialidad Sensor
Atributos
Naturalezas
Armas
Spoiler:
 

Ryous : 1400R
Mensajes : 226
Fecha de inscripción : 16/02/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Sáb Mayo 02, 2015 8:48 am

Me encontraba tranquilamente en un despacho, aunque era más concretamente mi habitación y no un despacho, preparando aquéllos papeles explosivos que había comprado hace ya un tiempo. Colocaba cada uno de ellos en uno de mis papeles, colocando la cara que identificaría que era un sello en la de mi papel, haciendo que simplemente esa unión de papeles pareciese uno de tantos papeles normales de mi propia creación, pues los sellos tenían una cara con el identificativo del explosivo mientras que la otra era simplemente blanca, como el papel normal.

Estaba terminando ya, no había mucho que hacer desde hace un tiempo, cuando sentí, dado mi sistema de seguridad, que alguien pasó a la velocidad de la luz a través de una de las entradas del edificio. No me preocupé mucho en esta ocasión, para poder alcanzar el despacho del Mizukage, si ese era su objetivo, tendría que pasar por delante de mi puerta, contigua a la del despacho. Cuando pasó a toda velocidad y abrió la puerta a entregarle algo al líder. Era extraña tal velocidad, pero si me afectaba a mi tendría noticias en pocos minutos.

Así fue como, de un momento a otro, Borsalino abrió mi puerta, se le notaba nervioso, más lo que me dijo era algo que pondría nervioso a todos. Terminé de colocar el último papel, los guardé, me puse mi gabardina y recogí la espada que siempre portaba a la espalda para salir de la habitación. Jaja... Cocinar el pollo, adelante. Salí de la habitación y nos dirigimos a aquél lugar, no sin antes realizar una pregunta que tal vez provocaría estrés en Borsalino. ¿No es allí a donde fueron Fenris y Hunter? Con eso en el aire, marchamos a nuestro destino.

_________________

                 << Narro - Hablo - Pienso >>                 







Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Borsalino D
avatar
Jounin
Jounin

Estatus
Especialidad Médico
Atributos
Naturalezas
Armas
Spoiler:
 

Triunfos
Ryous : 500R
Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 05/01/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Lun Mayo 11, 2015 2:20 pm

No tardó más de un minuto cuando de nuevo alguien más corría por el pasillo, abriendo la puerta enérgicamente y dirigiéndose hacia a mi la cerró levemente. Era un shinobi más del puesto de aves, su presencia era equivalente a noticias de importancia y hasta gran relevancia para la villa - Mizukage-sama, mis respetos - dijo el joven, cuadrándose para luego continuar - Pudimos visionar la cinta que nos mandaron junto con aquella hoja... en ella, él Raikage es torturado y degollado por dos tipos... es una clara amenaza hacia usted - la perplejidad invadió a mi clon, atónito preguntó al shinobi - ¿Habéis identificado a los agresores del raikage? - - Si señor, pero el servicio de inteligencia duda de la identidad de los agresores, son el actual Hokage y Kazekage, o eso aparentan ser... aunque no descartamos de que ellos sean de verdad los asesinos o sean en realidad unos farsantes - el joven parecía haber terminado, no obstante tomó de nuevo la palabra - Hay otra nueva más Mizukage-sama, Fenris volvió de su misión, quizás traiga información que sostenga o deshaga nuestra teoría del vídeo - al fin algo no alarmante.

Había que empezar a moverse, el primer paso era salir de este despacho al exterior, intentando solucionarle trabajo al verdadero Borsalino, por lo que sería bueno salir a la puerta para tratar el tema, además de inspeccionar todo el sistema defensivo de la aldea, pues la cruel noticia del shinobi en referencia al vídeo era algo que se debía de tener en cuenta, pues era una amenaza nacional, y quien sabe si hasta de carácter mundial. Es por ello que el clon se levantó y cruzó su despacho, haciendo un leve gesto con la cabeza al shinobi para darle a aque marchásemos hasta la puerta, no obstante también estaba Ciel, al cual instigué de cierta manera para que viniese
- No sería malo que vinieses Ciel, quizás contemple de mejor forma que tienes el perfil correcto para el cargo que pides, síguenos hasta la puerta si así quieres - ahora era el momento de partir, con la incertidumbre sobre que tipo de información traería Fenris, dentro de poco lo sabría.

