Shinobi Chronicles

Noticias
05.08.15 La historia del foro recibe un giro grande, adelantándose 3 años en el futuro. ¿Qué les espera a las aldeas? Entérate sobre los detalles aquí.
22.07.15 Con la baja de actividad, la administración decide abrir un tema para que la comunidad aporte sus ideas con la intención de mejorar la situación del foro. Las ideas no tardaron en llegar y los usuarios discutieron la posibilidad de un reset parcial donde la historia del foro sería adelantada a 3 años después de la actual. Para más información visitar el tema aquí.
Bienvenido!

¡Hola! Bienvenido a Shinobi Chronicles. Disfruta de tu estancia en el foro, esperamos que sea de tu agrado y te registres para ser parte de la comunidad. Ofrecemos un seguimiento al manga y anime de Naruto con la libertad de desarrollar historias únicas con un personaje de elección. Contamos con un gran listado de jutsus. Cada personaje será diferente y podrá tener diferentes habilidades. Además brindamos la oportunidad de crear jutsus, clanes, organizaciones e invocaciones. Como extra, el foro tiene una sección de diseño con talleres y tutoriales.
Diviértete mucho y suerte en tu camino ninja!


ÍndiceBuscarRegistrarseConectarse

Comparte
 

 El gran Robo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Ciel Phantomhive
Ciel Phantomhive
Chunnin
Chunnin

Estatus El gran Robo  Ssqj6IN El gran Robo  13BD1iZ
Especialidad Médico
Naturalezas El gran Robo  MOQYpUE
Ryous : 10500R
Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 08/02/2015

El gran Robo  Empty
MensajeTema: El gran Robo    El gran Robo  EmptyDom Abr 12, 2015 1:25 am

Mision C: El gran robo.
Descripcion: Al parecer un par de ninjas ladrones sin procedencia han asaltado la recidencia de uno de los hombres mas adinerados de la aldea de la niebla,  robando de sus poseciones varias reliquias, entre las cuales se encuentran joyas de gran valor, tomaron todo lo que podian cargar y hulleron dejando detras sullo a una docena de guardias inconcientes, los cuales revelaron que al parecer uno de ellos cuenta con conocimientos de Genjutsu y el otro se especializa en taijutsu. El robo ocurrio no hace mucho, por lo cual se considera que no puden estar muy lejos, detenlos antes de que crucen la frontera y recupera los objetos robados.

Patee algunos frascos vacios, mientras deambulaba entre el desastre en el comedor de la Familia Valk. Los puertos habian sido cerrados. Ningun barco tenia autorizacion de sarpar. Asi mismo, las puertas de la aldea estaban siendo sometidas a requisa obligatoria. Nadie podia salir de la aldea sin antes ser debidamente revisado e investigado. La familia Valk, conformada por ambos pilares materno y paterno, y tres pequeños hijos, aun se encontraban asustados por el hecho ocurrido en plena luz del dia. Sus terrenos se extendian abarcando grandes hectareas de hermosos jardines y fuentes. Su fortuna se debia al cargo politico de vincent valk en la mansion feudal. Sin embargo, los malhechores lograron irrumpir la seguridad, aniquilar los escoltas y robar todo lo que pudieron. Observé el caos. Todo se encontraba tirado y desordenado, como si un huracan hubiese hecho el peor de los estragos. Mordí mi labio inferior, provocando un leve sangrado. Estos actos de injusticia realmente me colocaban en una situación incomoda e irritante.

