Shinobi Chronicles

Noticias
05.08.15 La historia del foro recibe un giro grande, adelantándose 3 años en el futuro. ¿Qué les espera a las aldeas? Entérate sobre los detalles aquí.
22.07.15 Con la baja de actividad, la administración decide abrir un tema para que la comunidad aporte sus ideas con la intención de mejorar la situación del foro. Las ideas no tardaron en llegar y los usuarios discutieron la posibilidad de un reset parcial donde la historia del foro sería adelantada a 3 años después de la actual. Para más información visitar el tema aquí.
Bienvenido!

¡Hola! Bienvenido a Shinobi Chronicles. Disfruta de tu estancia en el foro, esperamos que sea de tu agrado y te registres para ser parte de la comunidad. Ofrecemos un seguimiento al manga y anime de Naruto con la libertad de desarrollar historias únicas con un personaje de elección. Contamos con un gran listado de jutsus. Cada personaje será diferente y podrá tener diferentes habilidades. Además brindamos la oportunidad de crear jutsus, clanes, organizaciones e invocaciones. Como extra, el foro tiene una sección de diseño con talleres y tutoriales.
Diviértete mucho y suerte en tu camino ninja!


ÍndiceBuscarRegistrarseConectarse

Comparte
 

 Despacho del Mizukage

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente
AutorMensaje
Borsalino D
Borsalino D
Jounin
Jounin

Estatus Despacho del Mizukage 7HHS1L4Despacho del Mizukage KcLxfeY
Especialidad Médico
Atributos Despacho del Mizukage KnwSmrM
Naturalezas Despacho del Mizukage VNdAwAvDespacho del Mizukage 4JuLgvIDespacho del Mizukage 1LOq1xV
Armas
Spoiler:
 

Triunfos Despacho del Mizukage 8rjOezi
Ryous : 500R
Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 05/01/2015

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptySáb Ene 10, 2015 10:56 pm

Se corrió la voz, ya eran más que habladurías todos los rumores que se cernieron sobre la villa desde hace ya tiempo, pues finalmente cesaron y se dio por oficial el nombramiento de un nuevo mizukage. Me mantuve al margen de tal decisión pero sin embargo no perdía pista de las nuevas que afectarían al futuro de kirigakure pues me afectarían a mi directamente. Por lo tanto y una vez oficializada ya la noticia tuve la idea de ir a conocer al nuevo gobernante de la niebla, aunque era bastante tarde o demasiado temprano, según se mirase al igual que quien ve un vaso medio vacío o medio lleno, yo lo vería medio lleno. Daba la casualidad de que me tocaba guardia nocturna, y enterándome de la noticia desde algunos compañeros que también vigilaban la villa en la noche, decidí ir al finalizar mi turno al nuevo asentamiento que se levantó en el corazón geográfico de la aldea.

La noche se presentó ya desde la caída de la tarde algo recia, chispeando en un inicio y haciendo por extraño que parezca que la matutina niebla que caracterizaba a la zona se despejara durante unas horas del día, dejando que el ambiente se mostrase visible y no tan cargado. Faltaban unos minutos para que terminase mi turno cuando decidí  tomar rumbo hacia el lugar en el que en teoría el nuevo kage permanecería, no vendría mal ser uno de los primeros en conocerlo e incluso intercambiar algunas palabras con el si fuera posible. Andaba tranquilo, con mi atuendo púrpura que me caracterizaba y mi mano diestra posada despreocupadamente en el extremo del mango de la kubikiribocho, transmitía cierto aura de misterio o al menos eso yo mismo me creía con unos andares seguros que provocaban cierto compás sonoro por cada paso que daba, generando junto con mi presencia ese aura.

Finalmente y tras atravesar varias calles, estas vacías debido a la hora que era, me plante en la boca de uno de los puentes que conducían a todo aquel que quisiera atravesarlo a las dependencias del mizukage. No iba a dar media vuelta, por lo que lo recorrí hasta su final y entré en una de las edificaciones del complejo allí presente, pues no era un edificio único. Subí y bajé escaleras, vagué por los pasillos en busca de algunas indicaciones que conducirían al despacho pero al parecer no las habían colocado aún. Mis pasos retumbaban con el eco que generaba el lugar hacia los fondos de los pasillos, me empezaba a cansar de dar vueltas cual imbécil por lo que estuve atento por si venía alguien de guardia al que preguntar donde se encontraba el mizukage en esos momentos, seguí andando por los pasillos hasta que finalmente, al doblar una esquina, me topé con una chica que portaba algunos papeles bajo el brazo
- Disculpad - dije llamando su atención, pues aparentemente no se había percatado de mi - ¿Tendrías la amabilidad de decirme si el nuevo el Mizukage acoge ahora alguna audiencia? - dije preguntándole, y esperando su respuesta permanecí quieto en mi sitio - Emmm pues.... no sabría decirte, si quieres te puedo llevar hacia su despacho y luego tu ya puedes preguntárselo, sígueme - sus palabras provocaron que asintiera con la cabeza para acto seguido seguir a la chica.

Pocos pasillos cruzamos los 2 hasta que finalmente la joven me señaló la puerta, marchándose por donde habíamos venido y dejándome frente a otro pasillo con una sola puerta en el, no era de la misma longitud que el resto, este era el más corto, sin embargo poseía una sola puerta que daría lugar supuestamente al despacho del kage, a no ser que la chica se haya quedado conmigo. De igual forma avancé hasta ella sin desvirtuar las características de mis andares hasta que me planté frente a la puerta, una puerta diferente en cuanto a dimensiones y rasgos al resto, pues esta gozaba de un arco algo más amplio, maderas de aparente calidad con acabados rojos la constituían y tenía un picaporte de metal con algunos detalles grabados en el bastante vistosos. Alcé mi mano derecha que aún seguía posada en el mango y preparando dedos indice y corazón, los doblé hacia dentro de mi mano y golpeé suavemente la puerta con sus nudillos para esperar una posible respuesta.
Volver arriba Ir abajo
Alexander~
Alexander~
Avanzado
Avanzado

Estatus Despacho del Mizukage Ssqj6INDespacho del Mizukage X5krHxB
Especialidad Médico
Atributos Despacho del Mizukage LrHyh6g
Naturalezas Despacho del Mizukage TNNEwG9Despacho del Mizukage 4JuLgvIDespacho del Mizukage VNdAwAvDespacho del Mizukage I5HnIYt
Ryous : 5000R
Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 24/11/2014
Edad : 25

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptyDom Ene 11, 2015 10:46 pm

El tiempo no había pasado de balde, había traído a muchos viajeros a la aldea oculta entre la niebla, muchos se habían quedado y formado una familia, en cambio otros simplemente distribuyeron lo que habían visto al resto de las naciones ninja, la aldea de la niebla se levantó de nuevo comenzando una época de oro que el mundo algún día conocería, tras muchos años de lucha la aldea terminó levantándose a niveles nunca antes vistos, con una estructura sólida y un nivel social muy elevado, con un comercio que llegaba a todas las naciones.

Muchos años de lucha y esmero, de batallas incontables y deseos hechos realidad, y una mente que planeaba desde las sombras cada jugada y movimiento realizado… Alexander.

Aquella estratificación amplia, lujosa y llena de brillo, que se extendía hasta el cielo, situada en uno de los extremos de la imponente Kirigakure, hecha de cristales refinados y extravagantes, tenía en su interior la oficina más importante de toda la aldea, el cerebro detrás de todo lo que la gente llegaba a conocer, la mente maestra de la seguridad.

Una persona joven, con cabellos negros y largos hasta la cintura, se movía de un lado a otro en aquella amplía oficina, su traje elegante lo hacía diferenciar del resto de las personas en aquel inmenso edificio, tan sólo el verle provocaba intimidación y atracción a la vez, sus ojos de color rojo como la sangre, y su rostro tan figurado era como el más embriagante vino que alguien pudiera beber, el oír su voz era como escuchar una dulce melodía y su forma de ser, seduciría incluso a la más sería de todas, un joven conquistador al mando de una inmensa aldea, con estratificaciones dignas de un rey… Un imperio que estaba por desatar un cambio.

----------------------------------------------------------------------------------

- Quizá, tan sólo quizá, pasaría algo distinto hoy… - comentó una voz desde el interior del despacho, un joven de largos cabellos negros azabache sentado en una silla en el centro del despacho, esperando un simple movimiento, un solo sonido que lo llevara de la responsabilidad a la diversión o bien de la responsabilidad a la pérdida del tiempo. Fueron muchos los minutos de espera, largos días de agonía sin escuchar otra voz que no fuera la de sus fieles sirvientas.

Más un sonido llego a sus oídos, era inevitable no captar la atención de aquellos pasos, provenientes de las afueras del despacho, una sonrisa se marcó en el rostro de aquel joven que potaba el título más alto en la aldea, sus ojos rojos brillaron de una singular manera y su rostro cambió rápidamente, su estado de anímico aparentaba mejorar. Finalmente los pasos cesaron de inmediato delante de la puerta, los oídos de aquel joven alcanzaron a oír el sonar de la puerta, aparentemente unos nudillos chocaron en contra de esta, el resonar de la madera siendo golpeada era un alivio para este de cabellera larga, quien vociferaba unas palabras - Adelante. –

Para su sorpresa, una persona de edad un tanto avanzada pero con un porte un tanto corpulento, con una tez pálida, y un cabello recortado con singularidad y de una tonalidad negra. Tras lo sucedió las palabras salieron despedidas de la boca del actual Mizukage. - ¿Borsalino verdad? – conjeturó esperando una respuesta, permaneciendo sentado en aquella silla de madera, delante de el un escritorio repleto de papeles y folios.

_________________

Narro - Hablo - Pienso

Despacho del Mizukage DanceintheDark
Volver arriba Ir abajo
Borsalino D
Borsalino D
Jounin
Jounin

Estatus Despacho del Mizukage 7HHS1L4Despacho del Mizukage KcLxfeY
Especialidad Médico
Atributos Despacho del Mizukage KnwSmrM
Naturalezas Despacho del Mizukage VNdAwAvDespacho del Mizukage 4JuLgvIDespacho del Mizukage 1LOq1xV
Armas
Spoiler:
 

Triunfos Despacho del Mizukage 8rjOezi
Ryous : 500R
Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 05/01/2015

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptyMiér Ene 14, 2015 5:20 pm

El futuro y estabilización de la villa estarían ahora en manos del tipo que estaba detrás de la puerta, cualquier toma de decisión crearía bien la discordia y el caos o la gloria de la aldea y como shinobi de esta debía de confiar plenamente en esa toma decisiones, además de tener fe en quien las toma. La vida de sus gentes orbitaba alrededor del nuevo kage y toda esa responsabilidad caía sobre los hombros de este mientras ocupe tal cargo. No obstante no estaría solo, pues hablando por mí y por mis guardias, contaría con apoyo para lograr con éxito sus propósitos, ayudándolo en la medida de lo posible en cualquier tarea que quisiera hacer y que sea en su plenitud beneficiosa para la aldea. Una nueva etapa para todos comenzaba, era cuestión de tiempo encauzarla hacia el éxito y la prosperidad.  

No se hizo mucho de esperar una respuesta desde el interior, aquel leve golpeo que retumbó por el pasillo al igual que mis pasos provocó que alguien que en teoría sería el mizukage diera permiso para abrir la puerta. Con la misma mano con la que llamé, giré el pomo para abrir la puerta, separándola de su marco a la par que me internaba en la habitación clavando mis ojos en la figura del mizukage que estaba sentado en un escritorio central. Cerré inmediatamente la puerta con la misma mano una vez estaba enteramente dentro del cuarto, con tranquilidad pero sin pausa, parecía como si aquello lo hiciese diariamente, giré mi cuerpo sobre su eje los pocos grados que hacían falta para estar de cara al mizukage y me acerqué hasta él con unos pasos prudentes, posando la mano con la que abrí la puerta en el extremo del mango de kubikiribocho tal y como la tenía antes. El mizukage aparentemente era más joven que yo, bastante más, por lo que debería de ser toda una promesa para el futuro de la villa, el joven poseía una melena tan negra como mi pelo y un rostro bastante particular, que congeniaba perfectamente con parte de la vestimenta que podía lograr ver, esta muy elegante, ya que el chico permanecía sentado y a primera vista tranquilo.

Sorprendentemente me identificó formulando mi nombre en una pregunta que se respondía por si sola, ya que en la villa se me conocía entre los altos cargos por los largos años que he estado asegurando la puerta de la aldea de cualquier amenaza y que aún seguía con la misma labor
- Así es - afirmé asintiendo levemente con la cabeza y cerrando por un instante los ojos, unos 2 segundos después de sus palabras. No tomé asiento, y me quedaría de pie hasta que él me diera permiso. El despacho poco a poco se teñiría con la primera luz del día, resaltando todos los detalles que tenía, pues guardaba curiosidades dignas de contemplar durante un momento hechas de fina madera, entre otras cosas la mesa. El silencio reinaba en el despacho y tan solo era perturbado por nuestras voces, siendo una vez más pero esta vez de mi parte quebrado - Me presento Mizukage-sama, como bien ha dicho, soy Borsalino D Shin, primero al mando de la puerta de Kirigakure y único samurai en la villa del seno samurai del país del agua - personalmente repetir lo mismo era de ser muy idiota, sin embargo prefería guardar educación y formalidad en la primera toma de contacto - Vengo para tener con usted una primera audiencia, pues mis guardias me confirmaron que finalmente se nombró a alguien como Mizukage de la aldea, y dejo a su disposición mis servicios como chunnin además de darle la enhorabuena por obtener tal cargo de parte de mis subordinados y de la mía - le dije, esta vez alargándome un poco más y explicándole las razones por las que he venido además de dejar a su juicio mi labor como shinobi de la aldea, pues podía continuar siendo la misma o ser cambiada.

Tras mis palabras guardé silencio, a mi pesar me parecía algo ñoñería pero que lealmente debía de hacer, pues ahora mismo, el chico que tenía delante representaba kirigakure, y una sola falta de respeto sería igual que hacérselo a todos los civiles de la villa que protegía, solo mantendría todas aquellas formas hasta que él mismo diera su permiso para rebajarlas. Esperaba ahora sus palabras y quizás a que este restara peso a tales formas, para acomodar la conversación, la cual no había hecho más que empezar.

_________________

Hay que follarse a las mentes.



· Narro · Pienso ·
Volver arriba Ir abajo
Alexander~
Alexander~
Avanzado
Avanzado

Estatus Despacho del Mizukage Ssqj6INDespacho del Mizukage X5krHxB
Especialidad Médico
Atributos Despacho del Mizukage LrHyh6g
Naturalezas Despacho del Mizukage TNNEwG9Despacho del Mizukage 4JuLgvIDespacho del Mizukage VNdAwAvDespacho del Mizukage I5HnIYt
Ryous : 5000R
Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 24/11/2014
Edad : 25

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptyMar Ene 20, 2015 1:42 am

Había llegado una respuesta por parte de corpulento hombre que se había adentrado en el despacho de Alexander, quien aún permanecía tranquilo sentado en aquella silla que con anterioridad ya se había acomodado, entrecruzo los dedos de sus manos, a medida que subía sus codos posicionándolos sobre el escritorio, llevó sus manos justo en frente de su rostro y dejó escapar una sonrisa al escuchar el balbucear del susodicho.

Las líneas del tiempo comenzaban a moverse al final, la aldea estaba registrando ninjas de grandes capacidades y aptitudes adecuadas para alcanzar un objetivo que enceguecía el juicio del mandamás de la Niebla, este mismo retiro la silla en la que se encontraba, empujando sus pies hacía delante, se puso en pie y avanzó sin conjeturar palabra alguna. Tomó en sus manos un folio que yacía sobre su escritorio y lo abrió, sus ojos comenzaron a moverse entre las líneas que se encontraban plasmadas en las hojas que estaban en el interior de folio.

- Borsalino, deja las formalidades, no son necesarias. Al parecer tus dotes con el dominio de armas punzocortantes te llevaron a lo que eres ahora, el único espadachín de esta villa - bufó a la vez que hacía una pausa en sus palabras – Es curioso, sabes, aún espero que dos personas aparezcan delante de mí, no esperaba que fueras a ser el primero en aparecerse por estos lugares. – Comentó de nuevo a la vez que se movía a uno de los costados del despacho, acercándose a uno de los ventanales del mismo.