_________________

Hay que follarse a las mentes.



· Narro · Pienso ·
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ciel Phantomhive
avatar
Chunnin
Chunnin

Estatus
Especialidad Médico
Naturalezas
Ryous : 10500R
Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 08/02/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Jue Mayo 14, 2015 1:32 am

Un trago grueso raspo mi garganta. No era el momento ni el lugar para aquella información. La propuesta otorgada era solo una pequeña parte de mis convicciones como especialista, sin embargo, no podría decir a ciencia cierta la cantidad de cosas que planeaba hacer ahí. Sin embargo, nuestra casual charla fue intervenida por una serie de acontecimientos. Muchas palabras abundan en mi cabeza, algunas no las acababa de asimilar...
¿En que momento había estallado la guerra?
Recordé apenas los días atrás en donde prevalecía una hermandad entre todas las naciones. Ahora; mitad de ellas se encontraban en discordia, inclusive, ahora mismo había irregularidad en la entrada de mi aldea natal. *No tengo posición en este lugar.* Pensé. -Lo siento, tendremos que tener esta charla en otro momento... no tengo por que demostrar nada- Exclamo, mientras abandono la habitación. Era hora de volver momentáneamente a mi hogar, a las afueras de la ciudad. No era una persona de guerras, mucho menos de conflictos de este tipo.


-Sorry por el post, no estoy en ánimos de rolear esta cuenta por ahora asi que esta en stand by, quizas hasta los exámenes jounin -

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Borsalino D
avatar
Jounin
Jounin

Estatus
Especialidad Médico
Atributos
Naturalezas
Armas
Spoiler:
 

Triunfos
Ryous : 500R
Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 05/01/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Jue Jun 18, 2015 11:35 am

Al fin de vuelta, tras haber cambiado rotundamente las expectativas del límite humano junto con Tyr, la mano derecha actual que para más inri había conseguido lograr también dominar aquella simbiosis entre shinobi y bestia, la fusión total y perfecta - Llego la hora de pensar en nuestro siguiente paso - me dije a mi mismo mientras cruzaba con el de mi quinta la puerta principal del edificio esférico donde residía. Los guardias del interior se cuadraron ante nuestra llegada, alzando una de mis manos para que se relajaran, aun no estaba acostumbrado a tanto respeto, tampoco era necesario, pues al fin y al cabo, no muchos días atrás había estado en su posición.

Ya dentro del vestíbulo me acerqué a ellos, tenía pensado algo para Kiri, para activar sus efectivos y esclarecer las dudas que las rondaban
- Relájense, debéis de hacerme un favor.... Avisad a todo shinobi de la villa a que acuda al edificio, se va a organizar una asamblea popular para concretar asuntos de estado, la presencia a ella es obligatoria por los puntos que se van a tratar, por lo que todo genin, chunin o jounin no debe faltar a la cita en mi despacho.... marchen - hablé serio y firme, pues el los temas que abordaríamos los eran y debía y quería contar con todo aquel que quisiera prestar su servicio a la aldea. Mientras que me acercaba hacia el pasillo que bajaba hasta mi respectivo cuarto, donde tendría lugar el futuro encuentro, un encuentro importante y con esperanzas depositadas en él.