El grupo de reconocimiento pronto llegó. Se dirigieron hacia mi como shinobi encargado de la mision. -Reporte.- Solicité a los miembros del escuadron genin. -Lamentablemente nuestras habilidades no han podido dar con su paradero. Las perdidas materiales son del 80%, con un 45% de destruccion al inmueble. - Dijo el mas alto de todos, bajando la cabeza en verguenza por no haber dado con su paradero. Comencé a irritarme aun mas. Ellos debian estar cerca. No hay reportes de naves que hayan abanonado la isla en las ultimas horas, tampoco reportes de salida de grandes paquetes por ninguna de las puertas. Nadie habia visto nada....
..... Eso era...
Llegó a mi como un golpe de iluminación. - Por supuesto. Nadie ha visto nada... por que ellos asi lo han querido.- Digo. Comienzo a caminar de un lado a otro, con brazos cruzados. - El reporte mencionaba las excepcionales habilidades ilusorias de uno de los miembros de ladrones. Facilmente pudo inducir a quien sea en una pequeña ilusion de espejismo. Obligar a ver lo que ellos quisieran que vieran. Incluso, ocultar una enorme carreta de mercancia robada y hacerla parecer frutas si ellos quisieran. - Digo en voz alta. necesitaba recorrer los puertos, pero mientras mas tiempo perdia, mas imposible resultaria dar con el paradero. - Pues... no se si frutas, pero hace veinte minutos un grupo de gitanos abandono la aldea con una carreta llena de ovejas. Se encontraban armados, pero como no llevaban nada sospechoso, los guardias permitieron su salida. - Dijo el mas pequeño de todos. -Eso es! en que puerta!?- Tome al sujeto por el cuello levantandolo por los aires. -La puerta este! - Escucho, y dejo caer de nuevo al suelo. Sin dar explicacion alguna abandono la sala. Necesitaba llegar lo mas rapido posible. Pero... Por que la puerta este. Era la unica sin acceso a algun puerto cercano.

Intente pensar mientras saltaba por los tejados del centro. Al este de la aldea, solo se encontraba....Claro, como no lo pense antes. Las antiguas minas. No querian sacar la mercancia de la aldea, querian venderla al mercado negro. Sabian que probablemente en mar serian presa facil de la guardia marina, en cambio, nunca pensarian en que aun se mantuviera aqui. Todo era pura suposiciones. Debia conseguir hechos, y pronto. Logré llegar a la puerta este, en donde fui sorprendido por lo que encontre. Un viejo amigo, Cech. -Cech, no sabia que eras ahora guardia de la puerta. - Pregunto, intentando saludar al viejo camarada de la academia. - Ehh Ciel, no esperaba encontrarte por aqui. - Advertí como Cech llevo su mano a un sable, colgado de su cintura. Unas palabras danzaron por mi mente. *Especialista en Taijutsu* Cech era un avanzado miembro del grupo espadachin. Era el el que me habia enseñado a manejar el sable tan bien como lo hago ahora... pero, definitivamente el no podria ser el shinobi responsable, no el, no mi amigo. -Que estas haciendo Cech.- Pregunte con cautela. - Eso mismo te pregunto amigo. Que haces por estos lados de la ciudad. - Inquirio. -Hubo un Robo Cech. Un especialista en Taijutsu, muy habil y joven. Irrumpio en la casa de una adinerada familia del centro. Hurto y destrozo la propiedad. Debe pagar. - Vaya, eso suena terrible. Estoy ahora en mision de guardia. Tengo orden de no dejar salir a nadie sin revisarlo. Hasta ahora nada extraño ha pasado por aqui, puedes marcharte. - Responde. - Realmente Cech, tengo motivos para creer que fuera de estas puertas puedo encontrar respuestas, es mi mision determinarlo. - Intento avanzar pero él me detiene con su mano. - No puedes salir Ciel. Regresa a la ciudad y yo te avisare cualquier cosa.
-No regresaré Cech, dejame salir. - Quito su mano con violencia y paso por su lado. - Ciel, detente... Ciel... - continuo caminando, sabia lo que seguiria.
El sujeto clavo su arma audazmente a la altura de mi pecho. Dando varios giros rapidos al sable para aumentar el tamaño de la herida. Los otros guardias, complices, sacaron un saco grande para ocultar mi cadaver, pero, en un halo de luz, Cech se vio paralizado en un impacto de electricidad que bombeo su cuerpo 3 metros hacia atras, en donde le esperaba con mi propio sable. Lo deslice por su cuello. -Nunca pense que fueras a hacer algo asi Cech. - Con otras 2 manos lance seda a sus muñecas para dejarlo inmovil.
Los otros dos secuaces, atonicos, salieron corriendo fuera de la aldea. - Entonces no fue un genjutsu lo que permitio el paso de la mercancia robada, todos eran complices. Todos sabian lo que pasaba. ¿Por que Cech.?- Pregunto. Estaba dolido, acababa de aprehender a mi amigo. y de no ser por tener conocimientos de como pelea Cech, ahora estaria muerto. Solo por que el desconocia mi naturaleza rayo. - Todo gira en torno al dinero ciel. Planeabamos vender la mercancia para ganar mas dinero y comprar armas. Sabes como esta la economia del pais, no nos pagan lo suficiente. Ciel, unetenos, te daremos un alto porcentaje. Te dar...-golpee su garganta con el mango de mi sable para no dearlo terminar. - Ni siquiera te molestes en terminar tu oferta Cech, a menos que busques la muerte. Conoces bien mis origenes y mi moral. Sabes lo que opino de la injusticia. ahora solo te veo con asco. - Digo, dejando el cuerpo de cech amarrado al suelo. Pronto los refuerzos de reconocimiento llegarian y lo capturarian.