El pelinegro observó la neblina característica de la villa y dejó escapar otra sonrisa. – El mundo es un lugar demasiado grande. – conjeturó moviéndose nuevamente, acercándose a otra pared, durante el movimiento que tuvo dentro del despacho no había dicho ninguna palabra, el silencio se había hecho presente por un momento. El joven de atuendo elegante levantaba una de sus manos hacia un cuadro que tenía delante de él. Lo inclinó activando un botón.

De la nada una obertura se mostró en el suelo del despacho y con un mecanismo se levantaba una barra, un mueble con gran cantidad de bebidas alcohólicas y diversas sillas sin respaldo. – Siéntate, sírvete lo que quieras Borsalino. Tengo algo que encomendarte, pero para ello necesito la presencia de un extra, espero venga. – dijo a medida que se servía un poco de vino.


Off Rol:
 

_________________

Narro - Hablo - Pienso

Despacho del Mizukage DanceintheDark
Volver arriba Ir abajo
Borsalino D
Borsalino D
Jounin
Jounin

Estatus Despacho del Mizukage 7HHS1L4Despacho del Mizukage KcLxfeY
Especialidad Médico
Atributos Despacho del Mizukage KnwSmrM
Naturalezas Despacho del Mizukage VNdAwAvDespacho del Mizukage 4JuLgvIDespacho del Mizukage 1LOq1xV
Armas
Spoiler:
 

Triunfos Despacho del Mizukage 8rjOezi
Ryous : 500R
Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 05/01/2015

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptyMar Ene 20, 2015 1:19 pm

Buen rumbo tomó la conversación, y con bueno quiero decir a que el mizukage me invitó a relajar mi formalidad haciendo que cualquier intercambio de palabras fuese de ahora en adelante libre de ciertas ataduras y más cercano. Como si el mismo me leyera la mente, pues si que era cierto que yo era un tipo correcto con el respeto a altos rangos, pero la forma con la que había que dirigirme a ellos me resultaba algo incómoda y personalmente arcaica; de igual forma lo detestaba cuando lo hacían a mi persona rangos menores y similar cuando yo me dirijía a ellos, pues sé por experiencia que la base del respeto no es la elección de ciertas palabras si no la forma de expresarlas.

Sorprendentemente el jefe de la villa parecía pensar igual que yo, o eso suponía, y fue un gran alivio de cara a seguir manteniendo una conversación, una conversación que tenía pinta de ser muy interesante, ya que la joven promesa de la niebla la encauzó hacia un ambiente relajado abriendo para mi sorpresa un pequeño minibar en un lateral de su despacho
- Empezamos a entendernos - un cumplido surgió de mi boca de cara a ese gran gadget que traía incorporado el despacho del elegante pelinegro, y una vitrina con bebidas y botellas de diferentes formas y tipos apareció junto con una pequeña y elegante barra de una madera oscura y de aparente calidad, además de ello algunos taburetes acorde con las características de la barra también aparecieron adosados a ella. Sin duda era un detalle que llamó interiormente mi atención aunque por fuera tan solo mostrase un gesto tranquilo y por fin relajado a la hora de dirigirme al mizukage. No debía de dejar al joven solo en la barra, sería una gran falta de respeto, por lo que unos segundos después de que me invitase a tomar algo me acerqué hacia la resplandeciente vitrina, la abrí y contemplé las bebidas mientras escuchaba lo que el mizukage aún me seguía diciendo. De entre el amplio abanico de bebidas que había, podía contemplar licores cuya calidad se veía reflejada en la fecha de la recogida de su cosecha, la cual era muy longeva, y finalmente declinándome por uno en concreto recogido de las islas sureñas del país, lo tomé junto con un vaso adecuado y acompañe al joven en la barra.

Verdaderamente ahora empezaba mi audiencia con él, dejé la kubikiribocho a mi vera posada verticalmente en la barra para estar más cómodo y posteriormente derramé el añejo líquido al vaso de fino cristal rompiendo el silencio que se creó tras las últimas palabras del kage, sentándome tras llenar medio vaso en un taburete adyacente al joven. Aquel licor mejoraría el diálogo entre ambos, y calentaría el interior de mi cuerpo, es por ello que pegué el primer sorbo de aquel fino alcohol y este dejó un rico sabor fuerte, amargo-dulce en mi boca, una auténtica maravilla
- Venga alguien o no soy todo oídos, puede empezar cuando quiera.... - me limité a decir tan solo, me faltaba el poder tutearle aunque me parecía atrevido y desconocía su propio nombre, y por eso esperaba que en cuestión de tiempo me facilitase su nombre. Más sin embargo ¿A quien más esperaba el joven mizukage?

_________________

Hay que follarse a las mentes.



· Narro · Pienso ·
Volver arriba Ir abajo
Alexander~
Alexander~
Avanzado
Avanzado

Estatus Despacho del Mizukage Ssqj6INDespacho del Mizukage X5krHxB
Especialidad Médico
Atributos Despacho del Mizukage LrHyh6g
Naturalezas Despacho del Mizukage TNNEwG9Despacho del Mizukage 4JuLgvIDespacho del Mizukage VNdAwAvDespacho del Mizukage I5HnIYt
Ryous : 5000R
Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 24/11/2014
Edad : 25

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptyJue Ene 22, 2015 9:59 pm

Sin rechistar Borsalino aceptaba la invitación a tomar una bebida y de una manera muy versátil había comenzado a servirse aquel líquido vital. Su porte y expresión también habían cambiado a una forma más relajada, al parecer el haber erradicado parte de la formalidad hacían que todo encajara de una manera más liberal en su trato con la sombra de Kirigakure. Este mismo comenzaba a beber de aquel líquido que llenaba con ansias su interior.

Por su cuenta la sombra de la aldea comenzaba a disfrutar aún más de aquel vino añejo que se desliaba por su garganta, dejándole disfrutar de un sabor muy peculiar y agradable para él, dejando aquel vaso de vidrio sobre aquella barra de madera oscura, dio media vuelta dirigiéndose nuevamente a aquel estante repleto de bebidas, estiro su brazo derecho a la parte más alta, logrando tomar uno de tantos vinos que permanecían en esa parte del estante, y seguidamente regreso al lugar que con anterioridad se había posicionado, retiró la envoltura de arriba del Vino y retiro el corchó de una manera muy tranquila.

A continuación con un movimiento acorde a la situación servía el vino en el interior de aquel vaso, un vino añejado y de presentación un tanto peculiar, un envase de vidrio pulido con detalles finos y refinados, de una coloración café que hacía honor al sabor y la combinación que poseía aquel vino. Un vino creado en el interior del país, que degustaba de una manera exquisita las papilas de la sombra, un sabor a lo lejos de granos de café permitía al joven Alexander disfrutar de una manera incomparable el sabor de este vino. A sabiendas que el café era la bebida favorita del ya mencionado con antelación.

- Borsalino, tengo ciertos planes para el futuro de esta villa, y esto incluye alguno que otro viaje necesario - comentó tras ya varios minutos de silencio – Tras ya varios minutos dentro de este despacho, me es grato saber que tengo gente a mi cargo que respeta y guarda el margen correcto en situaciones correctas – Volvió a decir dejando escapar una sonrisa en su rostro. - Tras esto, pareciera que el mal educado y con falta de respeto soy yo, el hecho de ser la sombra de una gran villa a veces me ha dejado atrapado en un terraplén de papeles y con ausencia de personas con las que conversar, que incluso me ha hecho olvida el presentarme. - Dijo cambiando su semblante e irguiendo su espalda. – Alexander Bandervilt, Sombra de Kirigakure, actual Mizukage. –

Se suponía que la aldea de Kirigakure contaba con gran cantidad de ninjas aptos y de grandes capacidades, aun aparentemente Alexander esperaba la llegada de alguien más, que aparentemente no llegaría. – En mis planes estaba ir de visita a una de las villas cercanas, pero aún necesito otro factor indispensable, alguien que se quede a cargo de la aldea por un tiempo. – dijo mientras desviaba la mirada nuevamente a los ventanales del despacho, a medida que pasaba el tiempo la mirada de aquel joven se escapaba del presente, inconscientemente su mano se movía llevando aquel vaso con vino a su boca, quien tomaba un sorbo de aquel embriagante líquido.


_________________

Narro - Hablo - Pienso

Despacho del Mizukage DanceintheDark
Volver arriba Ir abajo
Pontieur
Pontieur
Jounin
Jounin

Estatus Despacho del Mizukage Ssqj6INDespacho del Mizukage X5krHxB
Especialidad Fuinjutsu
Naturalezas Despacho del Mizukage 4JuLgvIDespacho del Mizukage MOQYpUEDespacho del Mizukage EH0PJ3K
Armas
Spoiler:
 

Ryous : 8700R
Mensajes : 265
Fecha de inscripción : 18/01/2015

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptyMiér Ene 28, 2015 4:47 pm

Despacho del Mizukage Tumblr_nb8q3zaYFN1r88dzko1_1280

El collar representativo de su religión se encontraba enredado entre los dedos de la pelinegra, quien jugueteaba con este de forma inconsciente mientras se encontraba divagando sobre los hechos sucedidos en el último año. El triángulo invertido refulgía en las manos de esta, y la sola imagen del símbolo mencionado le transmitía una sensación de seguridad que de otro modo le era raro conseguir.
En búsqueda de resguardarse del frío, escondió sus manos dentro de los bolsillos de la campera que vestía, pero aquella acción no impidió que el mismo se filtrara incluso a través de los guantes que poseía, y que por consecuencia sintiera cada falange de sus dedos crujir al flexionarlos.
Asegurado por debajo de su brazo cargaba el estuche en donde guardaba su katana, Sentō, la misma cuyo filo le había dado parte de la reputación que entre los de su calaña ostentaba. En el tiempo que estuvo fuera, la hoja de su espada había sido recubierta por el frío fluir de la sangre menos veces de lo que uno llegaba a esperar. Sin contar los entrenamientos, donde probaba su manejo con la misma, el arma sólo hizo tres cortes, y consecuentemente hubo tres vidas arrebatadas, tres almas en pena cuyo destino ahora estaba entre los largos dedos de Lord Jashin. Una vez hubo completado su búsqueda de vendetta, dio un cese definitivo al entrenamiento iniciado hacía poco más de un año, sin embargo sólo en su vuelta a casa se dio cuenta de la vanidad de sus acciones... Las viejas memorias de felicidades pasadas eran imborrables, se decía a sí misma cuando se encontraba rodeada en la profunda oscuridad de la noche, salvaguardada únicamente por la luz de la luna y Sentō, pero así lo eran también las imágenes de la sangre teñir el agua y la inutilidad en su actuar para detener la hemorragia que poco a poco reclamaba a su compañero.

El eco de su constante pensar sólo se veía interrumpido por el sonido que sus pisadas generaban al abrirse paso entre la nieve que por aquella época inundaba el país. Fue un copo de nieve el que devolvió a Naoto a la realidad, apartándola de la macedonia de recuerdos que la invadía; Apretó con fuerza su collar y rogó a Jashin por el eterno descanso de sus compañeros caídos.
Una bufanda blanca rodeaba la garganta de la pelinegra a la vez que recubría la mitad inferior de su rostro, y los extremos de la misma bailaban al incesante ritmo que el barítono del viento marcaba. Ligeros cúmulos de aire se hacían visible cada vez que ella exhalaba, y sin embargo una sonrisa se dibujaba en el rostro de la misma, oculta bajo los pliegues de la prenda mencionada.
.- De vuelta en casa. - Dijo Naoto tras dejar al descubierto sus labios. Una vez llenó sus pulmones del aire natural proveniente de la fauna circundante pudo sentir sus energías renovadas, mientras que los latidos de su corazón se aceleraban. Durante unos segundos volvió la vista hacia atrás, y sus orbes negros apreciaron el largo sendero que el rastro de sus pisadas habían formado; Sólo entonces prosiguió su caminar.

.- ¿Tienes vodka? - El sonido de sus palabras interrumpió la conversación que los dos individuos mantenían. Ver que su sensei mantenía su posición como la sombra de su nación reconfortó a Naoto, quien en el fondo agradecía a Jashin que no haya habido cambios mayores en la aldea durante su ausencia, por miedo a los cambios venideros. Sin tapujos ni tabúes en el trato con su maestro, se encaminó hasta uno de los sillones, recostándose en este y reposando sus piernas en el extremo restante. Tras un largo suspiro, continuó: - Ha pasado tiempo, Alexander. ¿Cuánto ya? Doce meses, ¿trece, quizá? En el fondo me es indiferente, al fin y al cabo regresé antes de lo acordado. - Tosió. Desenredó la bufanda de su garganta debido a la calefacción del lugar, que hacía inservible el uso de dicha prenda. La parsimonia se hacía visible en sus acciones, consecuencia del viaje de vuelta que había llevado a cabo. - Un año y soy reemplazada. Qué barbaridad... ¿Este es tu nuevo alumno? Su espada es impresionante debo de admitir, pero la letalidad de una espada no reside en lo bien que se ve... A veces lo sencillo es lo más efectivo. - Finalizó, a la espera de su pedido.
Volver arriba Ir abajo
Alexander~
Alexander~
Avanzado
Avanzado

Estatus Despacho del Mizukage Ssqj6INDespacho del Mizukage X5krHxB
Especialidad Médico
Atributos Despacho del Mizukage LrHyh6g
Naturalezas Despacho del Mizukage TNNEwG9Despacho del Mizukage 4JuLgvIDespacho del Mizukage VNdAwAvDespacho del Mizukage I5HnIYt
Ryous : 5000R
Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 24/11/2014
Edad : 25

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptyJue Ene 29, 2015 12:54 am

REMEMBER ME


Despacho del Mizukage Feq7n8

Mientras el silencio se adueñaba del despacho, y la oscuridad y penumbra tomaban de nuevo al sol como sacrificio, mostrando así la magnificencia de la luna, la neblina en los alrededores de la aldea aumentaba a medida que las 7 de la tarde caía de manera inminente sobre el reloj del despacho, segundos pocos faltaban para que dicha hora llegase, por algún motivo los ojos rojos de la sombra de la aldea yacían aún idos en dirección del ventanal que se posaba en las paredes de más al fondo en el despacho. Dio un sorbo del vino que estaba aún en el vaso de vidrio que sostenía con una de sus manos y casi de una forma inconsciente llevaba el mismo a las comisuras de sus labios para dejar ir aquel vino a su garganta. Borsalino parecía aún degustar de su bebida por lo que su voz no resonaba en el despacho, un silencio frío se había adueñado del despacho.

- Fantasmas del pasado se acercan - socavó para sus adentros Alexander. El silencio se vio interrumpido por el llegar de la hora séptima, las campanadas del reloj dentro del despacho se dejaron escuchar cual campanario de iglesia en las proximidades del lugar. Un gélido frío acompañó el sonido que salía de aquel reloj, de gran tamaño de madera fina y oscura, de antaño y una herencia más, la nieve se dejó caer nuevamente sobre el interior y exterior de la aldea, quien en épocas de invierno era una víctima más de gélidos copos de nieve, que desenfrenadamente caían por horas sobre estas tierras, los ríos se veían completamente congelados, las aguas próximas a la aldea se veían poco transitadas debido a lo mismo, el frío invernal. – Cómo en aquellos días, me acordaré de ti, de ustedes, de todos. – dejaba salir para sus adentros el joven de larga cabellera negra.

El sonar de las campanadas del reloj cedieron y el silencio nuevamente fue el actor principal y aparentemente lo seguiría siendo durante unos pocos instantes más dentro del despacho. La noche aún era joven, sin embargo, la población residente de la aldea se resguardaba en el acogedor ceno de sus hogares, protegiéndose del frío y la nieve caer. Era una época muy triste para la aldea, la mayor parte de esta. A sabiendas Kirigakure siempre ha sido una aldea cuyas raíces dejaban expuesta a la aldea como una aldea sanguinaria y fría, con sed de venganza e ira contenida en cada rincón, siempre había sido una aldea con ninjas de carácter firme e inquebrantable, en dónde sólo aquellos que mataran tenían derecho a seguir adelante y avanzar, claro con un profundo temor a la muerte, quien acechaba en cada minúsculo segmento del país y fuera de él también. Años de desolación y sangre marcaban muchas veces los caminos y brechas del país.