- Espero que no estemos tu y yo solos Tyr... - le dije al jinchuriki del 5 colas mientras andábamos hasta el despacho, bajando la cuesta y recortando metros, introduciéndonos mas y más en el fondo del mar - Yo aquí dejé un clon... - dije irónicamente tras abrir el despacho y verlo vacío, desconcertado por su ubicación pero tranquilo porque su existencia aún seguía presente en algún lugar de la villa, de modo que aún con esas me dirigí hasta la barra para tomar algo, lo de siempre para no variar y recobrar el calor y hasta las fuerzas - Sírvete lo que quieras Tyr - le ofrecí al chunnin amablemente, abriendo la botella de cristal del licor y derramándolo en un vaso de cristal alcancé del escritorio que previamente usé - Dentro de la barra hay más - le indiqué para referirme a los vasos. Ahora tocaba ya esperar a los invitados mientras nos reponíamos, ojala no tardasen mucho.

_________________

Hay que follarse a las mentes.



· Narro · Pienso ·
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tyr
avatar
Jounin
Jounin

Estatus
Especialidad Sensor
Atributos
Naturalezas
Armas
Spoiler:
 

Ryous : 1400R
Mensajes : 226
Fecha de inscripción : 16/02/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Vie Jun 19, 2015 4:37 pm

Por fin estábamos de vuelta en la aldea y llegando al despacho, ese lugar al que podríamos llamar hogar tanto mi acompañante como mi misma persona. Habían pasado ya varios días desde que entramos hasta que salimos, un tiempo suficiente como para que ocurriesen varias cosas interesantes en la aldea, de las cuales no sabía si habían ocurrido o simplemente rondaba por mi cabeza dicha idea.

Sea como fuere, el sistema de seguridad parecía estar sin ninguna perturbación, al menos a simple vista y sin uso de técnicas para su comprobación. Borsalino no parecía exaltado, por lo que yo tampoco lo estaría. Lo que sí hizo nada más entrar en la edificación fue hablar con las herramientas, conocidas como ninjas, que se encontraban en el vestíbulo para organizar una reunión con todas las fuerzas activas de la aldea. No me importaba mucho, simplemente estaría presente y aportaría lo que se necesitase en su momento. De camino al despacho ese señor, que parecía serio, tanto como lo sería un muerto al preguntarle, bromeaba tranquilamente conmigo, debido que habíamos estrechado lazos al conseguir nuestro renovado poder. Espero que no Borsa... Era la primera vez que lo nombraba más cercanamente, no por su rango.

Tras la llegada al despacho y descubrir que no había nadie, ni el mismo clon en el despacho, el de mi quinta pareció no alarmarse, por lo que quedé tranquilo. Me ofreció una copa, más bien que me la sirviera, por lo que como obraba en estos momentos, agarre uno de los vasos y realicé la misma acción que él sobre con el licor. Después de un trago de ese brebaje medieval, que hizo saber mi boca a más que solo saliva, me apoyé en la pared junto a la puerta, dada mi costumbre. ¿Qué es lo que planeas hacer en la reunión?

_________________

                 << Narro - Hablo - Pienso >>                 







Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Susano
avatar
Hokage
Hokage

Estatus
Especialidad Sensor
Atributos
Naturalezas
Ryous : 2000R
Mensajes : 124
Fecha de inscripción : 10/01/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Vie Jun 19, 2015 5:13 pm

Definitivamente, los forasteros habían sido rechazados sin llegar a ningún tipo de conflicto bélico, más allá del uso de las palabras, no fue necesario el uso de la fuerza. Aunque Fenris estaba dispuesto a emplearla si le daban la oportunidad. Tuvo, sin embargo, que conformarse con la solución diplomática a la que llegó su líder, contemplando sin parpadear como los extranjeros se perdían en la niebla. Suspiró sin reservas, sacudiendo su diestra para limpiarla y relajando sus músculos. No era justo tenerlo en aquella posición después de realizar semejante viaje. Ya tenía ganas de tirarse en algún sillón…

Le fueron entregados dos documentos; un folder con papeles y un pergamino ornamentado. Miró al guardia que se los daba como preguntándole “¿Soy la secretaria o qué diablos?”, a lo que el vigía respondía encogiéndose de hombros y con una mirada que parecía decir “Ordenes son órdenes.” No tardó en tomar los documentos, ya que en el fondo quería saber si una aldea como Iwa ya estaba enterada de la situación de Konoha. ¿Estaría algo de ello plasmado en los documentos que les eran facilitados por Iwa? No había otra manera de saberlo que desplegarlos y leer su contenido...

