Shinobi Chronicles

Noticias
05.08.15 La historia del foro recibe un giro grande, adelantándose 3 años en el futuro. ¿Qué les espera a las aldeas? Entérate sobre los detalles aquí.
22.07.15 Con la baja de actividad, la administración decide abrir un tema para que la comunidad aporte sus ideas con la intención de mejorar la situación del foro. Las ideas no tardaron en llegar y los usuarios discutieron la posibilidad de un reset parcial donde la historia del foro sería adelantada a 3 años después de la actual. Para más información visitar el tema aquí.
Bienvenido!

¡Hola! Bienvenido a Shinobi Chronicles. Disfruta de tu estancia en el foro, esperamos que sea de tu agrado y te registres para ser parte de la comunidad. Ofrecemos un seguimiento al manga y anime de Naruto con la libertad de desarrollar historias únicas con un personaje de elección. Contamos con un gran listado de jutsus. Cada personaje será diferente y podrá tener diferentes habilidades. Además brindamos la oportunidad de crear jutsus, clanes, organizaciones e invocaciones. Como extra, el foro tiene una sección de diseño con talleres y tutoriales.
Diviértete mucho y suerte en tu camino ninja!


ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Mision rango C - Un tipo macanudo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Stake
avatar
Jounin
Jounin

Estatus
Especialidad Médico
Naturalezas
Ryous : 5500R
Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 17/05/2015

MensajeTema: Mision rango C - Un tipo macanudo   Sáb Jul 11, 2015 1:28 pm

Spoiler:
 