ENERO 10 AÑOS ATRÁS


- Al fin cumplí con lo que prometí, tengo 14 años y aún permanezco con vida. Supongo que es hora de ver cara a cara a mi progenitor, claro si es que aún vive. – decía a medida que avanzaba en aquel sendero revestido de nieve. Siempre disfrutaba de aquel color tan puro que contenía la nieve, aunque muy a mi pesar a cualquier lugar que miraba la nieve sólo mostraba la incongruencia humana, la ceguera por el poder y la lucha por la suprema autoridad, sangre que teñía de una forma muy lúgubre aquel elemento que tanto me llamaba la atención, se apagaba de un modo muy frecuente mis esperanzas de vida.

Tras un largo camino recorrido, estoy hablando de varios días invernales, al fin pude alcanzar aquel lecho que anhelaba con tanta frecuencia desde hacía ya 4 años. Una vivienda de madera fina y anticuada, que reposaba sobre una de las pocas elevaciones de tierra existentes en la aldea. Un lugar que jamás había conocido sangre alguna, donde pocas familias residían y que abrazaban una fogata caliente. Con una sonrisa estampada en el rostro seguí avanzando a aquel lugar, me encaminé más de prisa al estar aproximadamente a unos 10 metros de mi destino. Sin vacilar corrí y llamé a la puerta de aquella choza, di un grito, sin recibir respuesta alguna, mi semblante cambió, toqué la puerta y el silencio acompañó por varios minutos mi silueta golpeando la puerta con mi cabeza una sola vez. La nieve cayó con más fuerza y sepulto de mis pies a la mitad de mi cuerpo de adolescente de 14 años.

Tras una hora perseverando tocando la puerta, una figura se asomaba a la ventana más próxima a la puerta, desapareció en un instante, la puerta se abrió segundos más tarde la silueta desaparecía de la ventana, un hombre fornido, somnoliento y con un rostro de antaño me tomó de los hombros, sacándome de una manera brusca de la nieve. Solamente escuché la palabra idiota resonar por los oídos antes de caer en, aparentemente, desmayado. Tras quien sabe cuántos días desperté en una cama dentro de aquella choza. Aquella figura seguía en el interior del lugar, con una voz robusta se dirigía a mi como una simple cucaracha que no servía para nada, evidente, era aquel bastardo que decía ser mi padre. Básicamente hacía su trabajo.

Recuerdo que el paso del tiempo me llevó a contarle a aquel sujeto el puesto en el que me encontraba actualmente dentro de la aldea, era un orgulloso Chunnin con sangre en las manos, uno más del montón. Recuerdo que había sonreído con cinismo y vociferaba unas palabras que aún tengo gravadas en la bandana que poseía. “La sangre no es la única salida” Aquel que había abandonado a una mujer embarazada a su suerte finalmente se hacía responsable de sus actos, me enseñó a blandir una espada que con sus manos había construido, me contó que metales utilizó y que aleación había logrado formar tras varios años de estudio, me dijo a su vez que esperaba que ese día llegará, donde hubiera alguien a quien entregársela y que esperaba que algún día pudiera enseñar a alguien como defenderse con un arma, eran cosas del viejo que no me gustaban del todo pero asumiendo que todo esto me sería de utilidad algún día guardé en mi memoria aquellas palabras y aquellos sucesos que marcarían mi vida mucho tiempo más adelante.

El Mizukage es electo. Dos chicas y un chico, un equipo.

No podía entenderlo aún, con 23 años de edad recibía el cargo más alto dentro de la aldea, la preocupación se marcaba de manera muy prolongada en mi rostro ¿Un jounin que carecía aun de carácter y que pocas veces tomaba la decisión correcta era el mandamás de la aldea de la Niebla? Pueden apuntarlo como un dato curioso en el mundo ninja. Por algún motivo me había interesado en hacer algo que jamás había tenido la oportunidad de hacer formar un equipo y participar en el entrenamiento conjunto a novatos de la villa. Quien ya no hacía exámenes sanguinarios para aprobar a los estudiantes de academia y que latía superficialmente en relación a un sistema más civilizado y adecuado a los tiempos presentes.

Naoto, Damon, Emillionethe, eran los nombres de aquel equipo que de manera autoritaria me designaba, aún creo que había sido un error. Naoto siempre había sido una chica hábil con el uso de la espada a quien había transmitido aquellos conocimientos que mi padre había implantado en mí, ella era la perfecta tierra para hacer florecer aquella semilla del conocimiento, siempre, desde la academia había mostrado unas peculiaridades que latían al son de la música. Damon por otra parte era el sujeto serio, de pocas habladurías y de un gran conocimiento en el arte del ninjutsu, sus capacidades superaban a un chunnin con mucha facilidad, y por otro lado estaba Emillionethe, una chica de larga cabellera rubia con gran ímpetu, decidida y con grandes capacidades ninja.

Me había encariñado mucho con ellos, atestigüé grandes victorias por parte de este equipo. Siempre me sacaban una sonrisa en los días más largos y aburridos en las oficinas, o un enojo por las tonterías que hacían. Aún recuerdo también la tristeza más grande que me dieron dos de ellos, con lágrimas en los ojos recuerdo haber sido testigo de la hoja de una espada terminaba por atravesar tres cuerpos en uno de los extremos de la aldea, era invierno también, odiaba ver ese color rojo sangre manchando el puro color de la nieve.

- Naoto, qué todo salga para bien, regresa, tienes un año y medio. – Vociferé un par de meses más tarde a aquella chica de cabellos negros.

Pisadas familiares. Actualidad.

Finalmente el silencio que se había adueñado del despacho se rompía a medida que una serie de pisadas se asomaban a aquel despacho, eran alrededor de las 7:10 de tarde cuando una silueta se adentraba sin aviso al despacho del Mizukage, el tono de voz delicado y agradable provenían de una chica de cabellos cortos y negros oscuros, con una cintura delgada y una bufanda de color blanca, esta cubría adecuadamente su delgado cuello, una espada también acompañaba engalanando la entrada de la pelicorto.

- ¿Crees qué le daré Vodka a una chiquilla como tú? ¿Cuántos años tienes ahora 17, 18? Sabes Naoto, que regresarás antes de tiempo sólo me dice una cosa, no sabes seguir normas, o bien que lograste obtener lo que tanto buscabas, espero sea la segunda o sería un desperdicio tenerte nuevamente por acá. - bufó el Mizukage desde su posición. Un ambiente cálido se dejaba mostrar tras la aparición de aquella chica de delgada figura. Alexander, dejó escapar una sonrisa que se dibujaba poco a poco en su rostro, entrecerró sus ojos dejándole mostrarse como siempre había sido, alguien risueño y que mostraba alegría de un modo muy diferente a muchos. Este mismo comenzó a moverse en dirección al lugar en donde se había posado la chica, colocó su mano sobre la cabeza de esta acariciándole durante unos segundos el cabello – Me alegra verte rata. – decía el pelinegro con total sinceridad.

– Vuelves y te crees con el derecho de hacerte ideas y dejarlas escapar por esa boca que tienes, sin saber nada al respecto, es muy típico de ti. – dijo mientras desviaba la mirada en dirección a Borsalino, – Aquel que ves allá es Borsalino, tu superior, respeta, por otro lado es un gusto tenerlos acá, falta la llegada de uno o dos más y esto dará inicio – decía a medida que retiraba la mano de la cabeza de la joven, moviendo el cuerpo en dirección a su escritorio, para acto seguido sentarse en este, colocando sus brazos sobre el escritorio y realizar un simple sello que le hizo sonreír.

_________________

Narro - Hablo - Pienso

Despacho del Mizukage DanceintheDark
Volver arriba Ir abajo
Borsalino D
Borsalino D
Jounin
Jounin

Estatus Despacho del Mizukage 7HHS1L4Despacho del Mizukage KcLxfeY
Especialidad Médico
Atributos Despacho del Mizukage KnwSmrM
Naturalezas Despacho del Mizukage VNdAwAvDespacho del Mizukage 4JuLgvIDespacho del Mizukage 1LOq1xV
Armas
Spoiler:
 

Triunfos Despacho del Mizukage 8rjOezi
Ryous : 500R
Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 05/01/2015

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptySáb Ene 31, 2015 7:35 am

Los minutos pasaban aún con nosotros 2 solos en el refinado despacho, cómodos y sueltos, cada uno con su vaso correspondiente y su alcohol correspondiente. Mi licor poco a poco desaparecía por mi garganta, el añejo líquido con un sabor a madera con toques dulce-amargos satisfacía mis ganas de beber, era fuerte y algo denso, una verdadera joya. Finalmente Alex me contó lo que guardaba en mente, claramente un plan. Un viaje, con destino a una de las otras grandes villas seguramente, el mizukage con esto hizo una leve introducción al tema específico, pero aún faltaba especificaciones claras como a cual villa, algunos porques y lo que al parecer era lo más importante ahora mismo, otros invitados al despacho. La sombra de la villa oculta de la niebla se presentó formalmente ante mi para mi sorpresa, lo que originó que me girase unos grados hacia él hasta terminar cara a cara y asentí la cabeza una vez su presentación terminó.

Me fue muy grata, al chico se le veía muy disciplinado, formal y con personalidad como para llevar un país correcta y justamente, cada vez mi lealtad hacia él incrementaba, pues transmitía seguridad y buen hacer para el futuro de la aldea. Además de esto tenía una espléndida vitrina con finos alcoholes  que me ganó completamente
- Tienes todos mis respetos Alexander - contesté mientras levantaba mi cabeza, cuando de nuevo el joven pelinegro comenzó a hablar, esta vez haciendo más incapié en el tema en sí que rondaba su mente mientras tanto, derramaba más licor en aquel vaso de fino cristal y base ancha. Un plan, con la excepción aún de quedar la villa asegurada con alguien de confianza y capaz pues ese era por lo visto el único impedimento que tenía el mizukage, algo lógico pues aunque aún reinaba la calma en las islas del interior del ancho mar, no sería de menos importante bajar la guardia, por lo que teníamos un contratiempo vital para la supuesta misión diplomática.

Al joven le honraba ese gesto de ser precavido, ya que dejar a la villa en buenas manos era prioritario a la par que salir en misión hacia una villa, Kirigakure debía de hacer ya movimientos estratégicos para no estar a la cola respecto a las demás, había que posicionarse
- Apoyo ese punto de dejar la villa a cargo de alguien Alexander, aun con eso todavía en el aire, ¿Tienes alguna villa de preferencia a la que quieras visitar? Hasta ahora no hemos recibido ni ofensas ni apoyos de nadie por lo que reina la neutralidad, estoy seguro que tu elección viene precedida de un buen porqué - le dije a la joven sombra de Kirigakure, esperando una satisfecha respuesta, pero sin embargo no fue así, alguien irrumpió en el despacho, una chica por el tono de su voz, pues yo estaba de espaldas a la puerta por lo que Alex fue el único de los 2 que vio a la individua de cara, esta que se ahorró las formas de presentarse ante ambos se dirigió hacia el costado izquierdo del despacho tomando de referencia la puerta y no la pared que alex tenía a su espalda, tomando asiento en un reconfortante sillón de color marrón oscuro. Conforme la chica se adentraba en el despacho podía seguirla mejor por el rabillo del ojo tras un breve giro sobre mi eje, logrando verla finalmente, su cara la reconocía con alguna que otra laguna, y aunque hacía mucho tiempo que no la veía anteriormente si que la ví por la villa, tener 34 años te hace ver a demasiada gente de la aldea.

La chica aparentemente se veía algo prepotente, no obstante Alexander parecía conocer su edad y su nombre, Naoto, dirigiéndose hacia esta. Naoto se dirigió a mi con cierto aire despectivo, jóvenes de hoy.... La que al parecer fue ex-alumna del mizukage tenía aires de cierta soberbia a la hora de juzgar mi dominio de la espada. Pegué un último sorbo al licor y con la otra mano tiré del cordel que aferraba a kentsue a mi espalda, cogiéndola desde el interior de mi ropa por donde mango y vaina se tocaban, sacándola al exterior y desenvainándola levemente con el pulgar dejando entrever su hoja, era el momento de darle una lección a la chica
- Te corrijo, la letalidad de un arma reside en lo que no se ve, pues quién la ha visto ya no tiene aliento para contarlo.... Sin embargo, concuerdo contigo en que lo mas sencillo es lo más efectivo, se equilibrada y disciplinada chica, la vida te lo recompensará - le dije a la joven dejando un sonido deslizante de la hoja mientras la observaba guardándose una vez terminé de hablar, a continuación Alexander me presentó a ella mientras volvía a guardar a kentsue deslizando el cordel por mi ropa hasta posicionarla casi en linea con mi columna ¿Seguiríamos esperando a ese "alguien"? o empezaría Alex a contarnos su propósito.  

_________________

Hay que follarse a las mentes.



· Narro · Pienso ·
Volver arriba Ir abajo
Pontieur
Pontieur
Jounin
Jounin

Estatus Despacho del Mizukage Ssqj6INDespacho del Mizukage X5krHxB
Especialidad Fuinjutsu
Naturalezas Despacho del Mizukage 4JuLgvIDespacho del Mizukage MOQYpUEDespacho del Mizukage EH0PJ3K
Armas
Spoiler:
 

Ryous : 8700R
Mensajes : 265
Fecha de inscripción : 18/01/2015

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptyMar Feb 03, 2015 12:20 am

| Primer objetivo.
Flashback.

El ruido de la moneda al caer fue seguido por el eco que la música producía al resonar por todo aquel lugar. El tono y el ritmo de la canción contrastaba con el ambiente que la taberna poseía, pues en lares como aquellos, donde la gente ahogaba sus penas en los cálidos brazos del alcohol, la alegría y despreocupación que esta transmitía no eran bien recibidos por los individuos allí presentes, que sólo buscaban escapar momentáneamente del tormento de su realidad.
Sus rostros voltearon hasta finalmente encontrar la causa del descontento generalizado, y cuando lograron su cometido todos pudieron ver la prepotencia de un adolescente causada por varios tragos de quién-sabe-qué. Una larga sonrisa le era atribuible, dejando a la vista todos y cada uno de sus dientes mientras exudaba una confianza digna del valor que el jolgorio temporal de la bebida brindaba a los de su calaña. Sus ojos se movían en todas direcciones con atención, buscando de forma intrínseca alguien a quien desafiar para poder dejar sus emociones fluir; Una garganta cortada, un brazo rebanado... Lo que él más ansiaba en esos instantes no era el resultado de sus acciones, sino el proceso que conllevaba a aquel resultado. Él buscaba la presencia de un resquicio, independientemente de su razón, para poder liberar la violencia contenida.

Pero Naoto también se encontraba presente en aquel bar de mala muerte. Sus dedos se encontraban enrollados entre un pequeño vaso del local, lleno hasta la mitad de una bebida blanca que en muchos otros lugares le prohibirían beber como consecuencia de su elevado porcentaje de alcohol en el mismo. Había seguido a aquel individuo durante días, hasta llegar a memorizar la precaria rutina a la que él mismo se había visto reducido. Incluso las actitudes de este eran sabidas por la pelinegra, cuyo conocimiento de ampliaba sobre las filias y fobias del idiota prepotente que tenía a algunos metros de distancia: Sus tics y sus manías, su conducta y sus tratos, ninguno de estos detalles era algo que la espadachina desconociera. Todo se reducía a su relación con la violencia, cuyas ansias de grandeza y sus ínfulas de poder lo conducirían a un camino de no retorno en la cual su demencia galopante no le sería de utilidad para escapar de su situación.