__


Abrió con fuerza las puertas del despacho. Había llegado a él casi sin darse cuenta, pues en el trayecto se había enfrascado en la lectura tanto del pergamino como del folder. Habiendo ignorado también la mirada confusa de los guardias al ver a Borsalino tras él, cosa que, en aquellos momentos, entendía al estar ya dentro del despacho.- Que demonios…- Su mirada iba del Borsalino detrás de él al Borsalino que yacía tranquilamente tomando en la barra. Entendiendo que uno de los dos, o quizás ambos quien sabe, no era más que un mero clon, suspiró nuevamente mientras depositaba sobre el escritorio y al alcance de la Sombra los documentos que en aquel momento cargaba consigo: Aquel pergamino que resumía la visita a Konoha, el pergamino otorgado por la singular belleza que acaban de expulsar y el informe del despreciable ser que venía con ella.

En la estancia había alguien más, aquel hombre que se hacía llamar Tyr y que parecía pasar en el edificio tanto tiempo como el mismísimo Mizukage.- ¿Es que siempre andan juntos o qué?- No puedo evitar preguntarse mientras se desplomaba en el sillón más cercano, cruzando las piernas y señalando a los pergaminos.- El primero de ellos relata lo visto en Konoha, detalles que explique a uno de vosotros…- Dijo refiriéndose a la Sombra y a su copia.- Si hay algo que aún no ha quedado claro, hacédmelo saber.- Continuó, relatando lo sucedido en la Hoja.- El segundo pergamino, dejado por nuestra simpática amiga es una carta dirigida a usted, Mizukage, de parte de Tsuchikage, creo que es menester el que la lea, pues viene con el sello oficial de Iwagakure. Y el tercero…- Musitó con una sonrisa.- Es cortesía de Míster Modales, y en el está plasmado el expediente de un fugitivo de su misma aldea…

Aquí lo curioso es…- Prosigue el celeste, extrayendo de su bolsillo trasero el libro Bingo que portaba consigo.- Que los criminales aquí plasmados han pasado, están, o van de camino a la Hoja. Este Itzuna Ryu, exiliado de Iwa, fue uno de los que nos cortaron el paso, tanto a Ace como a mí, al interior de la susodicha aldea. Por otro lado, según el Bingo, este desconocido atacó al Hokage.- Señaló el hombre que aparecía en la segunda página del libro.- Y por último, según los datos, estos otros dos, van de camino a la Hoja, sino están ya en ella.- Completó, haciendo referencia a los dos individuos siguientes que estaban impresos en el libro.

A esto puede referirse la Tsuchikage en su comunicado, ya que es posible que Konoha se esté convirtiendo, o ya lo haya hecho a estas alturas, en un nido de criminales. –Concluyó, llevando sus dedos a la cien y masajeando esta, como si aquel fuera el informe más largo que había dado, cosa que era cierta.- Puedo volver a la Hoja en una visita “relámpago” y confirmar quien resultó victorioso, eso podría aclarar nuestras sospechas.- Se ofreció.- Por cierto…- Dijo recordando que la villa lo había recibido muy a la defensiva.- ¿Qué alteró el estado de la aldea?...
__________________

Carta de la Tsuchikage:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Borsalino D
avatar
Jounin
Jounin

Estatus
Especialidad Médico
Atributos
Naturalezas
Armas
Spoiler:
 

Triunfos
Ryous : 500R
Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 05/01/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Mar Jun 23, 2015 2:20 pm

De nuevo en el despacho, tan solo era cuestión de días en que los guardias llevaran el mensaje a oídos de los shinobis de Kirigakure, mientras tanto repondría fuerzas con Tyr en el edificio, recuperandonos del cansancio producido en aquel entrenamiento que hicimos con las bestias bajo los cimientos de la villa.