Sali de la aldea y me dirigi hacia las minas. Continue y pronto llegue a la entrada. El camino era oscuro, sabia que aqui se encontraban el resto de los sujetos. Avance, y segui andando. Pero el camino se hacia largo, demasiado. Parecia un tunel sin fin. Parecia estar agotandome, perdiendo energia. El camino no se terminaba, mantenia el sendero sin terminar... Que tonto, habia caido en la trampa. Llevo mis manos al centro y pronuncio KAI. Pero, a penas la ilusion se desvanece, ya me encontraba en la trampa, la boca del lobo. fui aprehendido con varios kunais que arremolinaron mi cuerpo y se clavaron a la tierra. Quedando completamente inmovil y clavado al suelo. -Muy astuto ciel, sabia que justo en este punto te darias cuenta, tambien supe que Cech no tendria el valor para lastimarte.- Era ella. Conocia su voz. Anastasia.

Ella era una Chuunin de la aldea. Prima de Cech, y una ilusionista muy poderosa. La habia visto muchas veces en accion, debi sospechar que ella era la ilusionista. - Ellos dos me contaron lo sucedido. No creas que eres tan fuerte para vencer a Cech. Bajo su guardia, por ti. Solo por que eres su amigo se dejo capturar. Que idiota. Pero; yo no planeo cometer el mismo error. Los vagones ya estan llevando la mercancia a otra estacion, secreta por cierto por que yo la construi. Alli un puerto clandestino espera la llegada de un barco para largarme de aqui. Has fallado ciel, y ahora tu vida se perdera aqui tambien. - Ella se rie. Que tonto habia sido. Cech, se dejo capturar por mi... Claro, entendi todo. Ella lo habia manipulado todo este tiempo. Sus artes ilusiorias permitian realizar este tipo de cosas, los guardias tambien, sus pupilas, se nota el trance. Que clase de poder habia conseguido esta mujer. -Anastasia, si crees que te saldras con la tuya... Mejor ve cambiando la idea. - Llame su atencion. Se acerco a mi, desafiante. Sabia que sin mis manos no podia ejecutar tecnicas. Sabia que estaba indefenso. Llevo su rostro hacia el mio. -Y que haras pequeño granuja, quieres acaso morir tan rapido. - Desafiante pregunta. - Yo no, y tu?.- abro mi boca y escupo una cantidad exhorbitante de seda que se adhiere a su cara, tapando por completo la capacidad de respirar. La mascara de seda pronto se endurecio, tan fuerte como el oro. Sus manos fueron llevadas a su cara intentando con locura retirar la seda adherida a su piel. - Es tu fin.- Digo, mientras escupo unas puas de seda hacia arriba, las cuales al bajar, calculadamente, rompieron las cuerdas que me ataban. Coloque mis manos en forma de pistola, y habilmente dispare unos misiles de seda endurecidos, los cuales impactaron en la cabeza de anastasia, dejandola inconsciente. Retire la seda de su cara, no queria que muriera. Su inconsciencia acabo con el trance de los shinobis. -No hay tiempo para muchas explicaciones! lleven a esta mujer a la seguridad y busquen a Cech, el atestiguara en contra de ella. El es inocente, yo ire a buscar la mercancia. - Sin muchos rodeos, ellos hicieron justo lo ordenado. Yo era el unico que conocia la direccion de la mercancia. Ubique la ruta secreta clandestina, afortunadamente el vagon no habia partido hacia el puerto. Arrastre el vagon con la ayuda de mis 6 brazos fuera de la mina. Tras pedir refuerzo, todo habia salido bien, habia recuperado todo lo robado y atrapado al verdadero responsable. pero sobretodo, recupere la confianza de mi amigo.

_________________

El gran Robo  Firma_zpsbsjr7ojm
Volver arriba Ir abajo
 

El gran Robo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Shinobi Chronicles. :: General :: Papelera-