El sonido de las patas de una silla al ser arrastradas le informó a Naoto que alguien quería poner fin a la actitud del rubio que desafiaba a los presentes abiertamente. Los pasos resonaron contra las tablas de madera que en conjunto formaban el suelo, y cuando las pisadas se detuvieron todos prestaron suma atención a las palabras que ambos individuos se dirigieron.
.- Si tanto valor tienes, gordito, intenta golpearme. – Lo que este había tomado tergiversaba la jerga que el mismo tenía de forma inconsciente al comunicarse, sin embargo su incitación a la violencia era entendible sin necesidad alguna de palabras. El trémulo sonido de pasos agolpados sólo fue interrumpido segundos después de iniciados por los gritos del desafiante, cuyo cuerpo al caer provocó una ligera vibración en los lugares circundantes. Más personas se pusieron de pie, sin embargo pocos se vieron intimidados por el final de aquel individuo, justificando su derrota con la plausible debilidad del retador. Los segundos venideros fueron marcados por el incesante griterío que aquel intercambio de golpes y cortes provocó, generando una variedad de quejas, insultos y súplicas efímeras cuyo final era siempre la vanidad. Ignorando aquel desastre, Naoto sólo escuchaba un ruido al unísono al cual prefería restar importancia.

.- ¿Y quién es la hermosa doncella que no se ha unido al juego…? – La suave voz del único de los presentes que se encontraba de pie no parecía la de alguien que con sus manos acababa de arrancarle la vida a varias decenas de individuos, con una ferocidad similar a la de los animales, la consecuencia de sus actos era visible en la sangre que lentamente recorría el suelo y embadurnaba sus ropajes. En lo profundo de su mente, y en la privacidad que la misma le brindaba, pidió a Jashin por el buen descansar  de los recientes difuntos, más allá de los actos cuestionables que los mismos pudieran haber realizado en vida. Sin embargo, en su oración se reservaba a una persona, la única junto a ella que aún permanecía con vida. – Te he hablado. ¿Eres ton---
.- Te he escuchado, a ti y a toda escena que acabas de hacer. Supongo que algunas facetas nunca cambian... – Lo interrumpió Naoto, mientras seguía sin ponerse de pie. Desafiante, agregó: - Déjame terminar mi vodka. Pagué por este trago, y quiero hacer valer mi dinero. – Con el extremo de sus dedos hizo recorrer aquel líquido el camino restante hasta llegar a las comisuras de sus labios; Una vez apuró su trago y este hubo sido ingerido, la pelinegra se puso de pie.

Con gran parsimonia en su accionar, la pesadez en su retahíla de movimientos irritó al rubio cuya sonrisa poco a poco se transformó en la expresión de aquel quien quiere dejarse llevar por sus emociones más humanas. Sin detenerse a reflexionar sobre cómo afrontar la situación debido a la confianza que el mismo se tenía, su cuerpo se abalanzó hacia la pelinegra, sin embargo el golpe que quería llevar a cabo fue detenido cuando Sentō se interpuso en el camino del mismo y el filo de la espada se abrió paso entre el cuerpo de este. Ni las prendas que vestía o los músculos de su cuerpo detuvieron el feroz avance de la katana, que atravesó varios órganos vitales en su recorrido hasta salir despedida por la fuerza de la inercia por la espalda del rubio. Una vez este cayó al suelo, con su rostro manchado por su propia sangre y tosiendo al ahogarse con la misma, Naoto se agachó hasta que su rival pudiera escuchar sus palabras.
.- Descuida. – Decía la misma mientras incorporaba sus piernas lentamente, hasta haberse podido sentar a su lado. Tras llevar una de sus manos a uno de sus bolsillos traseros, del mismo retiró un pañuelo con el cual limpió el filo de la hoja de su arma. Una vez el metal quedó libre de las manchas de sangre, guardó su arma en la vaina de la correspondiente y prosiguió su habla. – Vivirás, descuida. Rezaré al todopoderoso Jashin porque lo hagas… - Lentamente hizo descender el cierre de su campera para enseñarle el collar representativo de su religión colgando desde su cuello. - Y entonces volveré, para terminar lo empezado.

| Terminando lo empezado.
Flashback.


La puerta de su casa se hallaba abierta. La empujó y se adentró en su interior, intentando hacer el menor ruido posible. A través de un arco que se abría en el otro extremo de la estancia podía ver la escalera que conducía a las plantas superiores. Justo, bajo el arco, ella pudo distinguir unos pies que se balanceaban. Lentamente, como dos agujas de brújula, los pies giraban hacia la derecha: norte, nordeste, este, sureste, sur, sursuroeste; después se detuvieron y al cabo de pocos segundos giraron, con idéntica calma, hacia la izquierda: sursuroeste, sur, sureste, este…
.- Cobarde. – Se quejó ella.

| Tras la conclusión.
Presente.

En aquellas noches que pasó a la deriva, donde sólo las estrellas servían como verdadera compañía y cuando debía encontrarse atenta ante los depredadores de las zonas circundantes, ni su devoción hacia su religión ni su búsqueda por la venganza servían a la pelinegra como motivaciones para seguir con el objetivo que se había autoimpuesto. Lo único que impulsaba su actuar era no deshonrar a la única persona importante que le quedaba con vida, Alexander. Él esperaba que ella lograra su cometido, que las muertes de sus compañeros no se esfumen en la mera vanidad de los recuerdos y ella quería ser el instrumento que cumpliera aquel propósito.
.- La última vez que alguien impidió que yo encontrara paz con la ayuda de mi querido vodka hubo varios heridos. Es una historia divertida. – Aseveró. – Quizá deba contarte la misma algún día, Alex. De esa forma tú serás quien juzgue mis éxitos y falencias. – Pero la amenaza proferida hacia su persona impidió que la conversación tomara rumbos más interesantes.

Naoto dio un largo suspiro mientras sus párpados se cernían sobre sus ojos. No había vuelto al único lugar donde su seguridad no se veía comprometida por sus acciones para recibir amenazas de personas que creían que la vida se basaba en la manutención de un código moral, cuyo incumplimiento afectaría gravemente el honor del atrevido individuo que osara incumplir con estas reglas no escritas. Al abrir los ojos decidió no apartar sus orbes negros del cuerpo de aquel que indiscretamente parecía querer comparar la habilidad de ambos individuos con sus armas correspondientes. La pelinegra estaba dispuesta a chocar el metal contra el metal si el individuo que tenía enfrente lo veía necesario, sin dejarse acobardar por la cháchara con la que este alardeaba de forma indirecta sobre su sobrante de experiencia.
.- Las generaciones que otrora fueron útiles, – Hizo especial énfasis en esas palabras, buscando empezar un combate verbal que desencadene en uno donde sólo el frío beso del hierro decidiría al ganador. – se dejan ofender muy fácilmente. Las hazañas de tiempos pasados todavía deben tener cierto ahínco en su orgullo.
Una vez se incorporó en el sillón donde la misma reposaba sus índice y pulgar se doblegaron hasta atrapar el cierre de su estuche, y una vez corrieron el mismo pudo sacar de dentro de este el arma cuyo uso la caracterizaba. Sus falanges rodearon el mango de su arma y, con la misma actitud pedante con la que actuó el individuo que tenía frente a ella, le dio el honor de visualizar el filo de una espada que sólo los más aptos podían realmente utilizar.


Spoiler:
 

_________________

Despacho del Mizukage P9punDc

Bitch, dont kill my vibe:
 


Si eres valiente, abre el spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Susano
Susano
Hokage
Hokage

Estatus Despacho del Mizukage 7HHS1L4Despacho del Mizukage 13BD1iZ
Especialidad Sensor
Atributos Despacho del Mizukage LrHyh6g
Naturalezas Despacho del Mizukage TNNEwG9Despacho del Mizukage MOQYpUEDespacho del Mizukage EH0PJ3KDespacho del Mizukage ETdgM8Y
Ryous : 2000R
Mensajes : 124
Fecha de inscripción : 10/01/2015

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptyMiér Feb 11, 2015 8:32 pm

Y allí estaban, las grandes puertas rojizas que lo separaban del mandamás de la aldea. ¿Kage? Era un cargo político, pero no se le entregaba a cualquiera así por así. ¿Sería realmente tan fuerte como se decía? No le importaba. Sin embargo se encontraba allí porque así se lo habían ordenado. Presentarse ante el líder de la villa era de gran importancia para cada ninja de la aldea. No es que no quisiera hacerlo, pero imaginaba que si llegaba y al menos decía “Hola” podría volver a sus tareas. ¿Qué tareas? Llevaba meses a la deriva por que no surgía un trabajo lo suficientemente bueno para él. A decir verdad ir a echarle un ojo al Mizukage era lo más divertido que tenía por hacer desde hacía tiempo…

No tardó en llevar sus manos al frente, depositándolas con firmeza sobre la puerta de rojizo tono, y empujando con fuerza hacia el interior, con la clara intención de abrir y penetrar en la estancia. ¿Llamar antes de entrar? Ni se le había ocurrido. Con una sonrisa plasmada en el rostro atravesaba el umbral sin dudas. Llevó sus manos a los bolsillos mientras avanzaba hacia el interior a un paso acompasado. Su katana, que colgaba del lado izquierdo de su cintura, se mecía al son del paso que marcaba. Sin detenerse fue hasta uno de los ventanales que daban una grata visión hacia el exterior. Allí fuera se podía apreciar: a lo lejos, el ajetreo de la urbe llena de luces, a media distancia, un barco atracando con algún tipo de mercancía, y casi a los pies del gran edificio, numerosas y puntiagudas rocas.- ¿Qué probabilidades de vivir tendría alguien que se lance desde aquí?- No se dio cuenta, sin embargo, que si bien aquello pretendía ser un pensamiento, lo había expresado en voz alta.

No había hablado al entrar, pues inmediatamente se había dado cuenta que el Mizukage no era el único en el despacho. No quería interrumpir, tendía a ser respetuoso… Ocasionalmente. Una ojeada había bastado. Un caballero, un viejo y una joven. Hubiera dicho que el viejo era el Kage, de no ser por la sutileza y posición del caballero. Mas pudo notar en el de avanzada edad que con él portaba lo que podría ser algún tipo de katana.- Tendré que entrechocar acero con él en alguna ocasión…- Pensó. La joven, por otro lado, llevaba consigo alguna especie de porta instrumento.- ¿Artista?- Podría, de no ser por que dicho estuche estaba abierto, vacío, y sobre las manos de la chica descansaba una espada. Pero nada más llamó la atención del peli azul. Aun permanecía mirando al exterior, sin embargo giró repentinamente, como si de repente se hubiera acordado del lugar en el que estaba, quedando de cara a los presentes pero sin borrar esa sonrisa suya.- Mizukage-Sama…- Dijo, a modo de saludo, recostando su espalda contra el cristal rígido y cruzando sus piernas.-…Y compañía…- Concluyó, dirigiéndose tanto al de apariencia de caballero como a los otros dos, respectivamente. Volvió la mirada hacia la Sombra.- Fenris… Jaegerjaquez

Ya había cumplido con lo que se había propuesto en un principio. “Presentarse”. Se hubiera ido de no ser porque aquel peculiar grupo llamó su atención. ¿Estarían ellos haciendo lo mismo que él? Sino era así, ¿De que hablaban? Parecían muy cómodos para un “Hola y adiós” Por lo que, algún tema debían estar debatiendo. El olor a alcohol no tardó en llegar hasta su nariz, e instintivamente clavó la mirada en aquellos licores que sobre un mueble descansaban. Dudó.- ¿Alguna celebración?- Se aventuró, más no efectuó la pregunta, aunque dicha interrogante podría ser leída en su rostro. ¿Qué llevaría a aquel grupo a celebrar a aquellas horas? Ya empezaba a sentirse como que sobraba, y aquello le molestaba. Ladeó su cabeza, mientras que con un suspiro su celeste mirada se perdía nuevamente a través del cristal…
Volver arriba Ir abajo
Alexander~
Alexander~
Avanzado
Avanzado

Estatus Despacho del Mizukage Ssqj6INDespacho del Mizukage X5krHxB
Especialidad Médico
Atributos Despacho del Mizukage LrHyh6g
Naturalezas Despacho del Mizukage TNNEwG9Despacho del Mizukage 4JuLgvIDespacho del Mizukage VNdAwAvDespacho del Mizukage I5HnIYt
Ryous : 5000R
Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 24/11/2014
Edad : 25

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptyVie Feb 13, 2015 11:11 pm

BLOOD


Despacho del Mizukage 2qtwxev

Estaba acostumbrado a ver el correr de la sangre por los senderos que deambulaba durante mi juventud, a una edad de 19 años ya había atravesado con el filo de mi espada a muchas personas con el fin de encontrarle sentido al lugar que me vio nacer y que me seguía formando, Kirigakure aún a estas alturas sufría del gélido frío invernal que azotaba la vida de las masas de dicho sitio, robándoles la paz y por ende la vitalidad de estos. Tras el paso del tiempo había logrado ascender en aquella escalinata de la gloria de todo ninja, repudiaba el modo para llegar a la cumbre en la que me encontraba actualmente, un supuesto miembro del reducido rango Avanzado.

Era una constante batalla con derramamiento de sangre meramente innecesario, un campo de guerra posaba delante de mi llamándome, seduciéndome, atrayéndome a él con el fin de acabar por fin con la masacre que con antelación habían provocado los ancestros que nos precedieron. Tras clavar en el suelo aquella espada que me había acompañado desde hacía mucho tiempo atrás, llevaba mis manos a la altura de mi pecho para seguidamente juntarlas con total tranquilidad, entrecerraba mis ojos al son del choque de espadas y explosiones que salían del campo de batalla.

Comenzaba poco a poco mi rostro a mancharse con unas marcas de un color negro, que seguidamente dibujaban una figura particular y representativo de técnicas secretas. Aún mantenía mis manos juntas, esperaba el momento en el que la noche decidiera a aparecer y marcar la caída del sol delante de la oscuridad de la misma, quería marcar el fin de la lucha durante la espesa noche que comenzaba a dar dolor de parto en el cielo manchándolo de un color oscuro en el horizonte, la temperatura comenzaba a descender. Pasaron unos minutos y finalmente el sol cayó delante de la luna que no podía mostrar su luz, las nubes oscurecidas se habían encargado de cegar a la misma.

- Adiós - hizo sonar con una voz profunda, dicha misma se escuchó por el campo delante de él, un galopeo incesante se desató por parte de los que intervenían en la lucha, moviéndose hacia atrás, escapando de lo inevitable. La sorpresa que se llevaban los oponentes al sentir el suelo sacudirse y al ver raíces de un gran tamaño brotar de la tierra. El sol apareció nuevamente deshaciendo la oscuridad y mostrando un brillo carmín en el lago de sangre que había hecho acto de presencia en el transcurso de la noche.

Un despacho, Borsalino, Naoto, y uno más que aparece Fenris


Las cosas en el despacho comenzaban a tornarse tensas, la intervención en la espaciosa habitación por parte de Naoto había dejado con un mal sabor de boca al pelinegro que aún degustaba del embriagante vino que había servido en aquel vaso de vidrio. Las palabras engreídas por parte de la chica también habían llegado a perturbar en una mínima expresión al ser de avanzada edad que respondía al nombre de Borsalino. Concibiendo así las siguientes acciones por parte del anciano presente. Alexander limitándose únicamente a sonreír escuchaba y observaba con mucha atención los actos de ambos espadachines de la aldea.

Un nuevo ente irrumpía en el despacho como si de su habitación se tratara, abriendo la puerta del mismo, el Mizukage de reojo observaba la entrada del susodicho de un pelo azulado, ante sus ojos, y despeinado como un total sujeto “a la moda”. El mismo llevó sus manos a juntarse una y otra vez, aplaudiendo, interrumpiendo la tensión de la sala.

- Ya que tanto hablan ¿Por qué no lo prueban? Si ya me oyeron. – dijo presionando un botón que se ocultaba debajo de una silla cualquiera a sus espaldas, evidentemente las palabras del mandamás se pausaron a medida que avanzó a dicha silla. La estructura del despacho se estremecía al paso que el techo del despacho se abría gracias a un mecanismo instalado con mucha antelación. Eso no fue todo, una serie de sellos se desataba en las manos de Alexander que sonreía a medida que un árbol se levantaba del suelo de madera del despacho, extendiéndose su copa por encima del despacho.