Y como no hay nada mejor para sanar que el alcohol, nosotros no íbamos a hacerlo por otra vía diferente, yo abrí una de las botellas que más aprecio tenía, sin duda, la connotación de tal acto podía venir perfectamente cogida de la mano con algo parecido a una especie de celebración al encumbrar tal gesta tras dominar un bijuu, el de mi quinta no negó mi gesto, derramando en un vaso que cogió uno de los añejos líquidos para beberlo pero no sin antes formular una pregunta.


- En la reunión trataremos en especial la amenaza que sobrevuela por la villa, las medidas que tomaremos y la contrastaremos con la información que traigan fenris, hunter y shun... tengo el presentimiento que nos será útil cada cosa que nos digan y con la suficiente relevancia para tomarlo en cuenta- contesté en primer lugar a la mano derecha, mientras me dirigía hacia el escritorio para sentarme en mi silla desplazando esta hacia atrás y luego hacia adelante para arrimarme a la mesa - Sin embargo tyr... uno de los objetivos también de la reunión es saber con cuanta gente cuento para que llegado el momento poder actuar, no descarto salir a la villa donde supongo que se organiza tal amenaza, pero primero hay que descartar alguna que otra, estrechar el cerco y apostar por una... por eso debemos de pensar fríamente nuestros futuros actos, tomando en cuenta los testimonios de los chicos y todo lo que tengamos - dije acabando finalmente y dándole un sorbo al vaso.


----------------------------------------------------------------------------------------------


Pasaron algunos días, me encontraba con normalidad en mi despacho cuando Tyr volvió, haciendo presencia una vez mas en el cuarto, cogiendo con confianza de nuevo otra copa y sirviéndosela sin mediar palabra, pues tras el entrenamiento establecimos un vinculo de cordialidad y confianza mutua - Hoy me han dicho que irán viniendo - dije para abrir tema mientras firmaba algunos permisos comerciales que se me iban acumulado del tiempo en el que había estado fuera. Con esto que a los segundos la puerta hermética volvió a abrirse, la primera visita, lo que me hizo levantar la cabeza y desviar la vista de los folios... Fenris, el de pelo celeste internó en el despacho, acompañado de mi clon, aquel que dejé en guardia para la aldea mientras mi ausencia reinaba, el mismo que nada más puso un pie en la primera tarima del laminado suelo desapareció, otorgándome cada conocimiento vivido como si yo mismo lo hubiese presenciado - Muy bueno verte de nuevo Fenris - saludé serio pero desde la cordialidad al chunin, siendo ya consciente de lo que había pasado, el cual, haciendo gala de su fría personalidad fue directamente al grano con el asunto, depositando unos informes en el escritorio los cuales alcancé para leer mientras el joven espadachín daba algunas indicaciones acerca de ellos.

Agarré el primero, al parecer el que contenía los datos de su misión en el país del fuego, leyéndolo mientras sus palabras quedaban de fondo y apoyaban al texto... justo después el tercero, pues estaba casi relacionado con los actos en konoha según fenris, este últimos con los datos de un desertor de la roca que coincidió con el chunin en la hoja. Salían a la luz hechos que giraban en torno al continente vecino, y que indirectamente afectaban a la aldea. Poco después de ojear la ficha del tal ryu, leí la carta de la supuesta tsuchikage. Esta tendía la mano a Kirigakure y brindaba por una alianza entre ambas, tal y como aquellos 2 emisarios parecían dar a entender con su ofensivas palabras, cosa contraria a la de la tal Ashara... daba lugar a reflexionar.