Observó los alrededores. Ya habian pasado unas cuentas horas desde que se recibió el anuncio de la existencia de rehenes en la academia. Por precaucion, se decidio evacuar a todos los profesores y estudiantes, dejando solo aquel salon con 16 pequeños asustados por la inusual conducta de su sensei. Los humanos son seres inestables, la mente suelen jugarles malos ratos, tal como le acaba de suceder al profesor de la clase avanzada de la academia. Segun dice el reporte, se presume que se trata de un extremo caso de depresion a causa de una crisis paranoica. En tal estado, es comun que shinobis de alto nivel no hayan decidido ingresar a la fuerza, pues, en tal situacion no es posible razonar como lo haria cualquier humano. Observo una señora de cabellos oscuros rizados, estaba desplomada sobre la arena amarilla rogando y esbozando suplicas al aire. -Disculpe señora, acaso algun hijo suyo es parte de los rehenes?- Decidió indagar la joven kunoichi. La sexagenaria se voltea hacia ella, con sus ojos rojos como tomate, y tan humedos como el mar. - Se trata de mi hijo, Asshura Sensei es mi hijo!. - dice ella entre suspiros de llanto. Para sorpresa de Lucy, no era madre de uno de los rehenes, era madre del secuestrador, quien estaba al tanto de todo lo que le ocurria a su hijo. - Se que esta enfermo, he venido siguiendo su inusual comportamiento de hace meses, pero pense que solo era una depresion leve por su situacion economica y la salud de su conyuge, pero; esto se ha salido ya de las manos, temo por que pueda hacer cualquier locura.- Dice ella, colocandose de pie como puede para poder retomar su compostura. - Yo tambien fui una kunoichi, conozco los metodos, se que si llegase a realizar un asesinato sera tratado como tal, aunque su condicion psiquiatrica demande lo contrario, en esta aldea eso no es respetado. Podria entrar e intentaar detenerle, pero me han parado y explicado que podria reaccionar negativamente ante la figura materna. No sabemos que mas hacer. - Ella vuelve a estallar en llanto. -Descuide, esta mision se me ha sido asignada por aalgo. Puedo escabullirme hasta la posicion de su hijo. Sé que no ha cometido ningun asesinato por que puedo sentir el chakra de los 16  infantes, ademas de la presencia de su hijo que es por mucho mas relevante. Se que puedo llegar hasta alla y hacerle entrar en razon. Si logro tener exito, su hijo podra ser tomado como un enfermo y llevado a un hospital sin ser tratado como criminal de la aldea, confie en mi, puedo hacerlo. La joven se sentia preparada, mas sin embargo no tenia ningun plan concreto trazado. Necesitaba ingresar e inmovilizar al pobre hombre de tal forma que no pudiera cometer ninguna locura. La vida de muchos jovenes corria peligro. La joven ingreso al edificio sola, era su mision por una simple razon, era la unica con la astucia suficiente para ingresar de una forma estrategica sin recurrir a la ofensiva inmediata.  Abrazo su plan y de inmediato se recorrio los amplios pasillos de arcilla maciza. Pronto se encontro frente a la puerta corrediza que daba al salon donde los jovenes rehenes se encontraban. Ella tomó una bocanada de aire, sabia lo que tenia que hacer. Por suerte antes de llegar  al lugar de los hechos, tuvo una entrevista con un importante elemento en la mision, sabia que podria serle util. Reviso en sus memorias cada detalle insignificante, cada minusculo elemento en su cuerpo y rostro, para luego llevar sus manos a una posicion de sellos de mano y ejecutar una tecnica en particular, la transformacion. Deslizo la puerta lentamente, y observo al sensei con cara de incredulidad. Sabia que solo existia una persona a la cual nunca se atreveria a lastimar; su esposa. Intento imitar su voz, aconsejandole que bajara las armas con las que amenazaba a sus alumnos. - Solo es una pequeña enfermedad, mirame, estoy bien, vuelve conmigo sabes que te necesito - Decia la kunoichi, en un intento de acercarse un poco mas y mas, pronto comenzo a pensar en que pasaria si su mision fallara. Seguramente se daria a la fuga con alguno de los niños, podria pensar en su mision pasada y lo que podria hacer.  Recordaba El calor que comenzo a hacer fiesta en el cuerpo de la joven, provocando que sus glandulas sudoriparas comenzaran a laborar. Tomó un poco de agua de su cooler, y continuó avanzando. Al llegar a los suburbios de la zona alta, ademas como notaba  lo que esperaba encontrar desde un principio. Centenares de rollos de papel  cubriendo cada tejado de toda la urbanizacion. Los residentes aun no se habian percatado, pero, la joven alcanzo a visualizar algo en particular, una pequeña sombra de corta estatura que se perdia entre los arbustos de una de las casas. Aun estaban aqui, penso la joven. Sin embargo, debia actuar con cautela, si se daban cuenta que los estaba siguiendo una kunoichi posiblemente se dieran a la fuga mas rapido. Rapidamente trazo un fugaz plan. Advirtio los alrededores, y con un paso lento comenzo a admirar el trabajo de los jovenes mientras realizaba una secuencia de sellos. su cuerpo se redujo en tamaño, y comenzo a cambiar sus facciones en una pequeña nube de humo blanco. ahora era una joven rubia de alrededor de 10 años de edad. Quiso adentrarse mas, pero fue detenida por un hilo ninja bien cubierto y atado entre unos arboles. Ella siguió con su plan, acercandose un poco mas y mas y trataba no pensar en un posible fracaso, supo que con esos incautos genin funciono a la perfeccion, pero esta vez era diferente, se trataba de un joven sensei experimentado con grandes conocimientos en ninjutsu, podria reconocer un hengue sin complicacion, era un alto riesgo no podria cometer errores. De todas formas, ya se encontraba dentro, podria actuar rapido con sus instintos y reflejos agudos. Sabia que podia dar la batalla en dado caso. El dudó por unos segundos - Tu no eres mi esposa, ella debe estar muerta, como todos lo estaran aqui..- Sus palabras fueron como un puñal al corazon de la kunoichi. Actuo rapido e intento inmovilizar al sujeto, pero para su sorpresa, el se lanzo al ataque con kunai en mano. Desvio el arma con otra, e intento contenerlo con fuerza bruta. Abandono su transformacion y pronto grito a los niños que abandonaran el lugar, cosa que hicieron de forma apresurada. Una fuerte patada en la parte baja del abdomen fue sentida por la kunoichi y rapidamente se quedo sin aire. -Desgraciado, basta de clemencia.- Penso la joven, la cual se limitaaba a sus actos solo por la presencia de los jovenes en el lugar. Sin ellos, no tendria que contenerse mas. Se abalanzo sobre el sujeto y con un rapido movimiento de mangas, una serpiente se lanzo a su cuello e inyecto una pequeña dosis de un veneno. -Eso te paralizara, si de verdad quieres morir quedate aqui... si quieres vivir y seguir con tu esposa deja que te lleve al hospital a que te salven. -El asintió, sabia que habia perdido el encuentro. Pronto fue rescatado y llevado a la unidad medica en donde podria recomponerse y volver a su vida, quizas no como sensei nunca mas, pero al menos seria perdonado por los actos cometidos como su labor de maestro. y podria continuar su vida al lado de su esposa, quien pronto se recuperaria de su enfermedad y lo ayudaria a sobrellevar la situacion.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 

Mision rango C - Un tipo macanudo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» [Cementerio Agnus Dei|Mision Rango S] El Secuestro de Guiliana di Fiore
» imagenes de todo tipo estan curas XD !!!
» Videos de todo tipo
» para una mision de espionaje
» Duda sobre el pre-rango civil

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Shinobi Chronicles. :: General :: Papelera-