- Es curioso como los tres “espadachines” de la aldea estén reunidos acá este día, parece que los tres aman chocar sus espadas y medir sus fuerzas así. Nunca he sido muy participe del uso de la espada. – conjeturó el Mizukage desenvainando su espada, sonreía a medida que transmitía su chakra a la dicha, hizo un movimiento con su espada en un ángulo de 45°, este mismo despidió una ráfaga de chakra de una tonalidad rosa que cortó el suelo, seguido a esto guardo la misma en su respectiva funda. - Los pondré a prueba a los tres necesito un gran favor por tarde del que yo considere el vencedor. Y será su primer misión de rango C. Bueno, subirán a la copa del árbol y batallaran sobre la misma, no me interesa perder a un miembro de mi aldea, por lo que si alguno de ustedes intenta matar al otro será el primero en perecer. Los veo arriba. – dijo Alexander desapareciendo de la vista de los presentes, reposando en la copa del árbol que yacía en medio del despacho.

_________________

Narro - Hablo - Pienso

Despacho del Mizukage DanceintheDark
Volver arriba Ir abajo
Borsalino D
Borsalino D
Jounin
Jounin

Estatus Despacho del Mizukage 7HHS1L4Despacho del Mizukage KcLxfeY
Especialidad Médico
Atributos Despacho del Mizukage KnwSmrM
Naturalezas Despacho del Mizukage VNdAwAvDespacho del Mizukage 4JuLgvIDespacho del Mizukage 1LOq1xV
Armas
Spoiler:
 

Triunfos Despacho del Mizukage 8rjOezi
Ryous : 500R
Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 05/01/2015

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptyDom Feb 15, 2015 7:16 am

La charla entre Alexander y yo finalmente no desembocó a mejor con el alcohol, pues fue interrumpida primero por lo que parecía una antigua alumna suya y ahora por otro miembro de la aldea.

Naoto, la chica que entró y se sentó en uno de los sillones aún seguía hablando y soltando palabras envenenadas, pero esas palabras no herían, no si venían de ella; sin duda alguna ser alumna del Mizukage afianzaba un talento que aún quedaba por ver, pues seguramente detrás de esas finas extremidades y cara de niña buena se escondía alguien con unas habilidades provechosas para la villa.
- Te falta tiempo y mundo chica.... - Pensé mientras me daba la vuelta hacia la barra para mirar mi vaso vacío, con una leve gota que aún permanecía por la superficie del fondo, aquel líquido había calentado el interior de mi cuerpo de forma muy reconfortante, y había dejado un gustoso sabor de boca, no obstante no bebería más pues me sentía en la digamos, "obligación" de estar sereno delante de la sombra de la aldea de la niebla.

Al fin y al cabo la chica era un miembro más de la aldea, y aunque desconocía su lealtad aún por esta sería alguien a defender en algún caso extremo por lo que el trato sería como una más sin hacer memoria en la complicada personalidad de la joven. La puerta de nuevo se movió, abriéndose y dando lugar a un individuo que también se internó en el despacho presentándose ante todos nosotros, roté unos grados para verlo, su cara no me era conocida a pesar de estar tantos años en la villa, las nuevas generaciones escapaban a mi conocer aún pues no visitaba ni pasaba por la academia con continuidad, mi labor se centraba más en la puerta.

Alexander fue ahora quien tomó la palabra, y una vez más para mi sorpresa, el elegante mizukage abrió el techo del despacho siguiendo con esto con una cadena de sellos que provocó que un árbol naciera desde el centro del cuarto y se irguiera cerca de los 10 metros. Me volteé para verlo con detenimiento, aquella creación dejaba ver a la luz la habilidad del pelinegro, un árbol no muy común, pues este carecía de una superficie rugosa en su tronco, no era especialmente la típica corteza que estaba acostumbrado a ver, también carecía de ramas y tras levantar la cabeza pude divisar como su copa era una especie de plataforma que nacía desde el extremo. Era bastante obvio y de suponer que tras las palabras del joven, el objetivo de eso era probar tanto a su antigua alumna, como a mí y al último joven que vino. Sinceramente la idea no me agradaba mucho, pero satisfacer la voluntad de un kage era el derecho y la obligación de todo integrante de una aldea a no ser que ese deseo se torne un poco ilógico y peligroso.

No me tomé mucho tiempo en reaccionar, estaba mas que claro lo que había que hacer y mucho más cuando Alexander definitivamente lo definió con unas últimas palabras. Yo en cambio no entoné ninguna, me limité a guardar silencio, agarré la kubikiribocho y alcé mi pie derecho en la superficie del árbol quedando mi pierna en perpendicular a mi cuerpo, acumulé chakra en mi suela para poder caminar sobre su eje vertical y comencé a su caminar hacia arriba
- Igual estos 2 ni pueden caminar así... jaja - pensé maliciosamente mientras seguía caminando, algo impropio de mi pero que sin embargo surgió de mi mente. Caminaba en silencio con la vista puesta en  aquella plataforma, esta se extendía a otros 10 metros pero en horizontal teniendo 5 metros de radio sobre su punto central.

Andaba atento a que los otros 2 también subieran, con la kubikiribocho volteada, pues una de las condiciones del duelo que creo el joven Mizukage era no dañar agresivamente a los contrincantes, de modo que la hoja de mi espada quedaba hacia atrás y la parte no cortante hacia delante por lo que en esta ocasión golpearía y no cortaría
- Espero que hagan lo mismo, si no se pondrá feo esto - dije murmurando tras alcanzar la cima donde todo comenzaría, no obstante había que hacer los preparativos necesarios, por eso coloqué en mi mano libre el sello del tigre y una gran masa de niebla inundó el campo de batalla en su totalidad en el que poco a poco se perdería la visibilidad, hice mi primer movimiento, y aunque no era para nada el más atrevido ni el más agresivo era sin duda el más necesario, me adentre unos 2 metros a la "arena" y esperé atento dentro de la niebla lo que harían los 2 jóvenes oponentes.


jutsu:
 

_________________

Hay que follarse a las mentes.



· Narro · Pienso ·
Volver arriba Ir abajo
Shinobi Chronicles
Shinobi Chronicles
Administrador
Administrador

Especialidad Sensor
Atributos Despacho del Mizukage KnwSmrM
Mensajes : 251
Fecha de inscripción : 07/11/2014

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptyLun Feb 23, 2015 9:10 pm

- A N U N C I O  I M P O R T A N T E -

Debido a la imposibilidad de postear del Mizukage Alexander, más conocido como Abner, se ha dictaminado que el nuevo Kage de la aldea será Borsalino. Debido a que a nadie debe de gustarle la idea de simplemente dejar las cosas en el aire, on-rol se asumirá que el mismo le ha cedido su puesto al personaje a Borsa una vez leyó su historial, y se ha ido de la aldea por un tiempo indeterminado. La batalla que estaba pactada quedará con un final abierto hasta que sus participantes decidan aclarar en conjunto qué fue lo que sucedió y el post de Shun quedará anulado, por más irónico que parezca (puedes volverlo a escribir).

Borsalino tendrá que hacer un post en este mismo tema, el cual on-rol transcurrirá un día después de lo sucedido, por lo que todos los personajes deberán volver a entrar al despacho una vez el mismo haya hecho el inaugural.


Última edición por Shinobi Chronicles el Mar Feb 24, 2015 6:47 pm, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
http://shinobichronicles.foroactivo.com.es
Borsalino D
Borsalino D
Jounin
Jounin

Estatus Despacho del Mizukage 7HHS1L4Despacho del Mizukage KcLxfeY
Especialidad Médico
Atributos Despacho del Mizukage KnwSmrM
Naturalezas Despacho del Mizukage VNdAwAvDespacho del Mizukage 4JuLgvIDespacho del Mizukage 1LOq1xV
Armas
Spoiler:
 

Triunfos Despacho del Mizukage 8rjOezi
Ryous : 500R
Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 05/01/2015

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptyMar Feb 24, 2015 2:21 pm


"Y fue así como Borsalino empezó su camino, muy divergente al de su padre, pero a pesar de la gran herida que había abierto en el orgullo de él, sabía que si ensalzaba el arte de la espada y hacía algo que de nuevo enorgulleciese a su padre aquella grieta sanaría, pues al fin y al cabo el objetivo de cada uno era el mismo...."


Estracto de la historia de la ficha


------------------------------------------

....
- Disculpe señorita, vengo a ver al nuevo Mizukage, ¿Me podría decir donde se encuentra? - De entre el silencio una voz rasgada surgió quebrándolo, un hombre anciano de entre 60 y 65 años se presentó ante el escritorio de la encargada de turno del edificio del Mizukage, su secretaria - Pues digame su nombre, aunque ahora mismo Shin-sama no tiene programada ninguna audiencia - dijo la ordenada secretaria, sacando una libreta donde apuntaba los puntos de cada día - Soy soy padre - la secretaria perpleja no supo que decir, dejó inmediatamente el cuaderno y se quedó mirando fijamente a los ojos de aquel anciano grande pensando que hacer, no sabía como reaccionar.

No obstante, por uno de los pasillos que comunicaba con el vestíbulo donde se encontraban la joven y el ahora identificado padre de la sombra de la niebla, apareció el mandamás de esta. El Nindaime Mizukage, Borsalino D. Shin, actual mandatario de la aldea apareció eclipsando con un andar inalterado e interrumpiendo la respuesta de la joven, la cual parecía que nunca llegaría
- Hola papa... - No se limitó a decir más, pues las palabras sobraban, ambos clavaron su mirada en el otro y Borsalino no quiso tardar más para tener intimidad con su progenitor, por lo que se dio media vuelta a la par que hacía un giro lateral con su cabeza para su padre lo siguiera. Para la chica seguramente fue un encuentro frío y distante, y así fue, pues a diferencia de una relación padre-hijo normal, la relación entre los 2 no era precisamente estrecha. Los 2 se dirigían hacia el despacho de este, uno al lado del otro sin querer dirigirse la palabra pues aún quedaban resquicios de aquella noche de hace años cuando el antes joven Borsalino le dijo a su padre su muy diferente punto de vista, caminaron generalmente hacia bajo por los pasillos, pues ahora el despacho del samurai se ubicaba bajo el agua a 50 metros de profundidad, en una zona del edificio que antes no se utilizaba pero que era algo más accesible que el despacho anterior, una vez llegaron entraron al cuarto, el cual aún mantenía todas las características que el antiguo salvo el techo.

Entraron a la habitación hermética de madera oscura, el Nindaime Mizukage quiso expresamente el mismo despacho que su antecesor, al cual guardaba en estima y estar en su mismo despacho era algo que reconfortaba al pelinegro
- ¿Quieres beber algo? - dijo educadamente pero sin signos de apreciación mientras él mismo se servía un licor añejo, como si el hombre por detrás suya que andaba ahora con dificultad hacia el sillón fuese tan solo un conocido más, una vez se sirvió se dirigió hacia la silla por detrás del extenso escritorio, algunos papeles posaban en él - Déjalo.... - de nuevo ambos se callaron y tan solo el sonido de Borsalino arrastrando la silla para sentarse fue el que quedaba en la cuadrada habitación, el anciano lo miró mientras él veía como el alcohol se agitaba en el interior del vaso por el movimiento de su mano, se creó un ambiente tenso, cualquiera que entrase en el despacho ahora rápidamente se daría cuenta que no era el momento de hablar con Borsalino
- Al final te saliste con la tuya, me diste una lección - le dijo el anciano sin apartar la mirada de él - Dejé mi puesto en el clan a Kuzan, me he hecho demasiado mayor Borsa, no te miento cuando te digo que el primero que se me pasó por la cabeza para cederle el cargo fuiste tu hijo, pero veo que ya te dejaron un cargo mejor - al anciano no se le veía especialmente cómodo, tosió y se tapó la boca con la mano para volvérsela a meter dentro de la prenda que llevaba, la cual era idéntica a la del mizukage - Me muero Borsa, me detectaron problemas de pulmón y no tardaré en irme- el pelinegro miró ahora hacia su padre, levantó la cabeza, acababa de sentir un pinchazo en el pecho, algo peor que cualquier herida profunda o similar, cierto era que no sentía mucho por su padre, pero las últimas palabras de este lo trastocaron en un instante. Se estremeció y sentía como sus ojos se inundaban, su garganta se cerraba impidiendo el paso de la saliva, sus pulsaciones subían por segundos y su labio inferior comenzó a temblar, su padre se percató del impacto, descubriendo de esta forma que a su hijo aún le quedaba algo de cariño hacia él en su interior. El viejo se levantó del sillón, sacando con la mano que usó para taparse la boca cuando tosió un pergamino con la intención de dárselo al Mizukage, dejándolo encima de la mesa mientras su hijo derramó la primera lágrima, la cual cayó en el vaso y se fundió con el alcohol.

El pelinegro pudo apreciar algunas manchas de sangre impregnadas en aquel enrollado pergamino, el cual cogió y guardó, no era capaz de formular palabra alguna, su padre lo observaba y por dentro estaba más que satisfecho, su hijo había conseguido llegar muy lejos y dejaría marcada en la historia el paso de un samurai sobre ella. El anciano parecía ver cada pensamiento y sentimiento de su hijo, y dándose por cumplido no le pidió ninguna explicación o respuesta a su primogénito, simplemente se giró hacia la puerta para irse, pues su guardia esperaba fuera del edificio. El anciano alcanzó el pomo interior de la puerta para girarlo y salir, pero justo antes de posar un pie en el exterior se paró en seco, mirando hacia el suelo y ahora vertiendo él una lágrima
- Te quiero - y nada más, el padre del Mizukage cerró la puerta y se fue, Borsalino se quedó sentado, derramando lagrimas como puños que caían al vaso, colmando este de recuerdos y recuerdos, estaba dolido, y era difícil ver como un hombre de aquella envergadura y edad lloraba como un crío chico, desahogándose y apretando uno de sus puños fieramente, sentía rabia y arrepentimiento, pues ahora se dio cuenta de que había perdido a aquel que se desvivió por conseguir ser quien es él ahora mismo.

off rol:
 

_________________

Hay que follarse a las mentes.



· Narro · Pienso ·
Volver arriba Ir abajo
Shun
Shun
Jounin
Jounin

Estatus Despacho del Mizukage Ssqj6INDespacho del Mizukage 13BD1iZ
Especialidad Fuinjutsu
Naturalezas Despacho del Mizukage EH0PJ3KDespacho del Mizukage 4JuLgvIDespacho del Mizukage 25Rlu8V
Ryous : 2000R
Mensajes : 96
Fecha de inscripción : 03/01/2015

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptyMar Feb 24, 2015 9:18 pm

¿Donde estaba? joder que mierda era despertarse con esa torpe duda en la mente, ¿Como había llegado hasta acá? las dudas continuaban siempre presentes aunque en el fondo tampoco me importaba demasiado encontrar una respuesta ¿Porque me persiguen? las dudas poco a poco daban pequeños detalles de mi historia la historia de una noche de juerga intensa, ¿Porque no tenía zapatos? mis pies descalzos se desplazaban por los fríos alrededores de la aldea de la niebla, las piedras y demás causaban un poco de daño en las plantas de mis pies, los gritos de mis perseguidores se escuchaban lejanos y molestosos a causa del fuerte dolor de cabeza que tenia en aquel momento, - ¡Detente cabrón! ¡Paganos! - entre otras cosas que se escuchaban por parte de aquel trió de perseguidores lo que terminaba de aclarar las dudas de mi situacion actual, pues dejemoslo en que era a causa de una noche de juerga mas... ¿Mi plan? pues ni puta idea, sinceramente ya ni me acordaba de que coño les tenia que pagar y sobre todo el porque, joder que incluso llegaban cortos periodos de tiempo en los que simplemente se me olvidaba porque estaba corriendo e incluso me detenía un momento hasta que me refrescaban la memoria aquellos gritos y reiniciaba mi huida, algún día se cansarían de perseguirme...