- Bien, buen trabajo Fenris... - le dije en primer lugar - Agradezco todo este contenido, y cuando estemos un número coherente para empezar la reunión expondré todo estos datos y mi reflexión para debatirla entre todos... Tomaremos decisiones conforme lo que tengamos, gracias por tu ayuda... Y de momento esperaremos fenris, destinarte a ti solo a konoha y puede ser en estos momentos arriesgado, demasiado - por mi cabeza comenzaban a pasar cosas... impulsos y deberes como líder de la aldea y todo orbitaba entorno a los últimos hechos, de los cuales el joven espadachín aún desconocía - Hace pocos días de que llegaras, la villa recibió una nota ensangrentada amenazando claramente a Kirigakure, de ahí que nos tomásemos tantas molestias con aquellos dos shinobis de la roca... Pues personalmente, me parecía demasiado sospechoso y con tanta casualidad que dos desconocidos se presentaran como si nada, por eso los expulsé y por suerte con la palabra, quien sabe si de verdad eran los terroristas y autores de la nota para cometer su crimen - expliqué brevemente, tomando también como punto el contacto producido en la puerta que el mismo fenris presenció - Sin embargo... no descarto haberme equivocado con ellos, esto es uno de los puntos que tendremos que exponer en la audiencia que tengamos para llegar a una conclusión final - tocaba esperar, esperar a que todos entraran poco a poco, sería cansino estar repitiendo una y otra vez lo último.



oFF1: Si, hay unos días de margen desde nuestra primera entrada a la entrada de fenris, todo para que cuadre los tiempos con la llegada de hunter.

_________________

Hay que follarse a las mentes.



· Narro · Pienso ·
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pontieur
avatar
Jounin
Jounin

Estatus
Especialidad Fuinjutsu
Naturalezas
Armas
Spoiler:
 

Ryous : 8700R
Mensajes : 265
Fecha de inscripción : 18/01/2015

MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Mar Jun 23, 2015 2:32 pm

Una ligera bruma se encendía y se apagaba bajo las comisuras de sus labios, esclareciéndose al compás que su respiración marcaba. Bajo la fría mirada de la luna, con la luz de las estrellas resplandeciendo en conjunto entre las tinieblas, sus noches sólo eran el momento para sumirse en su propia mierda; La ignominia y el deshonor apoyaban sus dedos helados sobre su espalda y la única forma que su mente tenía de expresar su dolor era somatizando sus memorias.
Sus noches en vela se habían vuelto una constante, sumida bajo los efectos de un alcohol que se presentaba frente a su ser como el escape más sencillo y vulgar a los problemas que la consumían. Atrapada en el pasado, sólo debía confrontar a Cassandra Nguyen cuando el envase se vaciaba y tras el vidrio transparente podía ver sus fríos ojos negros juzgando su proceder, con sus iris clavados en ella esperando la confrontación largo tiempo pospuesta.
.- Ya déjame en paz. - Dijo Naoto, de rodillas frente al inodoro. Sus tripas revueltas expulsaban lo consumido en las horas previas, suceso al cual ya no veía como un hecho extraordinario pero normal. Muchas habían sido las noches en que perdía la conciencia en el mismo baño, para no tener que moverse en demasía cuando lo inevitable llegara.
Quizá el problema verdadero yacía en que su sufrimiento no derivaba del sueño perdido por el escapismo más banal, sino que derivaba de las horas de sueño consumidas en sí mismas. La caterva de pecados cometidos bajo la palabra "justicia" pesaba sobre sus hombros como la tierra pesaba sobre Atlas, y similar al susodicho, convivir con las memorias de sus actos sería para siempre un castigo que debería sostener.