Tenia tiempo sin colaborar con misiones para mi aldea y pues aproveche esas "vacaciones" para hacer de las mías, y sinceramente no era raro verme envuelto en tipos de situaciones como estas, tal vez venia siendo hora de que reiniciase de alguna manera mis actividades ninjas, pero... Joder que me daba pereza, ademas... Si los altos mandos no me requerían, ¿quien era yo para molestarles? vale, suena a escusa barata pero era la pura verdad... Anda sigamos con mi persecución, el dolor de cabeza era insoportable y estos hijos de puta nada que se rendían así que ya venia siendo de terminar esta absurda corredera... - Atetetete... ¡Deteneos! - gritaba luego de parar mi andar de manera brusca y dando media vuelta quedando frente a frente con aquellos que me perseguían... - Si me atrapan les pago, si escapo me deben una cerveza ¿vale? - mi trato parecía ser "bueno" tomando en cuenta que eran mas y al estar detenido les daba un poco de ventaja, aquellos aceptaron mi trato e inmediatamente se abalanzarían en mi contra, pero de un momento a otro mi cuerpo desaparecería del lugar ganando el trato... ¿A donde me había ido? ni yo mismo lo tenía claro...

Vale, no era tan despistado, pero es que había usado mi "habilidad" solo por probar, sin saber exactamente a que otro punto iba a llegar, por lo mismo de un momento a otro aparecía en el tejado de una casa dentro de la aldea, - Anda... Creo que ha salido bien. - me felicitaba cuando de pronto mis pies desnudos se resbalaron a causa de la humedad del tejado haciendo que cayese rebotando en la punta del tejado saliendo "volando" unos cuantos metros hacia otro edificio traspasando una ventana quedando dentro de una habitación solitaria.. ¿Cuando coño había puesto ese sello ahí? la verdad es que no alcanzaba a recordarlo, yo quería llegar a mi casa pero entre el dolor de cabeza y las malas decisiones pues había acabado aquí, sobaba mi cabeza mientras trataba de levantarme, la puerta de aquella habitación se abría y una hermosa chica alertada por el ruido que había ocasionado entraba, - ¿Pero que demonios? Esto no le gustara al Mizukage-sama. - hablaba aquella chica con papeles en las manos observándome, - Espere, ¿es usted Shun Namikaze? - yo ya de pie me disponía a salir de aquel lugar cuando la chica me hizo aquella pregunta, tahhh había caído en las oficinas del Mizukage, pero que mala suerte, ¿recuerdan que dije que me había tomado unas vacaciones? pues era cierto, pero nunca había informado de estas, - ¿Donde se había metido? Seguro que el Mizukage querrá verle. - las preguntas seguían y seguían y lo unico que yo quería hacer era salir por patas de aquel lugar, incluso llegue a plantearme tirarme por la ventana por la que había llegado, pero aquella chica me lo impidió, haciendo que saliese por la puerta, lo hice con tranquilidad para que no sospechase de que mis intenciones eran huir...

Era imposible, aquella chica estaba atenta incluso fue lo suficientemente astuta como para dejarme caminar delante de ella, para no perderme nunca de vista, - De todos los Shinobis de la aldea, usted es sin duda el mas escurridizo. - hablaba aquella chica mientras me indicaba el camino hacia el despacho del Mizukage, - Ya, ya.. Como sea ¿Tienes alguna aspirina? La cabeza esta que me estalla. - decía sin muchos ánimos mientras sobaba mi adolorida cabeza, era lo malo de pasarse con el alcohol estando de juerga, que al otro día la resaca era una putada, por esto mismo se me había hasta olvidado que podía salir del lugar en un instante, la chica me ignoro completamente pensando que era una "jugada" para despistarla y escapar, ciertamente si me daba la oportunidad lo haría pero me dolía demasiado si tenia algo para mi hasta me quedaría, - Vengaa.. No seas mala y dame drogas. - bromeaba al mismo tiempo que empezábamos a bajar las primeras escaleras, cierto que había aterrizado en el ultimo pisto, si quería encontrar una salida lo mejor era bajar, - Toma.. - decía la chica mientras me daba una pastilla, al instante saltaría por el barandal de la escalera para bajar mas rápido y perderme de la vista de la chica. Había sido extraño ya que la chica parecía no haberle importado mi "huida", no le di demasiada importancia y seguí bajando escaleras para encontrarme con un pasillo y una puerta al final, pensando que era la salida la abriría bruscamente esperando ver la hermosa libertad, pero al instante comprendí porque la chica no se había preocupado en mi huida me había metido directo en la boca del lobo, al abrir la puerta me encontraría con el enorme despacho del Mizukage, estando dentro mire al escritorio y en el yacía una persona mayor, - Tahh.. Hoy no es mi día. - decía con la cabeza gacha sabiendo que ya no había nada que hacer, unos segundos pasarían y la chica entraría con una sonrisa burlona para con mi persona. - Jejejeje... - luego se pondría firme mirando al Mizukage, - Mizukage-sama, le presento a Shun Namikaze, el Jounin desaparecido. - proseguía para dar media vuelta e irse, cerrando la puerta... anda hasta me había ganado un apodo por mi larga ausencia. - Are are.. ¿Es usted Alexdander? - había pasado tanto tiempo desaparecido que ni siquiera había conocido al antecesor del que yacía ahí sentado, solo había escuchado un nombre, - Me lo imaginaba mas joven.. - sobaba mi cabeza dando unos pasos hacia una de las sillas para tomar asiento, para esperar las palabras del líder de la aldea, era un sujeto muy grande, casi hasta me daba un poco de miedo...
Spoiler:
 

_________________

Despacho del Mizukage Tumblr_m7him7yzj01qkw9t0o1_500
Spoiler:
 

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Tyr
Tyr
Jounin
Jounin

Estatus Despacho del Mizukage Ssqj6IN Despacho del Mizukage 13BD1iZ
Especialidad Sensor
Atributos Despacho del Mizukage LrHyh6g
Naturalezas Despacho del Mizukage TNNEwG9Despacho del Mizukage VNdAwAvDespacho del Mizukage Oudke9R
Armas
Spoiler:
 

Ryous : 1400R
Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 16/02/2015

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptyVie Feb 27, 2015 1:41 pm

La persona más importante para una aldea, para un pueblo incrédulo que lo único que quieren es sobrevivir en paz, sin ataques y sin preocupaciones mayores a los que ellos tuvieran en su vida cotidiana, se encontraba en el edificio más llamativo y central de todo el territorio, como si de una llamada a los ataques fuera, tal vez por que supuestamente allí se encuentra la persona más fuerte o simplemente para destacar quién manda, quien sabe.

Como de costumbre caminaba por el lugar, observando a los aldeanos y la rutina del lugar. Seguía lloviendo, no había parado desde hace varios días, los pasos de la gente resonaban allí por donde pasaban, al igual que los míos, más a parte de ese ruido y el de la misma lluvia junto a algún que otro trueno, era lo único que se escuchaba. No había ruidos de jolgorio como en otros aldeas que ya había visitado ni la alegría que rondaba por aquellos lugares, en esta sitio parecía que todo estaba perdido, un ambiente deprimente y calmado. Realmente sólo lo parecía, el lugar no era tan triste ni deprimente.

En esta ocasión, el paseo me llevó al mercado, que era la parte más animada y sin embargo no provocaba demasiado ruido. Recordaba el lugar por una de mis tareas "ninja", más bien fue casualidad. La gente recordaba mi brutalidad e intentaba no mirarme directamente. Como si la gente no viviera en un ambiente de brutalidad... Simplemente seguí caminando tranquilamente, pasando de largo por todos los mercados sin siquiera mirar qué podían ofrecer. Casi por inercia, acabé en dirección a la casa de Mizukage, sobrenombre adoptado por el gobernador de la aldea. Simplemente conocer a una persona así no me importaba en demasía, ya había ignorado a otros líderes, pero en esta ocasión era posible que el asentamiento fuera bastante más largo y por lo tanto hacer amistad con lo más importante era la clave de futuras recompensas. Sin más me dirigí hacia el lugar sin ninguna prisa.

Pasado un tiempo llegué al puente que hacía de soporte para la gran edificación, un capricho del mandamás. El sonido de las pisadas pasaba de un chapoteo al sonido de madera húmeda de buena calidad, interrumpiéndose por unos personajes más que escandalosos, gritando sandeces sobre bre dinero. Por allí pude ver a un anciano de grandes proporciones caminando en dirección contraria, era raro para mí ver a alguien de tales edades por el lugar, pues en el resto de paseos que me llevaron al lugar simplemente había críos engreídos que solo soñaban con marcar la historia por sus grandes habilidades. Por fin me encontraba en la enorme mansión, con recepción incluida como si de un hostal se tratase. Para sorpresa de cualquiera no había nadie allí, lo normal hubiera sido esperar a que viniese alguien del personal, pero no me era agradable el perder el tiempo inútilmente. Paso a paso, cada vez estaba más cerca del despacho del jefazo no sin antes encontrarme con la debía estar en la recepción portando una enorme sonrisa. Al verme, simplemente cambió a una expresión más seria. El Mizukage está reunido, le ruego que espere a que termine. A la vez intentó impedirme el paso extendiendo su brazo levemente por delante de mi. No me importaba que lo intentara, pero no podría detenerme. Su brazo se cruzo en mi camino, el cual simplemente fue apartado por mi mano mientras miraba sus ojos directamente. Tengo que hablar con él. Mi fuerte voz parecía haberla intimidado y portando una espada y ningún identificativo parecía un asesino más que una herramienta de la aldea. Al parecer ella me recordaba al haberme visto desde el edificio al pasar por mis paseos matutinos, por lo que simplemente dejó que siguiera mi camino sin decir una palabra más, volviendo a su lugar.

Era hora de ver a mi próximo "amigo", un beneficiario más de mí mismo. Con la educación que me había enseñado mi madre y el descaro aprendido durante los años en solitario, golpeé dos veces aquella puerta rojiza y pasé por ella, abriéndola y cerrándola a mi paso. Como si de una habitación real fuera, el lugar era ciertamente enorme, tomando un gran contraste con el pasillo que había abandonado. En la escena, un muchacho del que no podía sacar otra conclusión. Un yonki, vaya herramienta... Sentado en uno de los asientos mientras al otro lado de la habitación, en un escritorio normal y corriente lleno de papeles, se encontraba un hombre de grandes proporciones, más grande incluso que mi persona, con una cara un tanto melancólica. Sin decir una palabra, caminé hasta encontrarme al lado de ese hombre con heridas de guerra más brutales que la mía y me paré a su lado, colocando mi mano sobre su espalda. Si es quien manda aquí, demuestra fortaleza. Soy Tyr, una de sus herramientas. Sin importar lo que fuera, ya conocía ese tipo de expresiones por experiencia, una especie de bloqueo. Sin más, esperé, junto al otro sujeto a que se volviera a romper un silencio más que incómodo.

Spoiler:
 

_________________

Despacho del Mizukage Animeauron                 << Narro - Hablo - Pienso >>                 Despacho del Mizukage Animeauron




Despacho del Mizukage Tumblr_muoafbU4ZY1r0ghm8o1_250


Volver arriba Ir abajo
Borsalino D
Borsalino D
Jounin
Jounin

Estatus Despacho del Mizukage 7HHS1L4Despacho del Mizukage KcLxfeY
Especialidad Médico
Atributos Despacho del Mizukage KnwSmrM
Naturalezas Despacho del Mizukage VNdAwAvDespacho del Mizukage 4JuLgvIDespacho del Mizukage 1LOq1xV
Armas
Spoiler:
 

Triunfos Despacho del Mizukage 8rjOezi
Ryous : 500R
Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 05/01/2015

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptyVie Feb 27, 2015 6:59 pm

Aquel vaso poco a poco se vaciaba, consumía su interior con cada recuerdo que ahora se me hacía mentalmente presente, cada momento con él se esfumó, y tal vez tras conocer el presente como es ahora y echar la mirada atrás y ver aquella noche que tomé una decisión distinta a su camino, sin duda alguna no fue del todo correcto. Sin embargo este tipo de cosas no nos abren los ojos hasta que no hacen caer, y son a la vez las que nos hacen no cometer más errores.

Había pasado ya varios minutos, de 20 a 30 aproximadamente, y el hecho de conocer la noticia de mi padre no debería de influenciarme en la labor de Mizukage, tenía que aprender a separar lo personal de lo profesional a pesar de tal golpe anímico, había que levantar cabeza. Voces se escuchaban en el silencio que dejaban los pensamientos pasados en mi cabeza provenientes del pasillo, una de ellas conocida pues era Nami mi secretaria, pero acompañada de alguien más sería el primer shinobi en cruzar el marco de esa puerta bajo mi mandato.

Un chico algo inquieto apareció acompañando de la sexy Nami, su cara me era familiar de haberla visto en alguna que otra ocasión por la villa cuando era el primer oficial de la puerta. Un joven enérgico y al parecer con talento, pues según Nami era el jounnin de la villa del que se me puso al corriente que andaba algo inoperativo
- Perfecto - pensé cuando la chica se fue y me quedé a solas con él, me levanté cogiendo la kubikiribocho tras apartar la silla hacia atrás, dejando el vaso a un lado del escritorio, escuché sus errónea identificación mientras bordeaba el canto de la mesa hasta colocarme frente a él y dejando el escritorio a mi espalda, esta vez la mesa haría de una silla improvisada - No, no soy Alexander, me cedió el cargo y no, tampoco soy más joven - dejé entrever una pequeña muestra de mi seria personalidad, el chico debería de captarla pues bien era cierto que me incomodaba las formalidades  excesivas pero veía con buenos ojos mantener la compostura ante un superior, si es que además lo acababas de conocer - Entonces tu eres Shun.... dime Shun, que sabes de las 4 villas con las que compartimos mundo, me gustaría saber tu visión hacia ellas - volví a hablar, esta vez le pregunté al joven sobre el resto de la aldeas de los grandes países, pues puede que su respuesta me aportase algo a la hora de tomar una decisión u otra, esperaba una contestación satisfactoria mientras miraba fijamente a sus oscuros ojos ¿Que tipo de conocimientos del exterior tenía el jounnin de la niebla?

Dos segundos después de mis últimas palabras, el sonido de unos golpes leves en la puerta me hizo apartar la mirada de los ojos de Shun y dirigirlos hacia el pomo, la puerta se abrió dejando ver tras ella a un hombre también mayor, aproximadamente de mi edad quizás pero que poco había visto por la aldea, no recordaba con claridad su rostro, y de hacerlo no lo estaría al 100%. El tipo entró en el despacho cerrando la puerta detrás de sí, un tipo rudo y curtido, la verdad es que compartíamos alguna semejanza que otra
- Es bueno saber que cuento contigo Tyr, ahora hablame de ti, me gustaría saber en que te has especializado - le dije tras asentir después de escucharle, transmitía seguridad, confianza y cierta lealtad, pero solo el paso del tiempo y los hechos confirmarían mis suposiciones.
off rol:
 

_________________

Hay que follarse a las mentes.



· Narro · Pienso ·
Volver arriba Ir abajo
Shun
Shun
Jounin
Jounin

Estatus Despacho del Mizukage Ssqj6INDespacho del Mizukage 13BD1iZ
Especialidad Fuinjutsu
Naturalezas Despacho del Mizukage EH0PJ3KDespacho del Mizukage 4JuLgvIDespacho del Mizukage 25Rlu8V
Ryous : 2000R
Mensajes : 96
Fecha de inscripción : 03/01/2015

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptyVie Feb 27, 2015 9:01 pm

Desde la muerte de mi padre, había pasado mi vida viviendo al limite, disfrutando de los placeres de la vida, aunque como era el caso... A veces solía "pasarme" un poco, mucho tiempo había pasado desde mi ultima misión para la aldea, pero ¿que mas querían de mi? con todo lo que había hecho hasta ser nombrado Jounin... Aun con mi corta edad... Me merecía unas vacaciones y las tuve, aunque por cosas del destino -en el que no creía demasiado- había llegado hasta este lugar, la oficina del actual líder de la aldea, ¿mi superior? podría decirse que si pero... Como sea, mejor no pensar en ese tema mientras mi cuerpo estaba descansando sobre uno de los sillones del despacho del Lord Mizukage, sin mucho mas que hacer mas que entablar conversación con aquel aterrador sujeto del cual comenzaban a salir vocablos indicando, como ya había deducido, que no era Alexander, pues era obvio que no había estado tanto tiempo de vacaciones para un cambio tan brusco en su apariencia, de joven a viejo... Como sea me sorprendió un poco saber que el "cargo" podía cederse de tal manera, pera bueno, tampoco era que me importase demasiado.