.- ¡Deja de mirarme! - Gritó Naoto, pero Cassandra Nguyen seguía allí, detrás de ella, con sus iris clavados en su ser, sin moverse, porque ella no se movía, nunca se movía, mas sus ojos siempre la seguían. Sus pupilas la seguían a través de la sala, porque el único movimiento era el de su pecho al respirar. Cuando Naoto despertaba podía sentir el sonido de su respiración a través de su máscara, y cuando sus ojos se abrían tras una pesadilla Cassandra Nguyen estaba parada frente a ella, viéndola con esos iris muertos que reflejaban la sangre diluyéndose a través de los azulejos, sus manos manchadas con la vida de inocentes que poco y nada tenían que ver. Podía verla cuando bebía, al otro lado de la botella, podía ver su cuerpo reflejado en los líquidos circundantes, podía verla en los espejos, y sólo cuando cerraba los ojos podía oírla caminar, acercarse a ella hasta quedarse en una posición donde resultara más sencillo ser vista.
.- ¡Deja de mirarme, carajo! - Repitió, y se puso de pie. Estaba cansada de Cassandra Nguyen, cansada de todo lo que implicaba su presencia. ¿Quién era ella para criticar? ¿Quién era ella para decirle que había hecho mal? Miles de personas asesinan a sangre fría, convencidos o no de si hacen lo correcto no debería cambiar la ecuación, pensó Naoto, porque al fin y al cabo la excusa a ella no le había servido para ahorrarse los traumas que actualmente vivía, y de todas esas personas, ¿por qué la elegía a ella para hacer miserable?
.- ¡Basta! - Esta vez no le daría el placer de salirse con la suya. Después de todo lo que había pasado, de todo el sufrimiento que le había carcomido las entrañas, de agotar sus lágrimas hasta realizar que no bajaría Dios del cielo y por la gracia divina de este se castigaría a los injustos, ¿quién diablos era Cassandra Nguyen para criticarla? En un arrebato de ira, dejó que la jibarización sea la que moviera las cuerdas, y la máscara de Cassandra Nguyen recibió los nudillos de Naoto Frazer. Un leve 'crack' se dejó oír y una grieta mínima se dibujó en la sonrisa de cheshire. Impertérrita, Cassandra siguió estática, sin reacomodar su rostro a la posición previa al golpe. Consumida en el desasosiego y la incredulidad, otro golpe nació de esos sentimientos, mas el resultado fue similar al anterior. Su diestra fue hasta el mango de Sentō con la costumbre y la velocidad alimentada de sus años de estudiante, y tras elevar su mano para desenvainar su espada su mirada se encontró nuevamente con las pupilas muertas de Cassandra. Como el vuelo de un águila, el acero se encontró con la carne, y la sangre reverberó como respuesta lógica a la acción, mas el frío beso del metal por primer vez no pasó por sobre yardas de tela y carne con la misma facilidad de antaño.
.- ¿Qué quieres? - Preguntó Naoto, mientras la caterva de terrores pasados volvía a pasearse por su mente. Pudo sentir los latidos de su corazón acelerar mientras sus manos temblaban ante la idea de la represalia que Cassandra Nguyen podía llegar a tomarse, no por temor a la posibilidad de la muerte, sino por lo que podía sufrir antes de que su merecido ocaso llegara hasta su ser. - ¿¡Qué quieres!? - Repitió.
.- ...
.- ¿Qué? No, basta. ¡Ellos eran unos asesinos! ¡Los tres merecían lo que les hice! ¡Y se los haría de nuevo si pudiera!
.- ...
.- No es cierto. No me gusta, no me gustó. - Se puso de rodillas nuevamente, con sus ojos cubiertos en grises. La bilis atorada en su garganta impedía generar una réplica adecuada. - ¡No es cierto! ¡No es cierto! ¡No es cierto!
.- ...
.- ¡Sí sé su nombre! ¡Sí lo sé! ¡Sí lo sabía!
.- ...
.- Deja de mencionar a esa niña. No la nombres, ¡no la nombres más! - El tiempo había pasado, y si bien ahora cuando revivía sus memorias una mancha gris aparecía donde antes estaba su rostro, lo que nunca podría quitarse de encima era el sollozo previo a sus minutos finales. - ¡No fue mi culpa! Yo pensé... Pensé que...
.- ...
.- No pensaba estar justificada. No es cierto... - Alzó su mano lista para un tercer golpe, una última instancia que no volvería a soportar y desafío cuyo final cambiaría. - ¡Ya basta! - Mas su golpe se detuvo entre los dedos de Cassandra Nguyen, quien en su diestra sostenía el antebrazo de Naoto, clavando sus uñas en la piel de la misma y viendo las delgadas líneas carmín formarse y teñir el suelo.
.- ...
.- ¿Por qué me haces esto? - Dijo mirando a Cassandra Nguyen a los ojos una última vez, pidiendo perdón con la mirada mientras caía de rodillas y sus ojos se quebraban en llanto.
Un grito cortó el aire, y el dolor sufrido se trasladaba a los gemidos venideros. Sin mediar palabra, sus huesos cedieron a la tensión en cuestión de segundos, y sólo un golpe de la enmascarada bastó para romper el brazo de Naoto. Cuando la pelinegra le devolvió la mirada, el filo de Sentō descendiendo sobre su garganta fue lo último que distinguió previo a la pérdida de conciencia.