Mientras el viejo continuaba hablando, me puse "cómodo" encogiendo mis piernas entrecruzándolas quedando cómodamente sentado como si estuviese practicando yoga sobre el sillón, aunque tal "arte" no era necesaria en mi, después de todo mi tranquilidad podía llegar a ser incluso preocupante, con mi codo apoyado en mi pierna para sostener mi cabeza con la mano observando de manera "tranquila" y despreocupada al viejo quien me había hecho una pregunta, sobre las otras grandes aldeas... ¿Que pensaba de ellas? Mmm.. Alguna vez estuve por aquí y por allá, pero no recordaba mucho, ademas mi información seguramente era "obsoleta", pero bueno, tal vez el Mizukage solo quería saber mi "opinión", antes de siquiera poder comenzar mi hablar, un nuevo personaje se hacía presente, le ignore casi por completo, pues de reojo pude notar "su rápida deducción" sobre mi persona, no dijo nada, pero seguramente lo pensaba, estaba acostumbrado a este tipo de "indiferencia" para con mi persona, pero era algo que simplemente me daba igual, - Are are.. - suspiraba mientras el sujeto se presentaba, al parecer el mismo se catalogaba como una "herramienta" del Mizukage, que triste era no tener voluntad propia...

Con las nuevas palabras luego de la interrupción por parte del otro hombre mayor, el Mizukage respondía y llegue a confundirme un poco, pues... ¿Quería saber mas del sujeto? o deseaba conocer mis ideas sobre las demás aldeas, uhmm.. Era raro, pero sin mas sobe mi cabeza mientras dejaba salir un bostezo ¿respeto? era una cosa que las personas se debían ganar, - Uhmm... Yare yare... - susurraba para volver a enfocar mi vista en el Mizukage, - Dejando a un lado la interrupción... - mi dedo meñique entraba en mi oído para calmar un leve picor, - ...Aun no se su nombre, Mizukage-Kyu... - continuaba esperando que el viejo se presentase, pues ya había dejado claro que no era Alexander, pero no había dicho su nombre en ningún momento, - Volviendo a su pregunta... No he tenido el placer de estar mucho tiempo en ninguna de las demás aldeas... - realizaba una pausa mientras sacaba el dedo de mi oreja - Pero pienso en ellas como posibles enemigos. - aclaraba manteniendo mi semblante tranquilo y despreocupado. Hasta el momento, desde que se formaron las aldeas, no había escuchado de ningún problema relevante, ni atentados ni similares, pero seguían siendo "desconocidos" o personas que alguna vez fueron enemigos de tu clan por lo que confiar en ellos y ellos en nosotros era complicado, - Aunque hablando se entiende la gente y hasta ahora la paz a funcionado... Pero sinceramente no se cuanto pueda durar esta tranquilidad. "La calma antes de la tormenta..." Una frase simplemente perfecta. - culminaba terminando de limpiar mi dedo con mis ropajes. El Mizukage me pedía mi "punto de vista" y eso había sido lo que le había dado, yo en lo personal no manejaba demasiada información de las otras aldeas, aunque posiblemente.. Uhm.. esperaba que no fuese así.
Spoiler:
 

_________________

Despacho del Mizukage Tumblr_m7him7yzj01qkw9t0o1_500
Spoiler:
 

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Tyr
Tyr
Jounin
Jounin

Estatus Despacho del Mizukage Ssqj6IN Despacho del Mizukage 13BD1iZ
Especialidad Sensor
Atributos Despacho del Mizukage LrHyh6g
Naturalezas Despacho del Mizukage TNNEwG9Despacho del Mizukage VNdAwAvDespacho del Mizukage Oudke9R
Armas
Spoiler:
 

Ryous : 1400R
Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 16/02/2015

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptySáb Feb 28, 2015 9:17 am

La escena se tornaba menos tensa a medida que observaba las acciones del sujeto en el otro extremo del despacho. Antes de comenzar a hablar simplemente bostezó. Era extraño no tener lo que se suele llamar respeto por quien es tu jefe, más eso hizo que, tras mi ropa, surgiera una leve sonrisa. No le importa en lo absoluto con quién hable, me recuerda a mí de joven. Su aspecto desgastado no era como el mío en aquella época, pero sí lo que podía entrever de su personalidad. Sea como fuere, al parecer, el hombre a mi lado, ya sin mantener contacto con mi persona, había formulado una pregunta anterior a mi llegada, la cual interrumpió dicha respuesta. Como bien dijo, el Mizukage no se había presentado, algo extraño en el sujeto más importante de la aldea frente a unos súbditos suyos.

Escuché la respuesta del muchacho ante una pregunta que no conocía como si me estuviera respondiendo a mí, más aun teniendo en cuenta que me encontraba al lado del receptor de sus palabras. Según pude deducir era una pregunta sobre el resto de aldeas, deduciendo también que el chico no era alguien sin importancia, sino que su rango y poder debía ser más que un simple iniciado en este mundo conocido como ninja. Sin embargo, las palabras que éste pronunció no eran de demasiada utilidad. Cuando terminó de hablar y contar su opinión, porque eso no podía ser un informe de alguien con información valiosa, solo era una conclusión sacada de a saber qué, lo miré, dejando caer mis gafas de lentes oscuras sobre mi nariz para mirar más directamente al sujeto. Aunque es un informe poco detallado, el resto de aldeas deben pensar lo mismo. Una guerra comenzará en el momento en el que alguien, de algún lugar se equivoque. No era una simple afirmación sin tener idea alguna. Durante mis continuos viajes en mi vida, en cada aldea que había estado, siempre se preparaba un pequeño ejército para responder a algo que, simplemente no llegaba.

Después de las palabras del muchacho y mías propias, era el turno de mi respuesta, más antes de responder, volví a colocar en su lugar mis gafas con la mano que inicialmente reposaba en la apertura del abrigo, terminando de nuevo en ese lugar. Ahora, mirando al curtido personaje de mi lado comencé mi respuesta, no sin antes dar varios apuntes. Como bien ha dicho él, me gusta saber el nombre de aquellos con los que hablo. Mire de reojo al muchacho con el que realmente no entablaba conversación, pero era algo bueno conocer a gente "importante" para este lugar. Su pregunta realmente fue directa, quería información de utilidad, la cual debía proporcionársela. Soy capaz de encontrar a cualquier persona e predecir el acercamiento de enemigos y aliados. Hice una pausa breve. Formalmente, a las personas con esta capacidad son nombradas como sensores. Mi apariencia realmente engañaría a cualquiera, portando una enorme espada a la espalda, daría la sensación de ser un espadachín. Como apunte y para demostrar confianza, di a descubrir mis habilidades más odiadas por mí mismo. Además provengo de una línea de sangre que maneja cualquier papel a su antojo. Cualquiera se habría cortado al encontrarse delante de una persona a la cual no conocía, pero no me importaba, conocer algunas habilidades no significa ser capaz de contrarrestarlas. Antes de terminar mi respuesta, realicé una contra pregunta. Si daba información, también debía saber algo del resto. Me gusta tanto como a usted recibir información. Quiero conocer sus habilidades. Con una petición contundente, acabé mi respuesta, esperando no sólo la del enorme sujeto, sino también la del muchacho. Que respondiera o no, era cuestión de sí mismo.


Spoiler:
 

_________________

Despacho del Mizukage Animeauron                 << Narro - Hablo - Pienso >>                 Despacho del Mizukage Animeauron




Despacho del Mizukage Tumblr_muoafbU4ZY1r0ghm8o1_250


Volver arriba Ir abajo
Borsalino D
Borsalino D
Jounin
Jounin

Estatus Despacho del Mizukage 7HHS1L4Despacho del Mizukage KcLxfeY
Especialidad Médico
Atributos Despacho del Mizukage KnwSmrM
Naturalezas Despacho del Mizukage VNdAwAvDespacho del Mizukage 4JuLgvIDespacho del Mizukage 1LOq1xV
Armas
Spoiler:
 

Triunfos Despacho del Mizukage 8rjOezi
Ryous : 500R
Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 05/01/2015

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptySáb Feb 28, 2015 1:11 pm

- Disculpadme, Borsalino D. Shin, Nidaime Mizukage y jinchuriki del Sanbi.... - quizás fue el hecho de que fueran los primeros con los que tuve una primera toma de contacto siendo mizukage, pero no se si es que fue algo descortés por mi parte no presentarme tras suponer que los 2 individuos sabían ya a quien se dirigían, o simplemente falta de información de estos, pero tanto una como otra, la verdad es que no tenía relevancia. Cierto es que el tema del Sanbi se había llevado muy en secreto y muy pocas personas en la villa sabían eso, aunque era hora de empezar a transmitirlo a los shinobis que tenía más de cerca.

No se como impactaría tal noticia en los invitados, esperaba su reacción, no obstante y para mi sorpresa tenía en el despacho un sensor, sin duda alguna el tipo de las gafas sería de muchísima ayuda, en cambio el joven Shun permanecía aún sentado en el sillón, despreocupado pero guardando dentro de sí un enorme potencial, un potencial que no pasaría por alto y que pensaba utilizar. El chico no aportó ningún tipo de dato útil sobre las villas, cosa que necesitaba para poder mover ficha y no dar un paso en falso, debía de conseguir esa información sea como sea.
- Bien vayamos por partes, Tyr creo que es fácil suponer que disciplina domino - dije contestándole implicitamente, golpeando mimosamente el extremo del mango de la kubikiribocho con la mano que tenía posada en el, y acompañando estos toques con la linea de la mirada - Ahora bien, me gustaría que fueras el encargado de controlar quien va a entrar en este despacho, pues parece ser que mi secretaria Nami no lo hace bien.... y con tus dotes con ese papel del que dices hablar y tu habilidad sensorial estoy seguro de que lo harás satisfactoriamente - uno de ellos despachado, había que aprovechar las virtudes de los shinobis de  Kirigakure, y que mejor forma que poner a un sensor como "secretario", ahora tocaba la parte vital, la villa oculta de la niebla empezaría a moverse - En cuanto a ti Shun te encomiendo una labor vital para todos nosotros, necesito que salgas y que me traigas 4 informes de actividad de cada una de las aldeas que nos rodean, no quiero ir dando palos de ciego cuanto tome una decisión - le dije en un principio al joven, volteándome seguidamente en dirección a él, pero ahí no acabaría todo - Quiero que te infiltres en cada una sin ser visto, sin que te identifiquen como shinobi de Kirigakure y a poder ser sin deshacerte de nadie para no originar conflictos, estoy seguro que con esa habilidad que usas con tus kunais podrás hacerlo bien y en tiempo récord - ser Mizukage tenía ciertas ventajas a la hora de saber con que tipo de habilidades contaban los shinobis de mayor rango de la villa, a diferencia de otros como Tyr pero que no por tener un grado inferior iba a ser menos útil, pues ahora que sabía que contaba con el me suponía una gran ventaja.

Encomendar una misión de esa magnitud a un solo shinobi era demasiado arriesgado pues no sabía a ciencia cierta la posición de las otras villas, pero era necesario empezar a depositar confianza en él además de que le veía con capacidades para llevar a cabo la misión con éxito.
- De modo que te nombro de ahora en adelante ANBU del escuadrón de reconocimiento, espionaje e infiltración....-
Mision para Shun:
 

_________________

Hay que follarse a las mentes.



· Narro · Pienso ·
Volver arriba Ir abajo
Shun
Shun
Jounin
Jounin

Estatus Despacho del Mizukage Ssqj6INDespacho del Mizukage 13BD1iZ
Especialidad Fuinjutsu
Naturalezas Despacho del Mizukage EH0PJ3KDespacho del Mizukage 4JuLgvIDespacho del Mizukage 25Rlu8V
Ryous : 2000R
Mensajes : 96
Fecha de inscripción : 03/01/2015

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptySáb Feb 28, 2015 9:14 pm

Por esto era que no deseaba regresar aun a mis actividades... Uhmm.. Sabía que algo olía mal, estaba completamente seguro de que si volvía, las misiones caerían sobre mi como una avalancha sin tener derecho a esquivar, era una mierda pues mi mayor fortaleza era la de esquivar, siendo la situación brutalmente paradójica. Como sea las palabras del Mizukage, se hicieron presentes revelando su nombre y ademas, un dato bastante "importante" poseyendo dentro de si un oscuro y poderoso poder, nada mas y nada menos que un Bijuu, no sabía exactamente porque pero estas bestias siempre me habían causado mala espina, aunque mas que la mala leche, me causaban intriga pues poseían poderes sorprendentes, - Uhmm.. - no podía decir nada mas luego de aquella presentación y los "datos" aportados por el de negra cabellera el cual indicaba su "especialidad" y una extraña habilidad con papeles... Tahh... La de bromas que se me pasaban por la cabeza, pero mantuve mi compostura no por respeto, mas bien porque la cabeza aun me dolía siendo que la resaca estaba aun ahí como un tormento, por lo que solo deje ver una leve sonrisa burlona que se desaparecería al momento que bajaría mi cabeza sobando la misma entre mis blancos cabellos, - Yare yare... - murmuraba para que luego las palabras del Mizukage entrasen en escena nuevamente.

Kenjutsu... Un arte bastante modesto, pero con un buen uso en combate, muchos de los Shinobis de Kiri usaban algún estilo con armas, mi padre fallecido entre ellos, un gran Samurai en su momento, protegiendo mi clan y la aldea hasta el momento de su muerte... No tenía demasiadas ganas de interrumpir por lo que continué escuchando las palabras del líder de la aldea el cual extrañamente ofrecía el puesto de la hermosa secretaria a este sujeto... ¡Ahh! una idea pésima, ¿como cambiar a esa belleza por él? le mire de reojo con tranquilidad para luego ver a otra parte con una expresión de inconformidad, - Te deshaces de lo mas hermoso de estas oficinas... - expresaría manteniendome tranquilo aunque algo sorprendido, - Pero bueno.. Seguro le pido salir, después de todo estará libre ahora que la dejaron sin trabajo.. - bromeaba un poco aunque lo de salir si que era cierto, era bastante mona y con un cuerpo... Uff simplemente un partidazo. Mostré una leve sonrisa para acompañar mi comentario, ademas esperaba que no la despidiesen, cuando mucho que la asignasen a otro puesto, quizá mi secretaria personal(?)

Tahhhh... Aquella sonrisa se borro de mi rostro al escuchar las palabras del Mizukage, - Ya empezamos.. - pensé debido a que ya sabía lo que venia... Como todos los "lideres" solo me quería por mis hermosas facultades, no podía reprocharles, pero venga no era solo unas habilidades bonitas, tras estas estaba una persona con sentimientos... Jajajaja... La de cosas que pasa por la mente de una persona como yo, como sea, las palabras "vital" y "labor" ya me estaban quitando el sueño, pero ya tenía claro que si "volvía" a este lugar me encomendarían cosas como estas y aunque sinceramente llegue aquí por mala suerte, tenia que aceptar mi "responsabilidad" y servir a mi aldea, mi padre así lo querría... Me mantuve sereno haciendo uso de mi típica mirada de pez muerto escuchando lo que seria mi nueva misión después de bastante tiempo... - Yare yare... Veo que conoce mis habilidades... - agregaba luego de escuchar la misión encomendada y una referencia a mis habilidades marca acme, anda seguro que el coyote con esta habilidad seria mas que feliz...

Cuando me disponía a ponerme de pie me detuve al instante al escuchar las ultimas palabras del Mizukage Shin-kyu anda.. Ahora que lo pensaba nuestros nombres eran similares, al grano.. Aquello me agrego el Mizukage me sorprendió en gran medida, si, era normal que me encomendasen misiones de alto riesgo como la dada, pero lo que si era raro, era eso de ser "anbu"... Yo... ¿Anbu? recordaba historias sobre estos seres y nunca me había visto a mi mismo como uno, siempre pensé que no iba conmigo... - ¿Are? - dejaba caer mi cara a un lado mostrándome confuso mientras apuntaba con mi dedo indice a mi mismo, - ¿Yo? ¿A-anbu? - ciertamente con mis habilidades sería un gran anbu, pero no me veía a mi mismo como tal, de hecho pensaba que el mero hecho de ser nombrado "Jounin" era demasiado, la historia detrás de eso es mas complicada... - Entiendo... - realizaba una pausa mientras volvía a mi forma normal soltando un suspiro y me acomodaba en mi asiento observando al Mizukage, - Pero... ¿Es necesario el nombramiento? - preguntaba, no sabía si era solo por el tipo de misión o trataba de darme un cargo "importante" para que no me fuese otra vez de juerga... - Ciertamente como ha dicho tengo la capacidad de realizar esta misión rápidamente y sin muchas complicaciones... Aunque no se, sinceramente, si es necesario poseer dicho cargo. Como sea, es su decisión... Por otro lado partiré mañana mismo teniendo a Kumogakure, como mi primera parada ¿Le parece bien? - agregaba aceptando la misión y esperando que el Mizukage recapacitase sobre su idea de hacerme parte del escuadrón "Anbu"... Era su decisión pero con mi expresión de "duda" esperaba trasmitir lo mismo al Mizukage, aunque si él creía que era necesario, no pondría objeción alguna. De momento aprovecharía para colocar un sello para mi Hiraishin en el sillón en el que me encontraba
Spoiler:
 

_________________

Despacho del Mizukage Tumblr_m7him7yzj01qkw9t0o1_500
Spoiler:
 

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Tyr
Tyr
Jounin
Jounin

Estatus Despacho del Mizukage Ssqj6IN Despacho del Mizukage 13BD1iZ
Especialidad Sensor
Atributos Despacho del Mizukage LrHyh6g
Naturalezas Despacho del Mizukage TNNEwG9Despacho del Mizukage VNdAwAvDespacho del Mizukage Oudke9R
Armas
Spoiler:
 

Ryous : 1400R
Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 16/02/2015

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptyDom Mar 01, 2015 3:54 pm

La ronda de preguntas y mandatos que daban lugar en la conversación estaba tomando rumbo en buena dirección. Tras mi petición de información acerca del sujeto que hacía de líder siguieron palabras que en sí no me sorprendieron en demasía. Su nombre, un tanto extraño parecía recibir su sobrenombre como anillo al dedo. La afirmación de ser un jinchuriki no podía ser falsa, nadie alardearía de tal sabiendo que con ello la muerte le acechaba por todas partes. Mi gesto en el conocimiento de estos datos simplemente fue inclinar ligeramente la cabeza. Sus siguientes palabras, el toque y la mirada, que hicieron que mi ceja izquierda se arqueara, me dieron el resto de información que necesitaba hasta el momento. Sus espadas no eran simplemente por gusto, sino que realmente era su mayor habilidad, el arte de la espada, un arte que incuso a mi me llamaba la atención.

Mi tarea asignada era la de controlar las entradas y salidas al edificio en vistas de que la secretaria, de la que ahora conocía su nombre, era increíblemente ineficiente. No pensaba estar en una recepción mientras me quedara como el nuevo secretario, que me ofrecía una gran ventaja para con mi mayor superior, sino que simplemente idearía una manera de que todos estuviéramos enterados de las entradas y salidas. Mientras D. Shin contaba la importante misión al muchacho, simplemente  caminé pensativo hasta la pared, para recostar mi espalda sobre la misma, al lado de la puerta. La misión era interesante, la del muchacho claro, la mía simplemente era asegura que no dieran caza al jefazo sin que el mismo se enterase, algo ciertamente aburrido si no pasaba nada en absoluto. Mientras el chaval parecía incrédulo, a mi se me ocurrió el protocolo de entradas y salidas, por lo que realicé unos sellos para empezar a crear papel desde mi chakra. Normalmente no necesitaría nada más que pensarlo, pero esta vez no volverían a mí, como el resto de ocasiones. Tras crearse una cantidad moderada de papeles, todos excepto uno se fueron por debajo de la puerta para colocarse en todas las entradas al edificio, si alguien movía, pisaba o rozaba uno de los papeles yo estaría avisado, más no solo yo tendría que estarlo, de ahí el papel dentro de la oficina y el que fue directamente a la mesa de la recepción. Ambos se doblaron, creando unos shuriken de papel. Con la habilidad que poseía, todos los papeles que había creado se camuflaron con lo que estaban tocando, todo oculto, sin que nadie supiera nada, cuando fuera prudente hablar, lo haría. Sin embargo ahora mismo algo importante se estaba discutiendo y no pintaba nada hablar del protocolo de seguridad implantado. Como apunte a esto, me mudaría a uno de los despachos cercanos al actual, para proceder en caso de un ataque sorpresa.


Spoiler:
 

jutsu:
 

_________________

Despacho del Mizukage Animeauron                 << Narro - Hablo - Pienso >>                 Despacho del Mizukage Animeauron




Despacho del Mizukage Tumblr_muoafbU4ZY1r0ghm8o1_250


Volver arriba Ir abajo
Susano
Susano
Hokage
Hokage

Estatus Despacho del Mizukage 7HHS1L4Despacho del Mizukage 13BD1iZ
Especialidad Sensor
Atributos Despacho del Mizukage LrHyh6g
Naturalezas Despacho del Mizukage TNNEwG9Despacho del Mizukage MOQYpUEDespacho del Mizukage EH0PJ3KDespacho del Mizukage ETdgM8Y
Ryous : 2000R
Mensajes : 124
Fecha de inscripción : 10/01/2015

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptyLun Mar 02, 2015 8:18 pm

Un día antes...
______________________

Para su sorpresa, el Kage empezó a actuar raro. No era aquel el comportamiento que esperaba del líder de una aldea, sin embargo algo en ello captó la atención del celeste.- ¿Está borracho?- Preguntó Fenris con una sonrisa burlona en el rostro, sin darse cuenta que el comentario lo había dicho en voz alta. El peli-azul no entendía a lo que la Sombra se refería, sin embargo, este había accionado algún botón oculto, dando paso a un curioso mecanismo que dejaba sin techo al despacho. Las estrellas brillaban con fulgor allí arriba, haciendo de su presencia algo imponente por sobre todo el planeta. Reluciendo con todo aquel esplendor incluso sobre la espesa neblina.- ¿Y ahora que está haciendo?- Se preguntaba Fenris intrigado, y es que para aquel momento la forma del suelo se tornó extraña. Cambiaba. Mutaba. Y poco a poco tomaba la forma de un robusto y alto árbol cuya copa emergía por el agujero que en aquel momento había en el techo y florecía cual rosa, dando a lo alto la apariencia de un plataforma.- Se mire como se mire…No es un árbol normal.- ¿Aquello había sido creación del Kage? ¿En aquello se basaban entonces sus habilidades? Fenris se preguntaba si el poder de su líder solo se limitaba a eso o sería capaz de… quien sabe, dotar de movimiento a aquel árbol para convertirlo en un poderoso aliado independiente en batalla, por ejemplo.

Fenris empezaba a entender de que iba todo aquello, y ¿Por qué no? La emoción empezó a apoderarse de él. Pero ¿Estaría bien aquello? Un combate inesperado en la mansión del líder de la aldea podría atraer la atención de curiosos. No bien hubieran iniciado y ya tendrían encima a gran parte de la fuerza militar de la aldea, los cuales quizás creyeran que aquello se trataba de algún ataque contra la integridad de la Sombra.- A quién demonios le importa.- Rugió emocionado el celeste, dejando su cómodo lugar y posicionándose como si fuera a dar golpes a diestro y siniestro. Observó de reojo, como el líder de la aldea desenvainaba su arma, realizaba una extraña técnica cortando el suelo, y simplemente la volvía a envainar.- ¿Y a qué diablos vino eso?- No tardó en preguntarse el celeste. ¿Una demostración de fuerza quizás? Veía sin sentido aquel movimiento, pues según las palabras de la Sombra, podía entenderse que no intervendría en aquel bizarro encuentro a menos que fuera necesario.

Al parecer el anciano ya había empezaba su ascenso.- Viejo, no te me adelantaras…- Demostrando lo que se podría catalogar como “agilidad felina” se movió rápido sobre una de las paredes del despacho imitando el movimiento de los gatos, tomando impulso se lanzó sobre la corteza del árbol. En aquella posición realizó un nuevo salto sobre los límites del techo de la oficina, y desde allí un último para finalmente acabar sobre la plataforma arbórea. Tanto el viejo como el líder ya se encontraban allí.- ¿Qué demonios?- Preguntó, perplejo, pues el líder daba unas indicaciones al anciano y después, simplemente, desaparecía…
...En la actualidad.
____________________

Un día completo había pasado, llevándose consigo antiguas Sombras y dejando erguirse nuevas. ¿Qué habría llevado a tal cambio? Fenris lo ignoraba. Realmente le dio lo mismo aquel repentino vuelco de las cosas, no es como si hubiera compartido mucho con el anterior Kage. Pero sentía que había perdido tiempo en una presentación ignorada. ¿Se acordaría de él el anciano? Dudaba incluso si volver al despacho sería una buena idea, sin embargo era su debe el hacerlo; presentarse ante el líder y ponerse bajo su servicio.- Que tedioso…- Musitaba mientras recorría el mismo trayecto que un día antes había atravesado para llegar hasta la mansión donde el dirigente mayor residía.

Le resultaba extraño de hecho, que los habitantes de la aldea no se hubieran alterado con el repentino cambio de gobierno. ¿Desconocían desde un principio la existencia de la antigua Sombra? Cualquier grupo social se lanzaría a las calles ante un repentino y sin previo aviso cambio de la cabeza de mando. Viendo tanta tranquilidad en las pocas visibles calles de la aldea le hacía pensar a Fenris que la anterior Kage nunca tuvo un nombramiento oficial o una presentación ante el pueblo.- Espero que no anden cambiando de líder cada día…- Espetaba el celeste, mientras en un acto casi inconsciente tomaba una manzana del puesto de frutas por el que pasaba en aquel momento, continuando su avance e ignorando los gritos de protestas que tras él se acrecentaban.

El murmullo hubo cesado cuando giro dos o tres recodos y se perdió entre tres o cuatro callejones.- ¿Qué fue eso?- Se preguntó confuso, mientras daba el primer bocado a la fruta que en aquel momento descansaba en su diestra.- Ya estoy tardando mucho…- Dijo, y decidido se encaminó directo al despacho, no perdía nada volviendo al lugar, quizás la nueva Sombra ya estaría a gusto tras su escritorio. No tardó en divisar el puente que lo conduciría hasta el edificio, y minutos después de una constante caminata atravesaba las puertas de la estructura. Ya iniciaba el ascenso hacia el que creía el despacho cuando fue informado de que la residencia de la Sombra había sido cambiada.- ¿En serio?- Preguntó curioso, al tiempo que le era indicada la ubicación exacta, descendiendo entonces con marcada emoción. Como era su costumbre, y como ya había echo en una ocasión, empujó el portón que lo separaba de la Sombra sin siquiera preguntar si podía entrar. No pudo evitar tener un dejavú de esos al entrar, pues justo como un día atrás, había dos personas en el despacho a parte de la Sombra. Con la salvedad de que ninguno de los dos individuos que yacían en el despacho era la joven que había visto anteriormente.- ¿En serio están cómodos sabiendo que estamos a quien sabe cuántos metros bajo el agua?- Preguntó de inmediato, paseándose por el lugar con fingida cautela.- Aunque he de admitir… Que tiene su punto estratégico.- Dijo con una pícara sonrisa dirigida al viejo que ahora ocupaba el cargo de Mizukage. Mas no tardó en adoptar una posición pasiva nuevamente, cruzándose de brazos y recostándose contra una de las paredes de madera.- Fenris Jaegerjaquez…- Masculló, a fin de cuentas, era a lo que había ido hacer…
____________________________

Off:
 
Volver arriba Ir abajo
Borsalino D
Borsalino D
Jounin
Jounin

Estatus Despacho del Mizukage 7HHS1L4Despacho del Mizukage KcLxfeY
Especialidad Médico
Atributos Despacho del Mizukage KnwSmrM
Naturalezas Despacho del Mizukage VNdAwAvDespacho del Mizukage 4JuLgvIDespacho del Mizukage 1LOq1xV
Armas
Spoiler:
 

Triunfos Despacho del Mizukage 8rjOezi
Ryous : 500R
Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 05/01/2015

Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage EmptyVie Mar 06, 2015 3:37 pm

- Es básico Shun, eres un chico con un potencial enorme, y a la villa y a mi nos conviene mantener tu identidad e incluso existencia en secreto pues jugar esa baza nos ofrecerá ventaja a la hora de que intenten estudiarnos - dije en primer lugar al joven, el cual se mostró algo confuso tras nombrarle ANBU de Kirigakure - Una vez eres ANBU dejas atrás tu existencia en este mundo, cosa que te convendrá para tu misión y a mí a la hora de jugar mis cartas, serás el as bajo la manga que tengamos - si lo entendió o no el joven no era ya cosa mía, pero explicada la razón por la cual lo nombré ANBU solo cabía lugar a concretar por donde empezaría su misión - No me importa por donde comiences Shun, tan solo los resultados, eres libre para escoger por donde empezar.... Te deseo la mejor de las suertes, ahora ve - concluí con el chico, Shun ahora partiría con una gran responsabilidad sobre sus hombros, pues sinceramente era algo sumamente difícil y peligroso la tarea que le había encomendado. De cumplir con los objetivos el joven se ganaría mi admiración y respeto, y estaría gratamente orgulloso de que un ninja nativo de la villa hubiese alcanzado hacer una misión de tal calibre.

Sin embargo no estaba solo en el despacho con Shun, Tyr también se encontraba en el lugar, el ahora secretario se apartó hacia la pared pensativo, lo que rondaba en su cabeza ¿Estaba relacionado con su nuevo nombramiento? sería bueno saberlo
- Y bueno Tyr, ¿Pensaste en establecer algún protocolo de alerta? Me gustaría conocerlo...- No obstante un nuevo individuo se internó en el despacho, una cara conocida desde el día en el que Alex me nombró Mizukage, justo cuando la puerta se abría le hice un gesto de detección con la palma de la mano hacia Tyr, no quería que nadie más excepto él y yo y quizás Shun conociese el sistema que idearíamos en caso de emergencia, no era menosprecio en absoluto, tan solo mantener unos márgenes de seguridad entre los shinobis de dentro del edificio y los que no.

El nuevo en el cuarto se presentó correctamente, refrescándome la memoria, se le veía un shinobi competente, un ninja potencialmente útil para servir fielmente a la villa tal y como lo hacía yo, Tyr o Shun. Suponía que al igual que Tyr era genin, ya que a pesar de ser el lider de la aldea no me conocía a la perfección el rango de todos los shinobis que constituían Kirigakure, si no tan solo, aquellos que tenían un rango elevado como era el caso de Shun por ejemplo y de alguno más
- Me alegra verte aquí Fenris, espero que honres a la aldea como genin de ella que eres.... Por cierto y esto va para ambos, los exámenes de ascenso a chunin darán comienzo dentro de poco y me gustaría que participaran en él, sería muy grato - dije para ambos genin, señalándolos con la mano que mantenía posada en la kubikiribocho, la misma con la que hice el gesto anterior a Tyr. Ahora esperaba la contestación del resto, había que poner en marcha los motores de la villa, y que mejor carburante que fomentar la calidad de sus shinobis motivándolos para que asciendan de rango y puedan dar un mejor servicio, al igual que el encargo que llevaría Shun, había que encauzar el destino de la villa por la buena senda, y que mejor para hacerlo que yo.

Off Rol:
 

_________________

Hay que follarse a las mentes.



· Narro · Pienso ·
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




Despacho del Mizukage Empty
MensajeTema: Re: Despacho del Mizukage   Despacho del Mizukage Empty

Volver arriba Ir abajo
 

Despacho del Mizukage

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 3.Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Shinobi Chronicles. :: General :: Papelera-