Ansiosas melodías ella tarareaba cuando despertó. La luz del día se había extinto como una polilla en una llama, y cuando sus ojos abrieron distinguió la máscara de Cassandra nuevamente, con su vista fija en su ser. Tanteó su cuello previo a ponerse de pie, mas supo que era una intención banal cuando sintió el yeso sobre su mano.
.- ¿Por qué? - Pero esta vez no hubo respuesta, y lo único que se volvió a escuchar era la respiración al golpear en la máscara. Revolvió entre las posesiones de su bolsillo y sus ojos se pasearon por segunda vez sobre el papel.

Había pasado tiempo desde la última vez que pisó el despacho, y las memorias restantes del suceso no eran satisfactorias, independientemente de la expectativa que durante meses dicho reencuentro le generaba.
.- Carajo. - Dijo ella, mientras sus iris se paseaban nuevamente por el papel, en la búsqueda inconsciente de algún pequeño resquicio que haya pasado por alto y que le ayudara a salir airosa de esa situación, mas cuando quiso recordar sus dedos yacían enredados en el picaporte y la vista del interior del despacho nuevamente se dibujaba frente a su ser. Divisó a los allí presentes, reconociendo los rostros de la mayoría e intentando ubicar con exactitud dónde se había cruzado por primer vez a alguno de ellos, mas sus dudas poco duraron entre los profundos recovecos de su mente cuando recordó el yeso rodeando su brazo.
Con movimientos toscos, ignoró si las miradas de estos seguían su rastro, y dejó caer el peso de su cuerpo sobre el sillón una vez estuvo frente al mismo. Sin mediar palabra, introdujo una de sus manos en la campera de cuero que llevaba y sustrajo desde uno de los bolsillos interinos una pequeña botella llena de vodka, cuya ración si bien lejos se encontraba de ser abundante, serviría para su garganta reseca.
.- ¿Y qué pasa? - Musitó ella, mientras se las arreglaba para destapar dicho envase y llevar el mismo hasta las comisuras de sus labios. Una vez allí, sintió al alcohol filtrarse por sus papilas. Airosa, agregó: - ¿A quién hay que cargarle el féretro?


_________________


Bitch, dont kill my vibe:
 


Si eres valiente, abre el spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   

Volver arriba Ir abajo
 

Despacho del Mizukage

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 3.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3  Siguiente

 Temas similares

-
» Despacho de Gartxi
» Palacio del Mizukage
» El despacho de Mehmet Scholl
» Curiosidades sobre el anime naruto.
» --- Despacho de Pinelito ---

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Shinobi Chronicles. :: General :: Papelera-